Las fotos de la última velada del Festival Nacional de la Música del Litoral, que fue inolvidable

Las fotos de la última velada del Festival Nacional de la Música del Litoral, que fue inolvidable

A las 19.36 de ayer comenzó la última noche del Festival Nacional de la Música del Litoral. Desde la apertura, los locutores de la velada explicaban la ausencia de “bises” por parte de Mario Bofill (músico que tenía a cargo el cierre del festival) debido a la suspensión de la segunda noche por el temporal que afecto gran parte de la estructura del escenario, agradeciendo, en además desde la organización, el respeto y la solidaridad de los músicos que pasarían en esta última jornada.

La banda del Servicio Penitenciario Provincial tuvo a cargo la apertura de la velada a las 19.36 con un anfiteatro que recibía a quienes ocuparían sus gradas en lo que sería una extensa noche, animando al público mientras el sol se despedía del Río Paraná. Luego llegó el turno de la banda revelación del festival, el grupo Sonares, oriundo de Obera, para dar paso a Tamara Zilly, también seleccionada como revelación de las selecciones que se realizaron por todo la provincia.

“Sonido Ancestral” fue el encargado de introducir el primer violín de la noche de la mano de Mariano Comison además de parejas de bailes que animaban aún mas al público que acompañaba toda la puesta de escena con aplausos que se oían cada ves mas fuerte.

Araucaria llegó a las 20.55 con el primer “Pájaro Campana” de la noche. Patricia Silverio se presentó más tarde con sus populares ritmos, mientras se continuaban completando las gradas del predio con gente que traía almohadones y acolchados para los más pequeños. Camba Gaona siguió animando la noche a las 22.02 trayendo al “Carau” con el logrando así que se animará la primer pareja del público a bailar. Pato García continuó la velada mientras su esposa Amanda de Colombia lo observaba atenta desde las gradas.

El Legado Regional, programa que se lleva adelante desde hace tres años en el Centro de Convenciones y Eventos continuó trayendo una puesta en escena de bailarines, trajes típicos y músicos, sorprendiendo a más de uno de los espectadores que acompañaron todo el show al ritmo de las palmas, y que más tarde se animó a bailar con parte del elenco del legado.

A las 23.25 un anfiteatro repleto casi desbordado recibió a la compañía oficial de Luis Marinoni con 45 bailarines en escena. Llegó el turno del humor, y, a pedido del público, compartieron escenario Rulo Espínola (el personaje de Fernando Rosa) junto a “Gurí” Molina que hicieron reír a todo el público del anfiteatro que decidió dejar de acercarse a la cantina por un momento para deleitarse con las humoradas de los cómicos.

La medianoche llegó con “Lira Vera” el dúo conformado por Anahí Giménez y Susana Villalba,  quienes cerraron su participación con la primera canción brasilera de la noche, repertorio que más tarde se vería completo con la participación de Che Garotos.

A las 0.24 Joselo Shuap  brindó un show que finalizó siendo una fiesta de aplausos y baile con el público de pie cuando Joselo tocó junto a otros músicos invitados un homenaje a Ichu Castillo, el músico fundador de Espiral Afro Percusión quien falleció este año, victima de una larga enfermedad.

Los de Inmaguare llegaron vestidos con trajes oscuros y camisas azules, haciendo su repertorio más clásico, cerrando con un aplauso profundo de todo el público del festival, cantando “Compadre, que tiene el vino” de Julián Zini. Siguió Vanesa Avellaneda acompañada por bailarines pertenecientes a “El Fogón”, mientras anunciaban que ya se encontraba en los camarines Mario Boffil.

El premio Revelación de este año fue finalmente para Rulo Espínola, el personaje de Fernando Rosa que se presentó este año a pedido del público. Moni Encina fue el encargado de continuar en el escenario Alcibíades Alarcón, levantando y animando al público, continuaron los Mita, uno de los preferidos del público, trayendo la segunda versión  del “Pájaro Campana” de la noche.

A las 3.23, el público que desafiada el frío y el sueño recibió a Tche Garotos que junto a Edgar, ex vocalista del grupo Volcán despertaron a los pocos que se dormían e hicieron bailar a toda la platea.

Pasando 2 minutos de las 4 de la mañana finalmente se presentó con saco de vestir blanco, el número más esperado de la noche Mario Boffil, haciendo la presentación de sus músicos a través de canciones, Irati y “A mi Corrientes Pora” y “ Soy nacido en Loreto”, de pronto aparecieron los carteles que la gente mantuvo guardados durante gran parte de la noche. “Conjunto Pena Olvido” fue el primer tema que Mario con su carisma hizo bailar a todo el público, broche de oro para el cierre del Festival Nacional de la Música del Litoral.



Optimization WordPress Plugins & Solutions by W3 EDGE