El fútbol de veteranos de Centro de Cazadores cumple 35 años celebrando el deporte y la amistad

El fútbol de veteranos de Centro de Cazadores cumple 35 años celebrando el deporte y la amistad

 

El fútbol de veteranos de Centro de Cazadores cumple 35 años y se consolida como una de las actividades más emblemáticas y duraderas de esa entidad, también reconocida por el hockey, el rugby y hace unos también años la práctica de tiro.

El fútbol de veteranos -en rigor, es un grupo heterogéneo que arranca desde los 30 a los 65 años- es el único deporte de la institución que sin necesidad de estar federado ni tener un calendario de competencias oficiales, trasciende y se proyecta hacia el futuro, y va pasando de generación en generación, aunque varios de aquellos que arrancaron en el ya lejanísimo 1980 todavía corren atrás de la pelota y se “resisten” al retiro.

La actividad nació al comienzo de los 80, cuando la cancha principal donde hoy se juega era un terreno desparejo, sin iluminación. Faltaba de todo, pero sobraban ganas.

Ahí estaban Anibal “Choclo” Silva, quien también brilló en Jorge Gibson Brown como un recio zaguero, a pesar de que más de uno lo confunde con el “clon” de Carlitos Bianchi. También Rubén Flores, alma mater del grupo junto a Carlos “Pollito” González, cordobeses de nacimiento pero misioneros de corazón. Siempre dispuestos a tender un abrazo de bienvenida a los muchísimos jugadores que pasaron por las canchas de Centro de Cazadores a lo largo de estas tres décadas y media.

También hay que nombrar a “Tata” Dorronsoro, otro que jugó en Primera hace años, cuando era un puntero derecho “ligerito” y lo vinieron a buscar de Brown de Puerto Madryn, el mismo equipo que retuvo su plaza en la B Nacional y relegó a Guaraní al Federal A hace unos pocos días.

La lista de históricos se completa con varios más. Juan Cabral, otro defensor que “raspaba” (la pelota o el jugador). Alcides “Kiko” Alarcón, hijo del talentoso folklorista Alcibiades. Miguel “Kuki” Bogado, Yoyi Portillo, Yiyo Marchesini, Luis Martínez, Flaco Lutz, Tucho Rodríguez, Carlos Carabante, “Pocho” Alonso y muchos otros. Más acá en el tiempo fueron apareciendo otros, como Mario Pegoraro, el “Flaco” Alderete, Ernesto Moroz, Luis Sosa, Arturo Sosa, Alexis y la lista sigue.

En 1988 se inauguró el sistema de iluminación en la cancha principal y la actividad cobró nuevos bríos con los partidos nocturnos de los martes y los jueves. Un rito obligado para los que se acercan al club es el asado de los jueves, donde se festejan los cumpleaños y no faltan los partidos de truco hasta altas horas de la noche. En casa, esposas y novias entienden que los martes y jueves son intocables.

Viajes al exterior

El equipo de fútbol de Centro hizo su primer viaje en 1990, cuando disputó una serie de amistosos con Sajonia, club de Asunción. En 1994 también hubo una gira por Córdoba para enfrentar a un grupo de veteranos de Instituto. Y más acá en el tiempo, en 2013 empezó un interesante intercambio con el club KW Steel o simplemente “Los Acereros” de Panambí, localidad brasileña distante 180 kms de Alba Posse.

Los brasileños hicieron su primera visita en octubre de 2013. Una delegación de Centro de Cazadores le devolvió la gentileza en marzo del año pasado y recientemente los brasileños volvieron, fascinados con el club y con Posadas. En todos esos intercambios no faltó el asado y los agasajos mutuos. Algo que no impidió que a la hora del partido apareciera la rivalidad Argentina-Brasil, nadie quiere perder, y los duelos son muy parejos, si bien los brasileños cuentan con jugadores más jóvenes y tres o cuatro ex profesionales de los clubes de la zona, como el Inter o el Gremio.

Por este lugar pasaron todos

Más allá del elenco estable, el fútbol de Centro de Cazadores también tiene como protagonistas a una serie de equipos invitados que también son parte de la actividad desde hace años. En distintas épocas han pasado por la cancha de Centro casi todos los que hoy nutren a otras ligas como la Aciadep o la Acefa. Además, en la cancha de “arriba” se está disputando una liga de veteranos donde los fundadores del fútbol de Centro presentaron su equipo Sacachispas, con Kuki, Tata, Yiyo y otros que siguen dándole a la redonda y a “Choclo” Silva como DT.

Una actividad abierta

Probablemente el club no tenga otra actividad por la que hayan pasado tantos deportistas de la ciudad y de toda la provincia. El fútbol de Centro de Cazadores se caracteriza por ser una actividad abierta a la que cualquiera se puede sumar o acercarse a probar.

Quien quiera sumarse, dicen en el club, puede hacerlo los martes y jueves a las 21 o los sábados desde las 15.30 y va a ser bien recibido para seguir celebrando el fútbol y la amistad.

MB

EP

 

 

 

 

 



Quizás tambien le interese...

Optimization WordPress Plugins & Solutions by W3 EDGE