A 42 años de la muerte de Irrazábal y Ayrault, la causa fue enviada a Eldorado

A 42 años de la muerte de Irrazábal y Ayrault, la causa fue enviada a Eldorado

Hoy se cumplen 42 años de la muerte de gobernador misionero Juan Manuel Irrazábal, su esposa Susana Claro de Irrazábal, su hija Susana Irrazabal, el vicegobernador César Napoleón Ayrault, su esposa Ofelia Ruiz de Ayrault, y el piloto Jorge Antonio Pirovani.

“Ni en las efemérides de los diarios esta la noticia de la muerte de los más altos funcionarios de esta provincia. Padecemos la inoperancia de jueces y fiscales impunes, ahora mandaron la causa nuevamente a Eldorado. Nuevos jueces y fiscales…de cero comenzamos otra vez” reza el escrito que publicó en Facebook Maia Ayrault.

 

Y recordó “una noche muy calurosa los dejamos en el Panteón Policial, pues era muy tarde y no había luces en el cementerio. Al otro día los llevamos al panteón familiar. Frente a ese panteón las Ayrault vivimos de todo, y somos testigos vivas de las internas políticas del peronismo, y desarrollismo. Algunas veces se peleaban por las coronas, quien llegaba primero., otras se increparon a los gritos y en un aniversario vendí mi segundo libro en la puerta del panteón a beneficio del hogar Sagrado Corazón de niños minusválidos. Siempre lo quería hacer, porque pensaba, nos paramos a escuchar discursos políticos que nada tenían que ver con el aniversario, dependía de la época. Entonces tome esa decisión, que ir a rendirles un homenaje diera beneficios a alguien. Y así fue. Vendí un montón y lo recaudado fue entregado al hogar. Ese día sentí que valió la pena que el sudor me corriera por el cuerpo”.

 

La tragedia
El 30 de noviembre de 1973, cuando el Gobernador Juan Manuel Irrazábal y el vice César Napoleón Ayrault perdieron su vida al precipitarse a tierra el avión en el que viajaban hacia Iguazú. En este vuelo también perecieron las esposas de los gobernantes Susana Claro de Irrazábal y Ana Ofelia Reca de Ayrault, el piloto Jorge Pirovani y, dos meses después, la hija menor del Gobernador, María Susana Irrazábal.

Una tragedia que aún hoy continúa sin esclarecerse y sobre la que aparece la sombra de la Triple A como posible perpetradora de un atentado contra los mandatarios.

El gobierno de Irrazábal y Ayrault, una alianza histórica entre figuras del peronismo y el radicalismo, prometía darle a Misiones una estabilidad institucional que no lograría hasta 1991, cuando Julio César Humada, se convirtió en el primer mandatario electo en finalizar su gobierno.

Muchas versiones y misterios aún hoy, 42 años después de la tragedia, persisten en la memoria y buscan ser escuchadas. Una investigación judicial plagada de irregularidades como testigos sin nombre, entrega de pruebas claves, (in)pericias extrañas, decisiones unilaterales y misterios que hasta el día de hoy siguen sin resolverse, como la muerte de María Susana Irrazábal, a quien jamás le realizaron la autopsia y la entrega de su cuerpo se realizó con firmas falsificadas.

Desde el primer día, las familias Ayrault y Pirovani no confiaron en la versión del accidente. Luego de muchos años de olvido y ocultamientos una luz de esperanza llegó en 2006 cuando el Juez Federal Norberto Oyarbide sentó precedente al declarar de lesa humanidad a diferentes crímenes realizados por la Triple A. De esta manera las causas no proscriben y puede continuarse con las investigaciones sin apremios temporales.

En 2007 se abrió una nueva causa para investigar lo sucedido el 30 de noviembre de 1973 y que la justicia esclarezca el hecho por el que las familias llevan luchando más de cuatro décadas. Una causa que avanza pura y exclusivamente gracias al trabajo de las familias, que todo el tiempo aportan pruebas y testimonios para que la justicia se expida de una vez por todas.

Infografías: Martín Páez.



Optimization WordPress Plugins & Solutions by W3 EDGE