En silencio, esta semana se concretó el éxodo masivo del plantel de Crucero y arranca el plan “vivir con lo nuestro”

En silencio, esta semana se concretó el éxodo masivo del plantel de Crucero y arranca el plan “vivir con lo nuestro”

Crucero del Norte concluyó su participación en el torneo de los 30 equipos hace ya casi dos semanas, cuando el lunes 9 de noviembre cayó 2 a 0 ante Aldosivi en su último encuentro en Primera División.

Sin embargo, el plantel siguió entrenando estos días a las órdenes de Sebastián Rambert en medio de un clima muy particular. No hay competencia a la vista pero deben trabajar hasta el 27 de noviembre, cuando arrancan las vacaciones según lo dispuesto por Futbolistas Argentinos Agremiados. Pero lo más importante, se fueron yendo casi todos los jugadores que lograron el ascenso a Primera y que conformaron la base del plantel en la máxima categoría.

Estos días, partieron históricos y referentes como Dardo Romero, Germán “Tito” Caffa, Nicolás Olmedo, Diego Torres, Nicolás Martínez, Nicolás Dematei, Julio Barraza, Gabriel Tomassini, entre otros.

Lo hiceron en silencio ya que el club prefirió no dar a publicidad las partidas del grueso de su plantel, algo que de todas formas ya se descartaba. Hay que tener en cuenta que en casi todos los casos, los contratos vencían en diciembre y la dirigencia decidió acelerar algunos días las desvinculaciones de común acuerdo con los jugadores, quienes tienen más tiempo para buscar nuevos horizontes y tomarse un tiempo con sus familias.

Cabe recordar que siete partidos antes del final del campeonato la dirigencia desvinculó anticipadamente a Marcelo “Chelo” Lamas, Caíto Fileppi, Juan Cabrrera y el Fabián “Diablito” Monserrat. Días después llegó la partida de Ernesto “Pinti” Alvarez.

El Colectivero modelo 2016

Crucero solo confirmó la continuidad de Alejandro Pérez y Rodrigo Lercher. Esta semana sumó a Gabriel Chironi y en los próximos días firmará su nuevo contrato Horacio Ramírez. El resto de los jugadores que están entrenando a las órdenes de Sebastián Rambert son juveniles o jugadores provenientes de la Liga Posadeña que ya tuvieron minutos en Primera, como José Dujaut o Gumersindo Mendieta.

Rambert, que dirigirá al equipo en la B Nacional en el 2016, aseguró que el club le permitirá realizar algunas incorporaciones, aunque hasta ahora no hay ninguna pista de la llegada de jugadores. Con el plantel actual Pascualito parece tener más o menos cubierto el arco y la línea de fondo, pero faltan jugadores con roce de B Nacional para la mitad de la cancha y, sobre todo, jugadores de creación y delanteros con gol. En este sentido, por ahora el club cuenta con uno de sus mejores jugadores de los últimos 18 meses, Gabriel Avalos. El delantero paraguayo está recuperándose de su operación de ligamentos en la rodilla, y tiene contrato por tres años más. Por ahora, se queda.

Con Avalos y todo, el principal déficit de Crucero está en jugadores de ataque. Más aún en el caso de que Rambert retome su idea original de pensar primero en el arco contrario, a partir de un equipo que se pare más lejos de su propio arco, presionando al rival bien arriba y buscando llegar al arco rival con jugadas asociadas. Lo más probable es que el club depure primero el plantel y que el cuerpo técnico haga una evaluación profunda de los recursos de inferiores para recién ahí salir a realizar algunas contrataciones puntuales.

Con estas partidas y casi ninguna llegada, el futuro proyecto deportivo de Crucero sigue siendo una incógnita. Acostumbrado a ascender de forma meteórica y recorrer todas las divisionales en un tiempo récord de 11 años, el Colectivero afronta su primer descenso de categoría. Es todo nuevo. Está todo por verse.

MB

EP



Quizás tambien le interese...

Optimization WordPress Plugins & Solutions by W3 EDGE