“Un triunfo de Macri quebraría la paz social y sin ella la Argentina no podrá seguir creciendo”

Leopoldo Moreau, el ex diputado nacional alfonsinista está convencido que “si el ex presidente Raúl Alfonsín viviera sería imposible un acuerdo con la derecha. “Estoy convencido que la UCR no hubiera sido furgón de cola del conservadurismo argentino”.

Moreau en la entrevista exclusiva con www.misionesonline.net  dijo además que “vi en el debate un Macri nervioso y soberbio”.

 

¿Qué conclusiones sacó del Debate Presidencial?

 

Vi a un Macri muy nervioso y a un Scioli concreto y contundente. Debo decir que el sistema no me gustó. Además el grupo Clarín montó un show en favor del Jefe de Gobierno porteño.

El gobernador de Misiones me dijo que vio a un Macri soberbio. ¿Usted coincide?

Macri es soberbio. Es un hombre que se la cree. Es parte del uno por ciento que se cree dueño el poder; por eso es muy grave votar a Macri y, lo peor que después no va haber lugar para el arrepentimiento. Está claro que el domingo se vota por un país para pocos encarnado por Macri o un país para todos encarnado por Scioli. En el debate Macri cumplió al pie de la letra el manual de su asesor Durán Barba: mentir y negar cosas y no hacer referencia concreta a ningún tema para no generar rechazo en la sociedad; por eso no contestó las preguntas de Scioli. Como por ejemplo la propuesta de su equipo económico de producir una devaluación del 50 por ciento; suprimir los subsidios directos e indirectos al consumo. Yo no puedo imaginar que de ganar Macri haga todo lo que está anunciando en forma simultánea porque produciría una explosión en la República Argentina. Solo si desregulan el comercio o producen una devaluación del 50 por ciento del peso con respecto al dólar, nos encontraríamos con una Argentina inmanejable; aunque les llovieran dólares del exterior. Además haber introducido en una campaña electoral el tipo de cambio es una verdadera irresponsabilidad. Sus dichos, de llegar a asumir como presidente que lo dudo, ya han producido un cimbronazo en la economía nacional porque ya se produjeron aumentos en el pan y en la carne, por ejemplo y además alentó maniobras especulativas. La única vez que vi una cosa así fue en 1989 cuando los grupos económicos como Clarín y la Rural voltearon al gobierno de Raúl Alfonsín. Recuerdo que Menem había ganado las elecciones y salió Guido Di Tella, a quien se lo mencionaba como ministro de Economía, a decir que se necesitaba un dólar súper alto. Esto provocó una estampida inflacionaria descomunal.

Muchos dicen que si gana Macri se produciría un regreso a los ´90 o lo que es peor aún a la época de Martínez de Hoz. ¿Coincide con esta apreciación?

Sí. Macri se equivocó el nombre de su frente: En vez de llamarse Alianza-Cambiemos; debería llamarse Alianza-Volvemos. Macri quiere concentrar la riqueza en pocas manos, en definitiva. Además está convocando para llevar adelante esta demolición contra el trabajo y la producción nacional a gerentes; dueño y Ceos de empresas privadas. Está privatizando el Estado. Lo convocó a Juan José Aranguren, ex titular de Shell Argentina; a Prat Gray ex JP Morgan; para Agricultura a un representante de Monsanto y, estos tipos lo que hacen es lo mismo que hizo Martínez de Hoz; es decir destruir las políticas públicas del Estado. Por ejemplo ¿cuál es la política de Aranguren? Decir que no importa el autoabastecimiento de combustible; va a ver que aumentar el precio de los combustibles por el déficit fiscal y además se tendrá que revisar el plan de inversiones de YPF; con esto está diciendo que se seguirá exportando, se pondrán los precios del combustible alineados con los internacionales y se dejará de lado YPF alineada con los hidrocarburos y, todo eso es en beneficio de las empresas privadas.

¿Coincide también en que de ganar Macri, los residentes del interior del país se deben olvidar de tener un país integrado; federal?

Sí. Los colaboradores de Macri tienen una actitud de desprecio contra la gente del interior y, lo que es peor que el Jefe de Gobierno porteño no los desmiente; eso es propio de los porteños que miran del puerto hacia afuera; por eso hablan con ese desprecio de la gente del interior del país. Ellos quieren sacarse de encima a los humildes que residen cerca de los country en Buenos Aires, donde los fines de semana diseñan los planes que tienen para gobernar la Argentina. Tienen un profundo desprecio por las políticas públicas, el Estado y la industria nacional y por los hombres y mujeres del interior; por eso en esta materia Macri nos retrotrae a 1890 cuando los argentinos teníamos los problemas entre unitarios y federales.

Usted fue un hombre muy cercano al ex presidente Ricardo Raúl Alfonsín. Cuando escucha que muchos radicales dicen que el ex Presidente si estaría vivo apoyaría a Macri; ¿cree que sería así?

Sería una falta de respeto que hable por alguien que ya no está entre nosotros; pero habiéndolo conocido de muy cerca a Alfonsín estoy completamente seguro que de ninguna manera apoyaría a Macri. Estoy completamente seguro que con Alfonsín en vida no se hubiera hecho un acuerdo con Macri. Yo no sé qué se hubiera hecho; si un frente de Centro Izquierda o se hubiera ido solo. Con Alfonsín en vida este error histórico que afecta la identidad del radicalismo no se hubiera cometido jamás. Alfonsín hubiera puesto al tope de su agenda la vida cotidiana de la gente, es decir en el comerciante, en la ama de casa. En el estudiante, etcétera, que se verán afectados si gana Macri. Alfonsín tenía un profundo respeto de la gente y de la solidaridad. La sigla UCR no hubiera sido furgón de cola de la derecha conservacionista del país.

¿Cree que el peronista, el radical y el independiente entendieron el mensaje que ustedes le están dando y votará en favor de Scioli?

Yo descarto que el peronista votará por Scioli y que muchos radicales también como los independientes; pero no creo que el problema el domingo sea la identidad política, acá el problema son los sujetos sociales; el comerciante tiene que pensar que si sacan los subsidios a los servicios por ejemplo mermará su clientela; le van a decir vendé productos importados más barato y esto a la larga producirá un quiebre de la industria nacional y por ende desocupación; las Pymes tienen que entender que lo primero que va a sufrir es la industria textil; cuero; zapatos, maderera; entre otros; los estudiantes van a estar con la espada de Damocles por la posibilidad que haya un recorte al presupuesto universitario que lo quieran remplazar con aranceles, cosa que ya sucedió durante el ministerio de Economía a cargo de López Murphy; por eso cada uno debe ir a la elección como sujeto social.

El problema que existe es que Macri le hizo creer a la gente que se está votando a favor o en contra de las cadenas nacionales de Cristina y el domingo no se está decidiendo eso sino el futuro del país. Estamos decidiendo el domingo si vamos a seguir teniendo un país para 40 millones de argentinos o para el uno por ciento de los habitantes. Los grupos hegemónico de medios Por ejemplo, tal vez una señora ama de casa que con justa razón logró obtener una jubilación dice se tiene que ir esta “yegua” (por la Presidenta) y eso lo logró meter en la cabeza un grupo económico como Clarín. El domingo estamos decidiendo o por un país solidario e industrial o por un país que nuevamente le abra sus puertas en forma indiscriminada a la industria extranjera. Con un gobierno de Macri volveríamos a quebrar la paz social en la Argentina y si no hay paz social no es posible que un país se desarrolle”.



Optimization WordPress Plugins & Solutions by W3 EDGE