Graduados de la UNaM buscan mejorar la calidad de la yerba mate

Germán Darío Bichcoff, ingeniero y magister en alimentos de la Facultad de Ciencias Exactas de la Universidad Nacional de Misiones (UNaM) es integrante del proyecto “Inocuidad alimentaria en las industrias yerbateras”, uno de los 70 trabajos beneficiarios del PROFAE*. En diálogo con el equipo del programa radial Somos Parte, de la Secretaría General de Extensión, Bichcoff habló sobre la iniciativa.

“Surge porque hoy en día a nivel mundial el interés por lo que es inocuidad, es decir que un alimento no te cause ninguna patología cuando es consumido, tiene exagerada relevancia. Según la FAO, un gran número de personas se enferman por consumir alimentos en mal estado. La realidad, por la parte profesional, denota la situación de la industria yerbatera, en donde hay una debilidad en las pequeñas y medianas industrias en cuanto a las metodologías de trabajo a la hora de producir la yerba mate elaborada, ya lista para consumir”, explicó el profesional.
A partir de las normas de buenas practicas de manufactura que delimitan las metodologías de trabajo a seguir para producir alimentos inocuos, el equipo recorrió las industrias en cuatro regiones: Gobernador Virasoro, Oberá, Dos de Mayo y Eldorado. “La idea es tener una panorama de cómo están trabajando las industrias yerbateras. La muestra es pequeña comparado a la cantidad de industrias que hay -250 secadores y 100 molinos- en el proceso productivo”, aclaró Bichcoff.
Sobre las observaciones que lograron durante el trabajo de campo, el especialista comentó: “Hoy en día hace falta empezar a capacitar a estos industriales y empezar a generar una conciencia de que la yerba mate es un alimento y también puede causar una patología en el consumo, si esta no se la trabaja o se la cuida de la manera adecuada”.
Entre los objetivos, el proyecto apunta a realizar un relevamiento de las instalaciones y las metodologías de trabajo para conocer cuáles son las cuestiones a mejorar y aportar una breve capacitación de las practicas en el procesamiento de la yerba mate. Luego se busca ver el avance o seguimiento de la mejora. “Si bien es complejo ver un resultado a corto plazo, se pudo ver la toma de conciencia de las personas y la satisfacción de haber recibido una capacitación”, informó Bichcoff.
Finalmente, opinó: “Este trabajo es un gran paso para tratar de vincular a las diferentes facultades con las industrias, en generar y lograr esa conciencia de tener un profesional de la universidad insertado en el medio laboral y de esa forma generar la mejora”.



Optimization WordPress Plugins & Solutions by W3 EDGE