Rambert, realista: “Nosotros y el club aprenderemos de esto, estar preparados de otra forma para competir en Primera”

Crucero del Norte perdió ayer su último partido como visitante al caer 3 a 0 con Racing Club en el Cilindro de Avellaneda y redondeó así un récord negativo: perdió todos los partidos que disputó fuera de casa en el certamen. Situación que no se daba desde 1939, cuando Argentino de Quilmes cayó en los 17 encuentros que disputó en la Primera División de entonces.
Ya con la “chapa” del peor equipo del campeonato, con una imagen de equipo que no tiene equivalencias ante sus rivales de ocasión en este último tramo del torneo, Rambert salió una vez más a dar la cara tras la nueva derrota de su equipo.
Sin sorpresas por el resultado, sin poner excusas, pero dejando en claro que es un mal momento que ya es imposible de revertir desde lo futbolístico, Rambert empieza a reconocer que no ve la hora de que esto se termine y poder “barajar y dar de nuevo” en la temporada 2016, cuando seguirá al frente del equipo tratando de tener lo que a esta altura debe ser una revancha personal.
También bajó un mensaje claro para todo el mundo Crucero. “El club aprenderá, como aprenderemos todos, de estar preparados de otra forma para poder competir en Primera, si no aprendemos de esta situación, no será bueno para nosotros”, dijo Rambert en la zona mixta del Cilindro de Avellaneda
“Me refiero a los partidos y a poder competir en Primera”, aclaró, ante la consulta sobre si se refería a la forma de viajar en bus largos recorridos con el plantel, algo que algunos consideran una ventaja importante en la máxima categoría.
Sobre el partido, Rambert no dijo mucho, aunque se quejó por un foul no cobrado en el segundo gol, que sentenció el trámite apenas iniciado el segundo tiempo. “Una jugada para mi gusto que termina siendo foul el segundo gol de ellos, termina siendo una falta que le convierte en un bloqueo que termina siendo gol, eso le protestaba al árbitro, Lollo lo agarra a Bareyro, la jugada termina en el centro. El fin de semana pasada dijeron que iban a cobrar todo que no se permitia más nada y le terminan cobrando a Crucero en contra”, dijo Rambert.
“Tratamos de terminar la mejor forma, sabiendo que el estado anímico no es el mejor, tratando de sobreponernos a la adversidad, sabiendo que nos falta un partido para terminar el torneo”, señaló.
Consultado sobre lo que rescataba de estos partidos hacia futuro, dijo: “Los chicos tienen la posibilidad de correr, mostrarse, para poder ver y aprender que el ritmo es otra cosa, que la intensidad es otra cosa, para darse esfuerzo semanalmente, no es solamente en un fin de semana”.
De todas formas, más allá del mal momento y la sensación de que lo mejor a esta altura es que todo se termine cuanto antes, Rambert empieza a hablar por primera vez del futuro, dejando en claro que se queda en el 2016 para tratar de tener una revancha con Crucero en la B Nacional.
“Ahora pudimos retener a Perez, es importante para nosotros, para nuestro sistema. No pudo jugar desde el partido de River por una lesión y bueno, ahora veremos cuáles son los jugadores con los que podemos contar y pensar en reforzarnos para el torneo que viene”, señaló.

-¿Cómo ves a los pibes que deben atravesar una derrota tras otra?
-Es difícil, es un aprendizaje que hay que tratar de asimilar, estamos en un lugar donde por lo menos a ellos les cuesta competir en un nivel importante, recién este año empezaron a competir en AFA, te tiene que servir para darte cuenta que para jugadores de Primera, la preparación que tienen es otra cosa. Hay que asimilarlo, semanalmente como para llegar al fin de semana.

MB

EP

 



Quizás tambien le interese...

Optimization WordPress Plugins & Solutions by W3 EDGE