Rompió el silencio el hombre al que le extrajeron un escarbadientes del corazón, ¿qué dijo?

Rompió el silencio el hombre al que le extrajeron un escarbadientes del corazón, ¿qué dijo?

Horacio Rodríguez Videla, de 42 años y oriundo de Corrientes, habló tras dejar el Hospital donde lo operaron. “Sentía que me pinchaba el corazón“, dijo.

El paciente al que le extrajeron un escarbadientes del corazón, en una operación realizada en el Hospital Fernández, de esta Capital, aseguró hoy que “sentía” que le “pinchaba” el órgano, pero “creía que era un catéter” porque le habían practicado una “transfusión” sanguínea. Además, bromeó con que si vuelve a comer una picada será una “con banderita”.

“Sentía que me pinchaba el corazón”, enfatizó Horacio Rodríguez Videla, de 42 años y oriundo de Corrientes, consultado por la prensa frente al hospital Fernández sobre qué sensación experimentó cuando tenía el objeto en el órgano.

Y agregó: “Estaba convencido de que era un catéter porque me habían hecho una transfusión y era la única posibilidad que había. Y, bueno, cuando pensamos que era eso, encontramos que era el escarbadientes”.

En enero último, Rodríguez Videla concurrió a un hospital de Corrientes porque tenía fiebre y no podía bajar la temperatura con medicación. En el centro asistencial, le recetaron un fármaco en la creencia de que estaban frente a un principio de neumonía.

Pero la medicación no surtió efecto y comenzó a toser con sangre, al tiempo que perdía peso. “Bajé siete kilos y tosía con sangre, siempre se supuso que era una neumonía”, recordó hoy Rodríguez Videla.

Rememoró después que, “por un tema de trabajo”, tuvo que viajar a la Capital Federal. “Todo se inclinaba a que era algo de bacterias. Entonces, me dijeron que lo mejor era el Fernández, porque estaban los mejores infectólogos”, recordó.

El hombre destacó “el ojo del doctor Pellegrini, quien insistía con que había algo en el corazón”, pese a que las radiografías y tomografías no detectaban nada.

A principios de este mes, después de que unos remedios limpiaran una infección en el corazón, los médicos pudieron ver que había un objeto extraño clavado en el órgano, tras lo cual decidieron operar y le extirparon el escarbadientes.

Por último, Rodríguez Videla contó que los profesionales le aconsejaron “nada de moto por lo menos durante dos meses y dormir boca arriba”, tras lo cual bromeó: “Ah, nada de picada tampoco”.



Optimization WordPress Plugins & Solutions by W3 EDGE