Para la Pastoral Aborigen “el camino por el Parque Moconá es legal y es moral»

El Equipo Nacional de Pastoral Aborigen (ENDEPA) salió al cruce de una postura pública que asumió la Asociación de Guardaparques de Misiones (AGUMIS) –vinculada políticamente con el candidato a gobernador Héctor Bárbaro- y aseguró que “el camino por el Parque Moconá es legal y es moral”.
El grupo ecologista Agumis tiene como referente a Diego Ciarmiello, candidato a vice de Bárbaro, y organizó un “debate” en la Universidad Nacional de Misiones, donde se afirmó que “la reserva Yaboty debe permanecer intangible, y habitada sólo por las comunidades”. El mitín tuvo por objeto rechazar la posibilidad de construir un camino que surque el parque del Moconá para mejorar el acceso a las comunidades Tekoa Yma, Ka pi´i Yvate e Itao Miri y a los emprendimientos turísticos en medio de la reserva.
Pero los mismos asistentes propusieron una “ruta alternativa” con la apertura de un camino terrado de cuatro metros de ancho y para uso exclusivo de las comunidades.
El “debate” contó con el aval del director de la Clínica Jurídica de Derecho Ambiental de la Universidad Nacional de La Plata, Aníbal Falbo –que tiene un litigio con los guaraníes por el uso de las tierras de Yaboty-, algunos integrantes de comunidades mbya, como el cacique opiguá de la aldea Kurí ubicada en el Parque Esmeralda; la referente del Instituto Nacional de Asuntos Indígenas (Inai), Jorgelina Duarte y los dirigentes guaraníes, Catri Duarte e Hilario Moreira y la mapuche Isabel Rodríguez. También estuvieron os diputados Myriam Duarte (PAyS) y Germán Bordón (UCR); el ex presidente del Colegio de Abogados, Isaac Lenguaza; la candidata a diputada nacional por el PAyS, Silvana Martínez, entre otros.
Sin embargo, Endepa desacreditó las conclusiones del encuentro afirmó que la postura asumida y advirtió de “groseros errores” en sus argumentos.
Los especialistas de la Pastoral -ENDEPA es un equipo eclesial católico al servicio de los Pueblos Indígenas- cuestionaron que la propuesta del camino alternativo “es proclive a cortarse en caso de lluvias, al igual que la pasarela del Parque Provincial Moconá. “También advertimos que las diferencias físicas entre un camino y otro, alcanzan los 8 kilómetros, y esta distancia resulta más que notoria para las personas que viven en las Comunidades y transitarían la arteria cargando mercaderías, artesanías y llevando consigo niños”.
En el párrafo más duro, apuntaron al abogado Aníbal Falbo y consideraron que su ponencia “fue parcial y hasta maliciosa”.
Endepa recordó que “las comunidades indígenas en la Biosfera de Yabotí, territorio ancestral del pueblo Mbya Guaraní, mantienen un conflicto, que lleva más de 17 años”, pero que “entre todas las partes de manera directa o indirecta hemos llegado a un acuerdo, jugando el Estado Provincial un papel de componedor, muy comprometido con la solución equitativa del mismo”.
El Acuerdo tiene tres ejes primordiales: en primer lugar el reconocimiento del territorio indígena, en segundo lugar el profundo respeto de la diversidad tanto de los actores, empresas, Estado, indígenas, ambientalistas, como de los bienes e intereses en juego, en tercer lugar, fundamentalmente asegurando, mediante el profundo respeto a la madre tierra, el uso sostenible del territorio y todo su ambiente, como espacio integrado en la Reserva de la Biosfera del Yaboty como área vital.

Intereses políticos dominaron el supuesto debate por el Moconá.

Intereses políticos dominaron el supuesto debate por el Moconá.

También cuestionaron el supuesto “dictamen” utilizado para rechazar el camino interno en el Moconá ya que “no sabemos de que documentación e información se valió y la idoneidad material e ideológica de la documentación”.
“Es indudable que se parte de datos groseramente erróneos, no se conoce el contexto del conflicto y de la solución arribada y si se lo conoce se lo omite, además cuando se afirma que se estaría por construir un camino que atravesaría el Parque Provincial Mocona, se es mendaz, ya que no es cierto que el camino atravesaría el parque, sino que pasaría por una ínfima parte del mismo y se desconoce el lugar sobre el cual se realizó el dictamen ya que el Parque posee construcciones de todo tipo, caminos dentro del parque, caminos asfaltados, dos estacionamientos asfaltados, Restaurante, sala de recepción, sala de primeros auxilios, edificios de los guardaparques, baterías de baños, pero si se trata de un camino sin asfaltar de menos de 2000 metros para los indígenas, se violarían todas las leyes incluidas las interplanetarias, aunque se trate de una comunidad alejada de centros urbanos y que necesita para casos excepcionales dicho camino, “ total son habitantes del bosque”, refiere el informe.

“Dicho esto, corresponde dejar en claro, que la referencia a los pueblos indígenas, realizada en el dictamen, cae en un lugar común, propio de quien se cree superior, urbano – etnocéntrico y opina por opinar, dice lo que dice porque no sabe, fue mal informado, o actúa maliciosamente. Refiere, el dictamen a los indígenas cual dibujo animado, “habitantes del bosque”, cuando debería referirse a los reales dueños del territorio o conforme a la técnica jurídica correcta, ordenada por nuestra Constitución y el Derecho Convencional, “Pueblos Indígenas”, no es un dato menor. En segundo lugar, insiste en el prejuicio racial etnocéntrico, cuando refiere que los pueblos indígenas, serían “un argumento psicológicamente persuasivo utilizado” “La protección del ambiente no queda reducida, ni subsumida, ni condicionada, a la opinión de una comunidad, sea esta indígena o no…”, desconociendo, reiteramos, absolutamente la génesis del presente conflicto, el derecho vigente y el marco de acuerdo – solución arribado, generado a partir de la defensa de su habitat, su horizonte vital, como pueblo ancestral en la Selva Misionera, cuando otros miraban para otro lado, conforme a las constancias judiciales, o de la propia Cámara de Diputados de la Nación, Comisión de Población o si se quiere leer , se recomienda el informe de Determinación del Territorio Indígena del Biólogo Raúl Montenegro y por el Ministerio de Ecología de Misiones, Ing. Héctor Alejandro Keller, que se refiere a lo que el dictaminador denomina argumento psicológico persuasivo”, señala Endepa.
Por abyectos, mezquinos intereses sectoriales, se quiere condenar a las Comunidades Indígenas a no hacerse de las herramientas vitales para asegurar su existencia, su vida, la de todos y cada uno de sus miembros, en especial de niños y ancianos, se insisten con posturas, restricciones y amenazas a su libertad ambulatoria, grave riesgo de su derecho a la salud, su derecho a la subsistencia, pretenden que los Indígenas sigan aprisionados en su territorio, bajo argumentos de escasa entidad jurídica y un alto contenido de prejuicios. Hacemos propicia la oportunidad para reclamar el territorio del Valle del Kuña Pirú que usurpa registralmente la Universidad Nacional de La Plata, territorio Ancestral de los Pueblos Indígenas”, concluyó Endepa.
La propia dirigente mbya guaraní, Jorgelina Duarte, que participó de la reunión política convocada en contra del camino interno, puso en dudas la validez del encuentro. «Nuestros hermanos mbya que viven en la zona del Yaboty piden lo que necesitan, y no estamos dispuestos a aceptar propuestas ni del Gobierno, ni de los guardaparques sin que haya una convocatoria donde estemos todos. No se escuchó lo suficiente a las comunidades; por ahora somos oyentes nada más, no parte del tratado», cuestionó.



Quizás tambien le interese...

Optimization WordPress Plugins & Solutions by W3 EDGE