No le pagó a los tealeros de San Pedro y ahora amenaza con cerrar su secadero

Se trata del establecimiento de la familia Ritter, que absorbe cerca del 70 por ciento de la producción total de brote verde del municipio y zonas aledañas. Un grupo de productores le reclama por deudas que datan de la última cosecha. Afirman que hay empresarios interesados en comprar la empresa. Los productores de la zona pretenden formar una cooperativa para operar esa planta industrial o para montar un nuevo secadero.

Tras varias semanas de manifestaciones que incluyeron cortes de ruta, los productores de la zona de San Pedro cerraron un acuerdo que les permitiría cobrar una deuda millonaria que venían reclamando a la empresa Ritter, que opera el secadero más grande de esa localidad. Pero tras firmar el acuerdo, desde la empresa les informaron a los colonos, que abandonarían el negocio por falta de rentabilidad.

Según explicó Néstor Friedrich, uno de los representantes del grupo de alrededor de 50 productores que sostuvieron la protesta, la empresa reconoció la deuda cuyo pago exigen los colonos y se comprometió a abonar el 46 por ciento de la misma en un plazo de diez días y el resto, el 30 de noviembre. Destacó que el acuerdo llegó tras una gestión del ministro del Agro, José Garay.

Detalló que la deuda surge por incumplimientos en los precios pactados para la materia prima. Indicó que durante gran parte de la última cosecha, la empresa hacía una entrega al momento de recibir la materia prima y dejaba pendiente un saldo que luego no fue pagado.

Pero luego de la alegría por la solución que venían reclamando, los colonos pasaron a la preocupación cuando la empresa les anticipó su voluntad de retirarse del mercado aduciendo que la última cosecha trabajaron a pérdida.

Friedrich señaló que la mencionada compañía compra entre 60 y 70 por ciento de la producción de brote verde de la zona, materia prima que quedaría sin destino si no aparece una nueva industria que absorba ese material.

Sin embargo, el productor se mostró confiado en que el tema se solucionará a corto plazo. Indicó que al menos dos empresas de reconocida trayectoria en el ramo ya manifestaron su interés en comprar el secadero y explicó que también se plantea la posibilidad de recuperar la planta a través de una cooperativa.

“Incluso aunque aparezca un nuevo empresario nosotros estamos decididos a formar una cooperativa, ya sea para operar este secadero o para montar uno nuevo”, aseguró.

JRC EP



Optimization WordPress Plugins & Solutions by W3 EDGE