Veganismo: “Los animales son personas”

Veganismo: “Los animales son personas”

 

Lo afirmó Lorena Sánchez Pérez, que además de locutora nacional y técnica en Recursos Humanos, es activista de “Veganos Misiones”. Hace tiempo comenzó a indagar sobre el veganismo y todas sus implicancias que hoy hacen a su forma de comportarse y vivir.

Ella define conceptos y los principales ejes en los que se basan. Fomentan el respeto para con todas las especies animales más allá de la programación cultural que suele clasificarlos como mascotas, como alimentos u otras tantas definiciones. Consideran que la razón y la moral fueron cambiando según los tiempos y en su momento muchos grupos de personas humanas fueron subyugadas y esclavizadas por la visión de la época, pero que así como cambió y pasaron a ser considerados “personas” los animales también avanzarían a un estadio similar, siendo reconocidos como personas (no-humanas) sintientes. Esto se lograría entendiendo ciertas cuestiones que la mayoría ignoramos fruto de nuestra educación y cultura.

 

¿Considerás que los animales son personas?

Absolutamente. Los animales son personas, en función de la definición que se tiene en base al diccionario de lo que es una persona “ser dotado de razón, consciente de sí mismo y poseedor de una identidad propia” que tiene intereses propios e inherentes, por los cuales los principales son: la libertad y su vida.

 

¿Está entonces mal comunicado el concepto del veganismo..? ¿por qué no llega bien la idea?

Porque muchas veces se confunde, no solamente en lo que es la definición sino en la aplicación y en la forma de difundir lo que es un concepto muchas veces erróneo, entre los mismos activistas del veganismo.

 

¿Al hablar de veganismo la gente a qué lo asocia automáticamente?

En líneas generales la gente directamente no sabe lo que es, y lo primero con lo que se asocia es con el vegetarianismo, casi instantáneamente, con la comida específicamente o con una filosofía de vida; pero también suelen definirlo como una forma de pensar, y el veganismo no es ni una opinión, ni una filosofía, ni un gusto personal. De hecho está muy lejos de ser algo personal; en realidad es algo que nos abarca a todos, es el otorgar el mismo interés a todos los animales del mundo. Es una postura ética hacia los animales sintientes como personas no humanas, estando en contra de su explotación y a favor a sus derechos.

 

¿Estamos muy lejos de que un animal sea considerado como una persona?

Debido a la visión antropocéntrica que tenemos, los humanos diagramamos el mundo en función a nuestros propios intereses, nuestra cultura y tradiciones, entonces si los humanos son los que escriben las leyes, es entendible que formulen el mundo o lo entiendan a través de su propia visión, sobre todo en nuestra cultura occidental que es sumamente antropocéntrica; la gente tiende a hablar de los seres humanos como eje de la realidad y del mundo, pensando en su propia cultura, sin embargo hay muchísimas otras que son más globales y más espirituales, y que comparten con los animales con la tierra y otras cosas la percepción que tienen sobre la vida y la naturaleza.

 

¿Se puede hacer una analogía sobre cómo cambió la denominación de persona sobre los individuos de algunos grupos que antes no eran considerados como tal y hoy lo son y el estado de los animales hoy día?

Como todo en la historia de la humanidad tiene mucho que ver con el tiempo cronológico, social y cultural en el que estemos viviendo; los antiguos reyes por ejemplo pensaban que ellos eran el todo y el resto de la gente no valían como iguales, la definición de persona fue mutando con el tiempo. Antes había cierta clase de persona con ciertos orígenes que no eran consideradas como personas. Ejemplo de esto eran los “negros” que no eran considerados personas, o los judíos en su momento; las mujeres por otro lado, eran consideradas personas pero no con el mismo valor que el hombre, y de la misma manera los niños. Son cuestiones que van cambiando a lo largo del tiempo, pero siempre en función no solo de la empatía sino de la razón; esto implica que tiene que haber gente que a lo largo del tiempo tome el razonamiento acerca de la ética (la ética estudia qué es lo moral, cómo se justifica racionalmente un sistema moral, y cómo se aplica posteriormente a nivel individual y a nivel social) y a partir de ella hacen un análisis en el cual explican de forma racional por qué una persona tenga el origen que tenga, la condición social o las características físicas que posea, tienen el mismo valor ético que cualquier otro habitante de la tierra. Así es como surgen los Derechos Humanos universales como a la vida y a la libertad.



Optimization WordPress Plugins & Solutions by W3 EDGE