River se quedó con el último superclásico del año

River se quedó con el último superclásico del año

River Plate venció anoche a Boca Juniors por 1-0, en el estadio Mario Alberto Kempes de Córdoba, y se llevó el séptimo y último superclásico del año.
El gol del equipo que dirige Marcelo Gallardo lo convirtió el mediocampista Luis González, a los 6 minutos del primer tiempo; en tanto que en el conjunto que conduce Rodolfo Arruabarrena se fue expulsado el defensor Luciano Fabián Monzón, a los 28 minutos del mismo período.
River, de esta manera, volvió al triunfo ante Boca, tras perder el clásico anterior por 1-0, por el certamen local, aunque se quedó con los más importantes, los dos por la Copa Libertadores, que finalmente ganó.
El primer tiempo, de desarrollo más que mediocre, mostró a un River mucho más suelto, en parte por el golazo que marcó ‘Lucho’ González, a los 6 minutos, tras una brillante jugada colectiva y una exquisita definición, y también por el flojo rendimiento de los jugadores de Boca.
A todo esto el árbitro Federico Beligoy incidió en el desarrollo del juego porque no sancionó un claro penal para el equipo de Arruabarrena cuando el arquero Julio Chiarini golpeó dentro del área al zaguero central Lisandro Magallán, a los 24 minutos, que pese a la falta estrelló su cabezazo en el travesaño.
Y finalmente Boca completó una primera etapa para el olvido con la inexplicable expulsión de Monzón tras una patada al delantero Rodrigo Mora, a los 28 minutos.

 

Para el análisis futbolístico quedaron dos esquemas distintos, pese a que ambos utilizaron el mismo esquema táctico: el 4-3-1-2.
Es que Gallardo apostó a un mediocampo con mejor pie, es decir con mejor manejo de la pelota, con ‘Lucho’ González, Nicolás Bertolo y Leonardo Pisculichi, y Arruabarrena a uno más combativo, con más despliegue que fútbol, con José Fuenzalida, Marcelo Meli y Rodrigo Bentancur.
Y si bien ninguno de los dos equipos pateó al arco, River tuvo un juego más fluido, dinámico, y Boca uno más farragoso, falto de sorpresa, apático.
El segundo período tuvo un poco más de fútbol, ambos elencos ganaron en precisión, y contaron con chances de gol.
A los 12 minutos lo tuvo el delantero Andrés Chávez para Boca (gran pase de Bentancur) y a los 16 el volante Leonardo Ponzio para River.
Arruabarrena, pasado el cuarto de hora, mandó a la cancha a Franco Cristaldo por Meli y Sebastián Palacios por Cristian Pavón para darle frescura, profundidad y velocidad al equipo; Gallardo, en tanto, respondió con otras dos variantes: Gonzalo Martínez por Pisculichi, Javier Saviola por Bertolo y Sebastián Driussi por González con la intención de sellar la victoria.
Y así Boca tuvo otra vez el empate en la cabeza de Chávez (30m.) y River contó con otra chance para definir el partido en un frentazo de Saviola (36m.).
Después el equipo de Gallardo desperdició varias ocasiones de gol ante el adelantamiento de la defensa del conjunto de Arruabarrena, pero nada varió. El 1-0, en síntesis, reflejó una leve superioridad ‘millonaria’, a partir del gol y el jugador de más.

 

El mediocampista Luis González, el autor del tanto de la victoria de River Plate sobre Boca Juniors por 1-0 en el estadio Mario Alberto Kempes de Córdoba, sostuvo que este gol tiene “un sabor especial”.
“Siempre los clásicos son importantes, más allá de los amistosos, porque la gente los vive y lo disfruta. Por eso nosotros lo tomamos con profesionalismo y por eso el gol tiene un sabor especial”, afirmó ‘Lucho’ González.
“Nos llevamos un triunfo merecido. Nos faltó un poco de claridad para ampliar la ventaja en el segundo tiempo, pero ganamos bien”, agregó el ex Huracán.
En tanto, el volante Leonardo Ponzio aseguró que el principal objetivo es “el Mundial de Clubes”, que se jugará en diciembre en Japón, pero admitió que estos triunfos “también se disfrutan”.
“Hicimos un lindo gol y después manejamos el partido. Es cierto que nos benefició jugar con un hombre de más (por la expulsión de Luciano Monzón). Hoy nos vamos contentos”, finalizó el ex Newell’s.

 

 

Por su parte, el técnico de River Plate, Marcelo Gallardo, destacó el triunfo sobre Boca Juniors por 1-0, en el estadio Mario Alberto Kempes de Córdoba, “pese a que no había nada en juego”.
“Por más que no había nada en juego, queríamos ganar. Son amistosos, pero hay que ganarlos igual. Creo que hicimos un buen partido y nos quedamos con una justa victoria”, sintetizó Gallardo.
“Manejamos la pelota y controlamos el juego. Estuvimos cerca del segundo gol, pero nos faltó un poco más de precisión y tranquilidad para definirlo”, agregó el DT.
Gallardo, por último, sostuvo que la idea es “mejorar el funcionamiento”, de cara al Mundial de Clubes, que se jugará en diciembre en Japón, aunque destacó “la importancia” de la Copa Sudamericana, certamen en el que está en cuartos de final.



Quizás tambien le interese...

Optimization WordPress Plugins & Solutions by W3 EDGE