Reflexión del pastor Decena: Si sos prosperado

Sin duda  el tema de la prosperidad es complejo y por eso debemos entenderlo desde el punto de vista espiritual, todo empieza por dentro pero termina por fuera. Primero debemos atender la prosperidad del ser y después viene la prosperidad del tener. Veamos lo que nos dice la Palabra de Dios al respecto.

 

Si sos prosperado puede ocurrir que:

1ª)  VENDRÁ ALGUNA CONTRA.

Eclesiastés 4:4 He visto asimismo que todo trabajo y toda excelencia de obras despiertan la envidia del hombre contra su prójimo. También esto es vanidad y aflicción de espíritu.

Este pasaje habla de que hay personas que tienen en su ser interior excelencia y se ve en el exterior, un trabajo excelente es prosperidad, esto es el favor de Dios sobre una persona. Debemos anhelar el trabajo excelente pues Dios mismo es excelente.

Génesis 1:31 Y vio Dios todo lo que había hecho, y he aquí que era bueno en gran manera…

No hay opción debemos trabajar con excelencia y de esa manera honramos a Dios, porque somos representantes de nuestro Señor sobre la tierra, y todo lo que hacemos enaltece o puede deshonrar a Dios.

Pero sepamos, dice que moviliza algo terrible y oscuro que se mueve en las sombras, la envidia. Y la envidia trae palabras y trae acciones. Está claro que esto es lo que padeció Jesús, la envidia. Primero con palabras, como dice:

Mateo 9:33 Y echado fuera el demonio, el mudo habló; y la gente se maravillaba, y decía: Nunca se ha visto cosa semejante en Israel.

Mateo 9:34 Pero los fariseos decían: Por el príncipe de los demonios echa fuera los demonios.

O sea la gente se daba cuenta que lo que hacía Jesús nunca lo pudieron hacer la sacerdotes de Israel, y entonces esta maravillosa obra de Jesús provocaba la envidia. Cuando hizo un milagro en vez de creer lo querían matar para que la gente no creyera en Jesús. Y también esto desembocó en hechos contra Jesús, pues finalmente lo mataron.

Marcos 15:10 Porque conocía que por envidia le habían entregado los principales sacerdotes.

Hechos 7:9 Los patriarcas, movidos por envidia, vendieron a José para Egipto; pero Dios estaba con él,

 

Vemos que la prosperidad puede provocar difamación y murmuración en contra, y hasta acciones desmesuradas en contra de la persona próspera.

A José le envidiaban sus hermanos porque tenía prosperidad espiritual y material, y eso hizo que murmuraran contra él y finalmente lo pusieron en un pozo, para luego venderlo como un pobre esclavo. Pero la bendición estaba sobre él y la prosperidad le seguía vaya donde vaya. No hubo manera que la prosperidad se alejara de él, lo echaron injustamente en la cárcel, pero aún allí la prosperidad lo seguía y allí brillaba, hasta convertirse en un funcionario de alto rango en Egipto.

Vemos que la prosperidad y el favor de Dios lo siguieron hasta el final de la vida, por eso te digo aunque te envidien y digan toda clase de cosas, la prosperidad te sigue y te van a tener que matar para que no te vean en prosperidad pero tu prosperidad va a seguir en la eternidad.

 

2º) IMPARTIRÁS PROSPERIDAD.

Génesis 39:2 Mas Jehová estaba con José, y fue varón próspero; y estaba en la casa de su amo el egipcio.

Génesis 39:3 Y vio su amo que Jehová estaba con él, y que todo lo que él hacía, Jehová lo hacía prosperar en su mano.

Génesis 39:4 Así halló José gracia en sus ojos, y le servía; y él le hizo mayordomo de su casa y entregó en su poder todo lo que tenía.

Génesis 39:5 Y aconteció que desde cuando le dio el encargo de su casa y de todo lo que tenía, Jehová bendijo la casa del egipcio a causa de José, y la bendición de Jehová estaba sobre todo lo que tenía, así en casa como en el campo.

Es maravilloso ver a un creyente prosperado, pues está bajo el favor y la bendición de Dios. José estaba en la casa del hombre que le había comprado y había algo especial sobre José, el mismo amo se dio cuenta que todo lo que hacía prosperaba.

Dice que Dios bendijo la casa del egipcio a causa de José, o sea lo que tenía le impartía a su casa. Lo que tenía de prosperidad espiritual le impartía y afectaba lo material, trayendo prosperidad material. Y la historia ya la conoce, como terminó José, ¿Cómo terminó José? Prosperado económicamente, rico, lleno de poder material, de tal manera que no solo enriqueció a su padre y a sus once hermanos, sino que él trajo prosperidad a toda una nación.

 

3º) PODES PERDER LA PROSPERIDAD.

El libro de Job nos presenta la historia de un hombre que es virtuoso y que nunca le ha fallado a Dios. No obstante el diablo convence a Dios para probar a Job bajo el argumento de que Job no le ha fallado porque solo ha obtenido prosperidad de Dios y que, en cuanto tenga enfermedad, miseria y otros males, no dudará en maldecirlo y por tanto le fallará.

Job 1:7-11. Presenta a satanás como un ser perverso que es suspicaz con la naturaleza humana y desea que Dios ponga a prueba al hombre a través de las vicisitudes de la vida, y así desanimarlo para que reniegue de su fe en Dios.

Pero lo que dice es que Dios le ha rodeado con un muro protector. Le había prosperado pero el maligno no podía tocarlo pero lo quería hacer de alguna manera y finalmente lo hizo.

Cuando analizamos la vida de José, vemos también como la esposa de su amo lo acosaba sexualmente y te voy a decir que el demonio tiene un arma favorita para poder quitar el muro protector de Dios sobre tu vida: el pecado sexual.

Génesis 39:7 Aconteció después de esto, que la mujer de su amo puso sus ojos en José, y dijo: Duerme conmigo.

Génesis 39:8 Y él no quiso, y dijo a la mujer de su amo: He aquí que mi señor no se preocupa conmigo de lo que hay en casa, y ha puesto en mi mano todo lo que tiene.

Génesis 39:9 No hay otro mayor que yo en esta casa, y ninguna cosa me ha reservado sino a ti, por cuanto tú eres su mujer; ¿cómo, pues, haría yo este grande mal, y pecaría contra Dios?

Génesis 39:10 Hablando ella a José cada día, y no escuchándola él para acostarse al lado de ella, para estar con ella.

Así como a José, la integridad te bendice y te protege, la santidad te traerá prosperidad del ser como el del tener. Felizmente José retuvo su vida de santidad y eso le trajo el éxito y la bendición de Dios.

Que Dios te bendiga, y tengas una semana de bendición y victoria!

Pastor Guillermo Decena, Centro Familiar Cristiano Eldorado.

Prédicas en vivo los miércoles y viernes 20 hrs y domingos 19.30 horas, a través de http://cfceldorado.org/



Optimization WordPress Plugins & Solutions by W3 EDGE