San Lorenzo y Central igualaron 2 a 2 en el Nuevo Gasómetro

San Lorenzo y Central igualaron 2 a 2 en el Nuevo Gasómetro

El Ciclón y el Canalla igualaron 2 a 2 en el Nuevo Gasómetro por la fecha 27 del campeonato. Villalba y Blanco anotaron para el local, mientras que el goleador Ruben lo hizo para el visitante.
El equipo que dirige Edgardo Bauza se puso en ventaja a los 15 segundos de juego con un lindo gol de Héctor Villalba; Marco Ruben, el goleador del certamen con 20 gritos, dio vuelta el marcador con sendos tantos, a los 32 minutos del primer tiempo, de penal, y a los 24 del segundo, para el conjunto que conduce Eduardo Coudet; y Sebastián Blanco estableció la paridad final, a los 32 minutos, para el elenco local.
Con este resultado, San Lorenzo, que hace 12 partidos que no pierde de local (9 triunfos y 3 empates), llegó a 55 puntos; en tanto que Central, que ostenta un invicto de 7 jornadas (5 victorias y 2 igualdades), alcanzó las 53 unidades. Y el líder Boca tiene 58.

El conjunto local, a los 15 segundos de juego, se puso en ventaja con un gol de Villalba, después de una gran jugada colectiva, y a partir de ese momento intentó blindar el área de Sebastián Torrico.
Bauza, apeló al 4-2-3-1, para afrontar un partido trascendental y ese tanto le permitió hacer lo que mejor hace: defender bien el cero en su arco y apostar a un contraataque para ampliar la ventaja.
Y sobre los 23 minutos Villalba estuvo cerca de marcar el segundo, pero el delantero no estuvo certero ante la salida de Mauricio Caranta.
A todo esto, Central, con un 4-3-1-2, propuso un juego ofensivo, con mucho fútbol y movilidad, con Giovani Lo Celso como abanderado, aunque falló en el pase final.
Sin embargo, Ruben estableció el empate, a los 32 minutos, de penal. El árbitro Germán Delfino sancionó una supuesta falta de Matías Caruzzo al “nueve” del equipo rosarino, a instancias del juez de línea Hernán Maidana.
El 1-1, pese al controvertido fallo arbitral, puso algo de justicia en el marcador, pero a la vez desató la furia de los jugadores, cuerpo técnico e hinchas locales.
El equipo de Coudet, que se fue expulsado sobre el final de la etapa inicial, buscó aún con mayor insistencia el arco rival en el segundo tiempo y tuvo el gol en dos oportunidades en los pies de Walter Montoya (1m. y 11m.).
El partido, con el transcurrir de los minutos, ganó en intensidad y emotividad, pero perdió en juego, ya que los dos equipos lucharon más de lo que jugaron.
Dentro de ese contexto, Central fue un poco más y Ruben, a los 24 minutos, marcó el 2-1, luego de una gran jugada colectiva.
Pero el conjunto rosarino no supo conservar la ventaja y Blanco, a los 32 minutos, anotó el 2-2, después de una grosera falla de Yeimar Gómez Andrade, que había ingresado por Cristian Villagra.
El final del partido mostró a dos equipos jugados en ataque, hubo alguna que otra jugada de riesgo, pero nada varió y Boca festejó.



Optimization WordPress Plugins & Solutions by W3 EDGE