El Cielo Razzo de la Vía Cultural desbordó de historias y canciones


Clínica 13 no se detiene, en la calurosa tarde de miércoles trajo a  Cielo Razzo, una banda que con más de 20 años ha dado cátedra de constancia. Así, el proyecto encarado por el Ministerio de Desarrollo Social en conjunto con los Músicos Populares Misioneros (MPM) sigue con su labor de poner a los ídolos musicales cara a cara con sus colegas y fans de la provincia.

Pablo “Polilla” Pinocantante de Cielo Razzo. MisionesOnline

“Polilla” Pino (cantante) y “Narvy” Narvaez (bajista) coparon el cuarto tramo de la costanera posadeña para recibir a los fans en una nueva estación de este programa de encuentro entre músicos nacionales con sus colegas y público local. El salón Auditorio de la Vía Cultural, se lleno de fans que con remeras gastadas y discos bajo el brazo se acercaron a charlar con los músicos.

 

Pablo “Polilla” Pino explicó a MisionesOnline que “yo clínicas no doy, si charlo mucho con la gente, luego de los shows salgo y conversamos con la gente”. Adelantó que lo de hoy era una charla donde se iban a intercambiar experiencias y cuestiones musicales.

 

Sobre su permanencia y trascendencia en los medios Pino consideró que “no hay una explicación única, siempre que sacábamos un disco buscamos repartirlo para que la gente lo escuche y suene”. Opinó que siempre es importante el llevar los discos a las presentaciones y shows para que la gente pueda acceder a la música y consideró muy buena la opción de usar las nuevas tecnologías para llegar a los fans.

 

Sobre el séptimo disco en estudio comentó que ayer terminaron de grabar las tomas y adelantó que en unos diez días saldrá el primer corte de difusión. El disco se espera para los primeros días de noviembre.

 

Sobre una posible re-edición del disco “Código de Barras” uno de los más buscados por los fans, Pino indicó que eso depende en gran medida de la discográfica “Pelo Music” que tiene los derechos de edición, pero que ellos están buscando la re-edición de los primeros discos. Consideró que “si nos va bien con Tierra Nueva es posible que podamos hacer la re-edición de los discos anteriores el año que viene”.

 

“Sabemos que nos vamos a sorprender cuando escuchemos la mezcla de Tierra Nueva. Este jueves vamos a decidir cual es el primer corte de difusión” dijo Pino. Comentó que “nunca estuvimos en un género que nos ponga un límite y por eso siempre estuvimos jugando con algo de reggae, rock, punk, al pop, pero siempre de nuestro lado no haciendo un género puro. Ahora nos dedicamos a la canción y tenemos algo de rock porque en un punto todos empezamos por el rock”.

 

Aclaró que actualmente “es más difícil encontrar un regaae o un ritmo rioplatense en Cielo, en los primeros momentos de la banda teníamos una influencia muy fuerte del llamado rock barrial y esa movida de sonidos rioplantenses que tenían los Piojos; la Renga, los Redondos; entre otras. En un primer momento estábamos muy influenciados por eso y ahora quizás nos estamos encontrando con nuestro ritmo, solo quizás”.

 

A los músicos misioneros les dijo “para mí la música siempre me acompaño desde los 18 años y no hay nada más lindo que levantarse pensando que lo que uno va a hacer es música. Pero también recuerdo con cariño la primera etapa donde era un pibe que laburaba, que salía con mi novia o mis amigos y después nos juntábamos a hacer música. Lo importante es no desesperarse por alcanzar ni fama ni trascendencia, en algún momento se empieza a dar y hay que abrazarlo y empezar a trabajar en consecuencia”.

 

“Lo importante es tener química con la banda, armar un mundo, tener experiencias con la banda, tener ganas de juntarse y componer. Y después si se da la posibilidad de ser parte de la industria musical es otra situación y hay que lidiar con otro tipos de cosas” dijo el cantante de Cielo Razzo.

 

Concluyo recordando que “lo principal es tener la certeza de que lo que uno está haciendo es lo que quiere hacer. Y hacerlo con entusiasmo”.

 

20 años son muchos años

Pocas son las bandas de la escena nacional que tienen el temple y la energía para poder sobrellevar el paso del tiempo. Entre esas pocas se encuentra Cielo Razzo, que lleva más de veinte años de trayectoria.

 

Nacidos a mediandos de los 90’ en la ciudad de Rosario, inicialmente hicieron ruido en la terraza de la casa de Narvy, y de a poco fueron ganando espacio en el circuito, identificados por un tipo de rock más bien hibrido, llegaron con mucho esfuerzo a la grabación de su primer disco “Buenas!”.

 

De ese inicio en pleno neoliberalismo, Cielo Razzo se forjó en una época en la que el déficit económico no hacia fácil el trabajo de los artistas que desde la independencia trataban de salir a flote con los recursos que tenían. Así, la salida del segundo material físico se iba a prolongar en el tiempo hasta entrado el nuevo milenio. “Codigo de Barras”, la nueva criatura, les permitió salir de Rosario hacia la masividad y el sin fin de oportunidades que brindan la cosmopolita ciudad de Buenos Aires.

Pino confirmó que en la primera semana de noviembre saldrá a la venta el séptimo disco en estudio que se suma al DVD “Audiografía” y el disco “Crónicas” que “nos enteramos que lo teníamos cuando lo vimos en las bateas”.

 

Adelantó que no falta tanto para que empiece a dar vueltas el primer corte de difusión de “‎Tierra Nueva” y además pegadito a la salida del disco, saldrá el libro de imágenes del fotógrafo oficial de la banda ‎Diego de Bruno, que será un recorrido de imágenes de muchos años de ruta compartidos por Cielo Razzo.

 

MCE 3

Ep



Quizás tambien le interese...

Optimization WordPress Plugins & Solutions by W3 EDGE