La Comunidad Judía inició la celebración del Rosh Hashana (año Nuevo)

Con la salida de la primera estrella, hoy la Comunidad Judía inicia la celebración del año nuevo 5776 (Rosh Hashaná). Dios ha establecido el comienzo del año en el mes hebreo de tishrei (por septiembre-octubre) cuando se festeja el Año Nuevo Judío o Rosh Hashaná, que conmemora el día en que Dios creó el mundo o según el rabino Eleazar Ben Shammua, el día de la creación del hombre ; y es a partir de este día cuando se cuentan los años. Es la fecha de la Fiesta de las Trompetas (en hebreo: זכרון תרועה‎ Zikron Teru’ah, conmemoración con sonar de trompetas), establecida por Levítico 23:24.

La Comunidad israelita de Misiones, en participar realizó como todos los años la cena comunitario de Año Nuevo el pasado viernes a la noche. En tano que hoy, a la noche, mañana y el martes habrá servicios religiosos en la sinagoga ubicada en la calle San Martín 475 de Posadas con la presencia de seminaristas provenientes del Seminario Rabínico Latinomericano con sede en la Capital Federal.

La celebración comienza al anochecer de la víspera. El shofár se toca durante la plegaria matutina. El sonido de este cuerno, casi siempre de carnero, llama a los judíos a la meditación, al autoanálisis y a retomar el camino de justicia (Teshuvá). Es el primero de los días del regreso e introspección, de balance de los actos y de las acciones realizadas, de plegaria y sensibilidad especiales (Aseret Yemei Teshuva) que terminan con el Yom Kippur (Día del Perdón).

También se conoce como el Día del Toque del Shofár y como el Día del Juicio porque ese día Dios juzga a los hombres, abriendo tres libros: uno, con los malos (quienes quedan inscritos y sellados para la muerte); otro, con los buenos (quienes quedan inscritos y sellados para la vida), y el tercero, para quienes serán juzgados en Yom Kippur.

Rosh Hashaná (Comienzo del año), junto con Yom Kippur (Día del perdón), forman en la tradición judía una unidad llamada Yamin Nioraim (Días terribles), por ser el momento en que Dios juzga al mundo y decreta lo que sucederá en el transcurso del nuevo año.

El 1º de tishrei no es sólo el primer día del año, sino también su “Cabeza”. Así como la cabeza comanda al resto del cuerpo, del mismo modo en este día se predestinan todos los hechos que ocurrirán durante el año.

 

Alejandro Fabián Spivak



Optimization WordPress Plugins & Solutions by W3 EDGE