A un Crucero ya entregado esta vez se lo devoró un Tiburón


Crucero del Norte cayó este lunes 2 a 0 con Aldosivi en uno de sus partidos más flojos desde que está en Primera División. Los goles los convirtieron Pablo Luguercio y Alejandro Capurro.
El Colectivero mantiene así su status de peor equipo del campeonato junto a Nueva Chicago –cuyo técnico, Rubén Forestello, presentó la renuncia en la víspera- ya que marcha último, con 14 puntos, junto al Torito. En esta fecha de “clásicos” Huracán, el rival directo, se escapó a 10 puntos de distancia cuando quedan 6 partidos (18 puntos por jugar).
Nadie piensa ya que sea posible mantener la categoría. Y a Crucero ya le está costando, incluso, mantener cierta imagen que el equipo supo dejar hasta hace algunas fechas, a pesar de los resultados negativos que fue cosechando.
Si bien el Colectivero sigue teniendo chances matemáticas, por lo visto en cancha en el José María Minella y por la producción de Crucero desde que comenzó la segunda parte del torneo tras la Copa América (perdió 8 partidos y empató un cotejo increíble con Huracán 3 a 3, cuando lo ganaba 3 a 0) solo un milagro, pero un milagro verdadero, de esos que el Vaticano pide para convertir a un hombre en Santo, alcanzaría para salvar a Crucero de no jugar en la “B” en el 2016.
El equipo que jugó ayer, con varios juveniles y jugadores con poco rodaje, lució entregado desde el primer momento. Y a pesar de contar con un jugador de más por la expulsión del colombiano Roger Martínez a la media hora, jamás pudo sacar provecho de esa circunstancia. Parecía que el que tenía el hombre de más era el equipo del Teté Quiroz.
Crucero ahora jugará el próximo domingo 20 ante Banfield casi para cumplir el compromiso y luego, el domingo 27 arrancará su seguidilla histórica de cuatro partidos ante los grandes, arrancando con River en el estadio de Sarmiento de Resistencia (Chaco).
Una pena que Crucero llegue con esta imagen tan deslucida a estos cuatro partidos históricos, no solo para el club sino para todo el fútbol misionero.
Pero las circunstancias quisieron que el Colectivero llegara a esta seguidilla de encuentros (tras el Millo vienen Boca en la Bombonera, el Rojo en Chaco y Racing en Avellaneda) como un conjunto entregado. Crucero se parece a esos boxeadores que están contra las cuerdas, totalmente quebrados, no paran de recibir castigo y solo quieren oir el “gong” de la campana. Que todo termine de una buena vez.

El desarrollo en La Feliz
Encima, en el Minella Crucero empezó perdiendo con un gol tempranero de Pablito Lugüercio. El ex Racing remató desde la puerta del área y la bola se le metió a Horacio Ramírez, quien volvía a la titularidad tras los dos flojos partidos de Germán Caffa (Argentinos y Lanús).
La jugada se gestó por izquierda, con Matías Legui que avanzó hasta tres cuartos de cancha y la cambió para la derecha, donde el Payasito recibió sin marca en el borde del área. Apenas controló remató, ante el cierre desesperado de Maxi Oliva, que no llegó a atorar el disparo del ex Racing.
Durante los siguientes 15 o 20 minutos, Crucero fue un fantasma en la cancha. Pero casi llegando a la media hora comenzó a hacerse de la pelota y tocar. Aunque casi nunca con profundidad.
A los 32, el colombiano Roger Martínez le entró muy fuerte e innecesariamente a Dardo Romero. El arbitro Jorge Baliño no dudó y le sacó la roja directa.
A partir de ahí, Aldosivi no hizo nada más en la primera etapa. Pero Crucero no supo como aprovecharlo, salvo un centro de Nico Martínez que parecía llevar peligro pero Campodónico sacó del área con un puñetazo.
En el complemento Rambert mandó a la cancha a Ariel Cólzera, quien entró en lugar de Lucas Caballero.
El Chaco fue el único que pareció querer intentar algo distinto, con un par de remates desde afuera del área que llevaron algo de inquietud al fondo de Aldosivi.
Pero a los 11, Capurro tomó la pelota a 30 metros y despachó un zurdazo que le picó en el área chica a Ramírez, pegó en el palo izquierdo del arquero y se metió.
Fue 2 a 0. A Aldosivi le vino bien porque no estaba haciendo mucho. A Crucero lo terminó de desmoronar. Desde ahí, solo algunos intentos de Cólzera, no hubo nada más.Lució como un equipo entregado, sin ideas, sin fuerzas, sin nada.
Incluso, en lo que quedó del partido, el Pepe Sand, Capurro (hasta que salió reemplazado) y Lugüercio se pelearon para ver quien hacía otro gol. Por momentos hasta pareció que sobraban el partido. A lo mejor no fue así. Pero lo cierto es que se notaba la tranquilidad con la que los hombres del Tiburón encararon el partido de un Colectivero que ya no le mete miedo a nadie y no ve la hora de que este castigo se termine de una buena vez.

Síntesis del partido

Aldosivi:

Pablo Campodónico; Gastón Díaz, Jonatan Galván, Guillermo Ortiz, Matías Lequi; Pablo Lugüercio, Hernán Lamberti, Alejandro Capurro, Enrique Seccafien; Roger Martínez y José Sand. DT: Fernando Quiroz

Gol: 5 minutos, Pablo Luguercio; 56’ Alejandro Capurro.

Cambios: Martín Rivero x Capurro; Ismael Quilez x Díaz.

Expulsado: Roger Martínez (31′)

Amonestados: Ortíez y Secaffien.

Crucero del Norte:

Horacio Ramírez; Alejandro Pérez,Federico Rosso, Rodrigo Lechner, Maxi Oliva; Gumersindo Mendieta, Dardo Romero, Lucas Caballero y José Dujaut; Gabriel Chironi; Nicolás Martínez. DT: Sebastián Rambert.

Cambios: Ariel Cólzera por Lucas Caballero; Pablo Stupinski x Mendieta; Gerónimo Silva x Chironi.

Amonestado: Gabriel Chironi, Romero (llegó a 5 y se pierde el partido ante Banfield), Rosso.

Estadio: José María Minella
Árbitro: Jorge Baliño

MB

EP

 



Quizás tambien le interese...

Optimization WordPress Plugins & Solutions by W3 EDGE