Con magistral conferencia sobre genética forense comenzó el primer congreso nacional de Estudiantes de Genética en Posadas

Con destacadas disertaciones comenzó hoy martes en el Hotel Julio César de Posadas, el primer congreso nacional de Estudiantes de Genética, organizado por la Asociación Misionera de Estudiantes de Genética (Ameg) de la Facultad de Ciencias Exactas Químicas y Naturales (FCEQyN-UNaM), en conjunto con una comisión de trabajo formada exclusivamente por estudiantes de la licenciatura. La presidenta de la Ameg, Clarisse Pittana Hengen manifestó que están sorprendidos por la concurrencia, “superamos las expectativas, ayer teníamos 260 preinscriptos, se acreditaron 200, creemos que vamos a tener unos 300 asistentes y estamos muy felices”, indicó a Misiones on Line.

101_0502

Carlos Modenutti, chaqueño, licenciado en Genética en Posadas y trabaja actualmente en la UBA. (Audios Misiones on Line)

Clarisse Pittana Hengen (Ameg), Carlos Modenutti y Andrea Larangeira, de Buenos Aires.

El programa científico prevé la participación de 60 expositores que estarán estos tres días, algunos de los cuales ya estuvieron desarrollando talleres pre-congreso, la mayoría son egresados de la casa de altos estudios, otros vienen de Brasil, Asunción y hay una visita de Estados Unidos, dijo la presidenta de la Ameg.

La inauguración fue con una mesa redonda acerca de ¿A qué se dedica un licenciado en genética?, y en la cual participaron y respondieron preguntas, el licenciado Carlos Modenutti (chaqueño pero trabaja en la UBA en Buenos Aires); la licenciada Andrea Larangeira, también de Buenos Aires, con la coordinación de Clarisse Pittana Hengen, de la facultad de Ciencias Exactas.

101_0530

De izq. a derecha, genetistas Andrea Larangeira, Carlos Modenutti y Clarisse Pittana Hengen (Ameg).

A continuación dio una magistral conferencia acerca de genética forense, el doctor Gustavo Penacino, de Buenos Aires, quien expuso acerca del tema “Los análisis de ADN en la investigación de delitos”.

Le siguió una mesa redonda acerca de “Genética forense”, con la coordinación de Penacino y en la cual disertaron la licenciada Daniela Insaurralde, de Posadas,acerca de “La pericia genética judicial como herramienta en la investigación”; el magister Luciano Iturrieta (Posadas), se refirió a “Genética forense en Misiones, investigación en el lugar del hecho” y el licenciado Roger D’Errico, de Posadas habló acerca de “Genética forense en Misiones, la práctica del laboratorio”.

Sigue la mesa redonda con Modenutti, Hengen y Larangeira.

Clarisse Pittana Hengen, entrevista.

Quién es Gustavo Penacino

101_0573

Penacino: “En Estados Unidos ya se está estudiando el identi kit genético para tener la cara del asesino desde una mancha en la escena del crimen, pelo o un hisopado de un delito sexual, esto no es fácil pero es un avance”.

Audio de Gustavo Penacino, bioquímico y genetista forense.

Gustavo Penacino fue uno de los primeros que ofreció una magistral conferencia acerca de genética forense, el tema que abordó fue “Los análisis de ADN en la investigación de delitos”. Penacino es bioquímico, doctor de la Universidad de Buenos Aires en el área de Genética y Biología Molecular, perito químico de la Policía Federal Argentina e integrante del servicio de huellas digitales en la facultad de Farmacia y Bioquímica de la UBA.

Fue socio fundador, vicepresidente y presidente de la Sociedad Argentina de Genética Forense, también fue fundador y presidente de la Sociedad Latinoamericana de Genética forense, de la cual es actualmente consultor.

Se desempeña actualmente como director de la unidad de análisis de ADN del colegio oficial de Farmacéuticos y Bioquímicos de la Capital Federal, donde se realiza actualmente la mayor parte de los estudios de ADN de la Argentina, tanto en casos criminales, de paternidad y de otros vínculos biológicos

Es presidente de la fundación de investigaciones genéticas que realiza estudios de paternidad y otros vínculos biológicos sin cargo o a bajo costo a personas de bajos recursos.

“Los genetistas forenses sólo estamos autorizados a responder lo que nos preguntan”

El disertante expuso entre otras consideraciones que  “tenemos que acostumbramos cuando trabajamos en genética forense, que no sólo importa lo científico, sino también importa lo jurídico, casi diría que más, la mayoría de las objeciones que podemos tener en nuestro trabajo diario como genetista forense no procede de la cuestión técnica del análisis sino de los aspectos jurídicos, y dentro de esos aspectos jurídicos están las cuestiones éticas, nosotros no podemos decirle a alguien que viene a nuestro laboratorio, a ver si su hijo es su hijo, es su hijo y además puede desarrollar tal enfermedad, porque no nos preguntó eso, no nos autorizó a mirar de su genoma a mirar qué enfermedades podría tener, sino nos autorizó a mirar de su genoma únicamente lo que responde a la pregunta que viene a hacer, o sea éste es mi hijo o no…, entonces esa cuestión ética se resuelve analizando únicamente ADN no codificante, entonces los genetistas forenses solo estamos autorizados hasta el día de hoy a mirar del ADN aquello que responde a la pregunta, por ejemplo si es esa mancha de la escena del crimen coincidente con la de este imputado?”.

Con muestras de la saliva se sabe la paternidad

Penacino también dijo que hoy día nadie toma muestras de sangre para determinar la paternidad, “no tiene sentido, con un hisopo comúu y corriente pasado por la boca de una persona tiene como cien veces más ADN de lo que necesitamos para el análisis, es decir se guarda un sobre de papel, nunca en bolsas de plásticos, ni en tubo de vidrios, como se mostraba en series de televisión donde las muestras se ponían en bolstas de plásticos que decían ‘evidence’, hubo un clamor de los genetistas que pidieron se cambie eso que se usó durante mucho tiempo en el FBI”.

La “contaminación” de la escena del crimen

Los tipos de muestras para analizar pueden ser muestras óseas, muestras de una escena del crimen, al respecto el experto nacional mostró fotos de dos muchachos muertos en un auto y explicó “éstas son, manchas de sangre que exudan suero, eso es importante porque los procesos de coagulación son lo primero que se detienen cuando una persona se muere, quien emitió esa mancha de sangre estaba vivo, hacemos una toma de muestra con hisopo, luego muestras cadavéricas y con eso se pueden saber patrones genéticos se podrá saber si esa mancha corresponde a uno de esos muchachos o a otro cadáver que puede estar en otro lugar”.

El problema en la toma de pruebas de ADN

Penacino señaló que “hoy día casi todo tiene ADN, un micrófono o una copa en la que bebió alguien, si se mira a la luz tiene restos de saliva, apenas tres o cuatro micros de saliva alcanza para un patrón genético completo, si paso un hisopo por la copa tendré un patrón genético de quien bebió esa copa, todo esto habla del nivel de sensibilidad que tienen las pruebas de ADN, hoy día también traen un problema, que es la formación de quienes van a recolectar esas muestras, porque si llega alguien de la policía o del poder judicial o de quien sea y toma la copa con los dedos, la mira y habla alrededor de la copa, una mínima gotita de su saliva ya va a contaminar el ADN que había allí, el gran problema que tenemos hoy día es ese, no me requiero específicamente a Misiones, pasa en todo el mundo, el problema es formar a esa persona que realizará esa toma de muestras, lo que pasa en los laboratorios está protocolizado y standarizado”.

Las escenas del crimen son todas distintas, las maneras de tomar son todas distintas, prosiguió Penacino y sostuvo que “hay que enseñarles a las personas una serie de criterios que tiene que seguir para que esa muestra no se contamine ni se deteriore, si eso ocurre no se puede volver para atrás, no podemos volver a repetir la prueba del crimen para tomar una copa que no esté contaminada, si hacemos una prueba de paternidad y la muestra está contaminada sí podemos tomar de nuevo una muestra al padre supuesto y al supuesto hijo”.

Refirió que “muchas veces se ve en los noticieros de la tele que dice, hicieron una nueva visita en la escena del crimen un mes después, y ya no es la escena del crimen, sino lo que quedó un mes después, o vemos escenas del crimen donde entran 50 personas allí están todas dando vueltas y dicen encontramos un pelo, claro encontraron un pelo de alguna de esas 50 personas que estaban allí, esto lo vemos casi todos los días, no es algo raroy ”.

No se refirió específicamente acá en Misiones, valoró que “acá se está trabajando muy bien, la licenciada (Daniela) Insaurralde (del Poder Judicial) con su equipo y demás, y hay un interés por mejorar las cosas, queda mucho por hacer en todos lados, tenemos que mejorar esa parte en todo el país”, dijo.

MAB 1 EP

 



Optimization WordPress Plugins & Solutions by W3 EDGE