Alexa

Koropeski banca a Rambert, pase lo que pase y piensa en un plan «B» para el año que viene

A diferencia de otros dirigentes del fútbol argentino, impulsados por las urgencias, las histerias y las presiones de hinchas, prensa, etc, etc, Julio Koropeski transita con calma este tramo final y decisivo que encara su club, Crucero del Norte, en la Primera División del fútbol argentino.

Nadie se engaña en Santa Inés, quedan 10 partidos, entre ellos los cinco grandes -tres de visitante y dos en Chaco, de «local»-, y si bien aún hay vida, es muy difícil. No imposible. Que hay chances lo demuestran no solo las frías matemáticas, sino una clara mejora futbolística que evidenció el equipo con Rambert y que no se plasmó del todo en resultados. Sin embargo, nadie podría sorprenderse si a principios de diciembre el Colectivero se va a la «B».

La cuestión pasa por otro lado. ¿Cómo será el futuro de un club que se va al descenso por primera vez en su corta y exitosa vida?

¿Qué pasará con Crucero, club que batió un récord mundial hilvanando cinco ascensos en tiempo record si desciende?

La mayoría de las respuestas no las tienen ni Rambert ni los jugadores. La respuesta a esa pregunta la tiene Julio Koropeski, alma mater del Colectivero. ¿Seguirá apostando?

El titular Colectivero, estuvo presente ayer en Rocamora, para presenciar la primera final entre Crucero y Mitre por el Apertura de la Liga Posadeña (empate 1 a 1, juegan el miércoles el partido de vuelta) y se mostró junto a Sebastián Rambert, el DT de la Primera, en una clara muestra del respaldo que tiene Pascualito.

El trabajo del ex punta de River, Boca e Independiente conformó mucho a Koropeski, también algunas respuestas futbolísticas que mostró el equipo en cancha, si bien, como casi todo el mundo, se fue decepcionado por los 2 puntos que se le escaparon a Crucero ante Huracán hace una semana.

Es muy difícil que haya cambio de técnico en lo que queda del campeoanto, pase lo que pase con los resultados. El plan «B» es Rambert. O por decirlo de otra manera, no hay «plan B».

En donde si esta pensando un plan alternativo, es en el futuro institucional del club. El club que fundó podría afrontar el descenso en un par de meses, algo desconocido, pero que está dentro de la lógica. Ahí si, Koropeski piensa -y siente- para empezar a armar un verdadero «plan B». Y mientras piensa, vuelve a las fuentes, a la Liga Posadeña, al lugar donde todo comenzó hace apenas unos años…

Julio y Seba 2
Ale Duré -coordinador de inferiores-, J.K. un dirigente y Pascualito Rambert, que siempre apoyó al equipo de la Liga desde que llegó a Santa Inés. Incluso subió a Dujaut y a otros jugadores de la cantera colectivera. Si bien tiene contrato hasta fin de año, Koropeski está muy contento con Rambert. ¿Dirigirá al equipo el año que viene sea cual sea la categoría? Parece una posibilidad…Todavia falta mucho y además, hay formas y formas de descender. ¿Qué pasa si Crucero da un par de batacazos ante los grandes?

Fuente: Foto, Tendencia deportiva

MB

EP

 

LA REGION

NACIONALES

INTERNACIONALES

ULTIMAS NOTICIAS

Columnas