“Las artes de convivir”, para cuando el príncipe se convierte en sapo y la princesa en bruja

“Las artes de convivir” es la tercera entrega de la saga “Ser feliz y/o tener razón”, escrita por la posadeña Marta Chemes y su esposo, el gallego Pepe Bahamonde, ambos son doctores en Psicología. El libro que  encara las relaciones cotidianas desde Psicología de la Comunicación fue uno de los diez seleccionados por la Subsecretaría de Cultura que fue presentado en la Feria Internacional del Libro que se realizó en la Rural en mayo pasado y hoy sábado será presentado por sus autores a las 18:30, en la librería Tras los Pasos, en Posadas.

Marta Chemes y Pepe Bahamonde en radio Libertad.

“Hacer de la Comunicación un Arte sustentado por las Ciencias” es el desafío que plantea esta tercera entrega de la serie “Ser feliz y/o tener razón”, escrito por dos profesionales de vasta trayectoria en la Psicología de la Comunicación. Marta Chemes, posadeña pero con profunda raigambre en Corrientes y la Ciudad de Buenos Aires, es doctora en Fonoaudiología y Psicología (Universidad del Salvador-Argentina), en tanto que José Pérez Bahamonde es doctor en Psicología (Universidad de Valencia –España-).

elartevivlib

El “sapo” y la “bruja”

Ambos escritores visitaron Misiones on Line y hablaron del contenido de su obra. Pepe Bahamonde explicó que se parte de la realidad en la cual “convivir no es fácil, si fuera fácil convivir no estaríamos hablando de situaciones conflictivas de la vida, de todo este tema del maltrato, de las diferencia de género, de la violencia, entonces parece que nos dijeron que dos personas que se quieren conviven, y como en el cuento fueron felices y comieron perdices”.

“Nos encontramos que somos personas diferentes, primero sacamos lo mejor que tenemos cada uno, y una vez que se agota en esa etapa romántica de la pareja aparecen las diferencias y dicen entonces se ha terminado el amor”, agregó.

Marta intercede y señala que aquí “es el punto exacto donde el príncipe se convierte en sapo, y ese es el preciso momento en el cual, y reconozco que mi príncipe también se convirtió en sapo, siendo compañeros de consultorio, llevando adelante la crianza de hijos, teniendo que trabajar juntos en terapias de grupo familiar, de pareja, de pronto nos encontramos que nosotros también teníamos que desarrollar un modo de resolver todos los componentes tóxicos del trato con el otro, que no siempre es convivencia, pero es casi como si lo fuera”.

La respuesta de Pepe es, creo que “es en los varones que se da con más frecuencia que la princesa se convierte en bruja, porque cada vez que la mujer deja de hacer lo que a nosotros nos gustaría o lo que esperamos de ella se convierte en bruja, y está tan cerca al rol que jugó la mamá, la mamá se encargó de maleducar a los varones y se siguen encargando de maleducar, a las hijas las educan muy bien, tienen que tener orden, ser puntuales, prolijas, los varones queremos como mínimo esperamos esa pareja que elegimos y vamos a convivir tengan las mismas aptitudes y la misma predisposición que una mamá, es decir una mamá 2, pero no existe esa mamá 2, y existe otra persona que otras veces coincidirá con mis necesidades y otras veces no, estará de acuerdo con lo que yo pienso o no”.

Dijo que la violencia de género hoy día existe porque no hay paridad en vínculo, el hombre y la mujer tienen el mismo grado de fragilidad, de capacidad para frustrarse y vivir el dolor, y sin embargo la misma sociedad condenó al hombre como golpeador y a la mujer como víctima y muchas veces no es así, en realidad no es así, en realidad lo que necesitamos es reactivar la paridad del vínculo, por eso llamamos respons-habilidades, porque la habilidad para comunicarse tiene que ser de parte de la mujer y del hombre, si nosotros intentáramos mediar muchas situaciones de violencia se resolverían”.

“Tenemos mucho miedo de discutir”

Este trabajo aporta reflexiones y abre cuestionamientos acerca del modo de conocer y darse a conocer (base de toda relación). Marta y Pepe (esposos en la vida diaria), entregan un trabajo abordado desde un estilo dialógico, una especie de conversación entre ambos, lo que lo acerca lo más posible a la conflictiva de las relaciones cotidianas.

Aseguran que tienen “mucho miedo de discutir porque pensamos que ello implica violencia y/o pelea, pero discutir es disentir. Pero en ese disenso, cuando hay escucha, se crea la posibilidad de enriquecerse con los pensamientos del otro e incluso, tal vez, aprender algo nuevo”, expresa Marta a la hora de explicar las bondades del diálogo y la discusión consciente.

¿Elijo tener razón o elijo ser feliz? Es una cuestión que, de manera consciente o no, casi con seguridad nos la hemos hecho todos. Pepe se refiere a ello expresando: “Mi mente puede ir por un lado y mis deseos ir por otro, allí está es la rotura. Cómo unimos esta capacidad que tenemos los seres humanos para entendernos a nosotros mismos (que es la base de todo), porque es muy difícil entender a los otros cuando no nos entendemos a nosotros mismos”. Algo así como mirarse al espejo y ver más allá del vidrio.

La doctora Marta Chemes (estudió en la Universidad del Salvador-Argentina) y el licenciado José Pérez Bahamonde (Universidad de Valencia –España-), son dos laboriosos investigadores que en las últimas décadas han ido compactando la propuesta de “Ser Feliz y/o Tener Razón” con una impronta comunicativa de profundo y claro valor.

Quien aprecia la vida y elige comunicarse con calidad en sus vínculos, encuentra en esta lectura, un espejo cargado de instrumentos simples y claros. Allí algunas de las bondades de esta entrega.

“Ser feliz y/o tener razón”, “Las artes de convivir”, es parte de la colección Psicología de la Comunicación / Biblioteca Ejendú Arte Ciencia y Cultura, será presentado por sus autores hoy sábado 8 de agosto a las 18:30, en la librería Tras los pasos (La Rioja 1912).

MAB 2 EP



Optimization WordPress Plugins & Solutions by W3 EDGE