Rambert a días de un partido clave: “La idea no cambia, es inútil tratar de defenderse los 90 minutos”

Faltan dos días para un partido clave en la corta vida de Crucero del Norte en Primera División. El domingo a las 21.30 recibirá a Huracán de Parque Patricios, el rival directo en la lucha por la permanencia en la máxima categoría del fútbol argentino.

El Colectivero está obligado a ganar, sí o sí. De lo contrario, el Globo le sacará 7 puntos de ventaja justo cuando el fixture se pone más bravo. Después de Huracán viene San Lorenzo en el Nuevo Gasómetro y empiezan a llegar los equipos grandes y poderosos, todos juntos en las últimos diez partidos.

“No pasa por mi cabeza qué pasa si perdemos, no pienso en eso”, dice Rambert, tranquilo, sentado en una tribuna del Andrés Guacurarí después de otra práctica a full con su plantel. Entre los jugadores, la moral también es alta, saben que es muy difícil, pero no están entregados de ninunga manera.

Los jugadores parecen creer mucho en el mensaje que trajo este técnico de 41 años, casi inexperto, que solamente tuvo dos breves pasos por Aldosivi (B Nacional) y Unión San Felipe (segunda de Chile). Es que Rambert está más convencido que nadie de su propuesta, y así lo transmite con sus obsesiones, sus videos y su pasión.

Esta semana, aprovechando el buen tiempo, además del entrenamiento de la mañana, le fue pidiendo a cada línea de jugadores que vuelvan al club a la tarde para ensayar cosas puntuales de su puesto. Primero pasaron los defensores, luego los volantes y más tarde los delanteros. Con tres jugados y tres perdidos desde que se reanudó el torneo, Rambert no duda ni por un segundo.

“Estamos dentro de un proyecto y una idea. No creo que porque no ganamos dos partidos tengamos que cambiar y defender más, seguimos creyendo en la misma idea, los jugadores lo sienten, creen, podemos ganar si intentamos jugar. Eso es lo que inculcamos, no creemos en defendernos solamente, necesitamos hacer goles, es un equipo que siempre crea o hace goles, muchas veces quizás primero que el rival”, dispara Rambert, siempre con mucha convicción.

También es cierto que antes de su llegada, a Crucero no le había dado resultado eso de defenderse “a como de lugar” y ver si podía meter algún gol tirándole un pelotazo a alguno de sus delanteros paraguayos. La llegada de Rambert redundó en que los delanteros empezaran a meter goles. Que los tantos que se hacían fueran, muchas veces, producto de jugadas asociadas. Esa idea, actitud, pagó también -naturalmente- una penalidad en términos defensivos, aunque desde los números no parece significativa.

Con Rambert, Crucero hizo 10 goles y recibió 14 en sólo siete partidos (Unión, Defensa y Justicia, Arsenal, San Martín, Godoy Cruz, Estudiantes y Gimnasia de La Plata). Antes de su llegada el Colectivero había jugado 11 partidos en Primera, con apenas 5 goles a favor y 12 en contra. Desde los números, Pascualito logró un cambio en el equipo, pero sobre todo, desde la actitud y el desarrollo de los partidos, el equipo es otro.

El quid de la cuestión es que ese cambio, quizás, no sea suficiente para mantener al equipo en Primera con el limitado plantel del Colectivero, en cantidad y calidad para la máxima categoría del fútbol argentino. Por ejemplo, Crucero genera llegadas, pero no siempre las resuelve. Claro, no es lo mismo un delantero codiciado por el mercado europeo, como trae Huracán, que José Dujaut, que hace unas semanas jugaba en la Liga Posadeña, cinco categorías más abajo. Lo está haciendo muy bien José, pero…

“Nos está costando abrir el partido de algún lado, con Estudiantes, con Gimnasia (el equipo) mantuvo una calma, pudo llegar al empate, seguimos creyendo en lo mismo. En eso mismo seguimos desarrollando un doble turno por línea”, contó.

-¿Ya tenés el equipo? -En mente lo tengo, intento preservarlo para mí, debido a que todavía no se lo confirmé a los jugadores, no va a haber muchas más variantes que las que puede haber genrado la amarilla de Ariel.

-¿Pinti Alvarez llega? -Ha entrenado con normalidad, nosotros pensamos que el que no entrena con normalidad es difícil que llegue a jugar 90 minutos, salvo excepciones, necesita tener una semana con normalidad. Para Pinti, esta es su primer semana, se encuentra muy bien, nos reconforta saber que desde el inicio o el banco podemos contar con él.

-Encima tener bajas en Crucero con un plantel tan corto… -Siempre tener bajas cuando estás justo con el plantel en algún momento la sufrís y nosotros somos concientes, bajas por amarillas o por lesiones. Entre semana, por ejemplo, en la final de River (por Copa Libertadores) hizo dos cambios obligados por lesiones y entraron jugadores que le dieron un plus. No cualquier equipo tiene eso.

-¿Este es el partido más importante para ganar?

-Es un partido muy importante, para los que jugamos en esta situación de la permanencia es muy importante, después cuando tenemos que jugar con equipos más importantes que nosotros necesitamos un plus, intentar ver cuando podemos rescatar algo.

-¿Qué pasa si pierden?

-Es una hipótesis que no barajo, no puedo barajar que es lo que pasará, si pensamos que el buen resultado nos va a ayudar mucho.

-¿Que analizaste de Huracán? -Con Huracán vimos todos los partidos, editamos los últimos tres, cada vez que un rival tocó la pelota. Ellos pasan mucho al ataque directo que es la búsqueda de Abila y después buscar el desequilibrio con Espinoza, no tienen un juego tan posicional, más allá de que tienen jugadores que lo pueden hacer.

-Están en la lucha directa pero Huracán tiene un plantel con nombres rutilantes, algunos pretendidos de Europa o clubes grandes de acá, ahí la paridad se acaba… -Huracán tiene jugadores con nombres que avalan lo que se espera de ellos, en el caso de Espinoza que tuvo una oferta del Villarreal que no se concretó porque Huracán no quizo, terminó sacándole un jugador a San Martin, Bogado, que ya jugo acá…

-Es importante ganar también porque ya depués empiezan a venir los grandes, viene después San Lorenzo…

-Volvemos a lo mismo, la confianza nos tiene que dar fuerza para poder seguir, mas allá del punto que podemos haber conseguido con Gimnasia hubiera sido importante desde lo anímico, hubiera valido mucho más que un punto, creemos que podemos. Intentamos jugar con equipos que sabemos que son buenos y fuertes en sus cosas, tenemos partidos donde nos vamos a encontrar mucho más cómodos en campo que como nos podemos encontrar con otros rivales. Intentamos jugar como queremos, pero como digo siempre, muchas veces jugamos como podemos.

DSC09408

Rambert en la tribuna Otto Pigerl, ya cumplió tres meses en el Colectivero.

MB
EP



Quizás tambien le interese...

Optimization WordPress Plugins & Solutions by W3 EDGE