En Garupá estará instalado el primer radar autorizado por Vialidad Nacional

En una conferencia de prensa en la sede de Vialidad Nacional distrito Misiones, Eduardo Balza, el subgerente de asuntos jurídicos de la dirección Nacional de Vialidad (DNV), Manuel Keumurdji; el coordinador de enlace entre DNV, la Agencia Nacional de Seguridad Vial (ANSV) y el Órgano de Control de Concesiones Viales (OCCOVI) y Marcelo Vairo, defensor del Pueblo de Posadasexplicaron que actualmente no hay ningún radar autorizado por la DNV.

Eduardo Balza y Manuel Keumurdji, funcionarios de la DNV en conferencia de prensa. Radio Libertad

 

El primero sobre rutas nacionales en Misiones estará en Garupá y ya cuenta con habilitación “precaria”. Sobre los radares existentes en la zona, dijeron que “el de Garupá es bastante legal, porque es un radar móvil habilitado por el INTI y la ANSV y es operado por personal municipal capacitado por la ANSV, pero cuenta con habilitación precaria de la DNV hasta que se construya el radar fijo”. En tanto sobre el ubicado en Candelaria dijeron que es ilegal, porque no cuenta con habilitaciones e incluso “es operado por jóvenes de no más de 14 años, tenemos fotos”.

Balza y Keumurdji remarcaron que ante cualquier fotomulta, el ciudadano debe revisar si la multa fue realizada por un radar habilitado y en todos los casos hacer los descargos correspondientes. Que deberán enviarse por carta certificada con aviso de retorno dirigida al mismo organismo que emitió la multa. En el sitio oficial de Vialidad Nacional hay formularios de respuesta para todas las fotomultas. Puede acceder a ellas desde aquí.

Consideraron que los radares mal instalados o “truchos” son utilizados para ser maquinas de recaudación utilizados por “algunos municipios”. Remarcaron que los radares legales tienen un costo superior a los 300 mil pesos, mientras los radares “truchos” operados por empresas privadas tienen un costo estimado al operador no superior a los 30 mil pesos.

“Los radares truchos no solo ayudan a la seguridad vial, sino que atentan contra las campañas de seguridad vial, porque el ciudadano no presta atención a los radares o a las medidas de control” dijeron. Balza explicó que “un radar trucho le cuesta menos de 30 mil pesos, que no mide bien, saca las fotos a cualquiera, es una máquina de hacer guita. De 20 autos que pasan, a seis le ponen multas y de esos pagan dos, es un montón de guita para una pequeña inversión”.

“Estamos persiguiendo un negocio absolutamente ilegal, que es un negocio sideral” ratificaron los funcionarios de Vialidad Nacional. Explicaron que en el país hay un parque automotor de más de 11 millones de vehículos, si se le hacen multas al 10 por ciento de ellos, es un negocio de muchos millones de pesos, que es ilegal.

Balza explicó que ellos hicieron varios controles en todos los radares que existen sobre la ruta nacional 12. Explicaron que los controles son por las quejas ciudadanas. El de Candelaria es en que más quejas recibe.

“El de Candelaria esta sobre una caja de madera verde, para que no se vea, ellos cambiaron los carteles de señalización, aun cuando esto es un delito federal. Lo más grave es que lo están operando pibes, menores de 14 años. Tenemos fotografías de esto” indicó Balza.

Sobre el de Garupá explicó que es un radar del tipo móvil, con habilitaciones del INTI y la ANSV, que es operado por personal municipal que fue capacitado por la ANSV. Se ha instalado en una “zona negra” (que es un punto de alta accidentología), donde el radar móvil está colocado sobre una calle colectora de la ruta nacional 12, por ello está sobre la jurisdicción municipal.

Pidieron que los ciudadanos se informen sobre la legalidad de los radares. Explicaron que debe tener una señalética de información unos mil metros antes del radar.

MCE 1

EP



Optimization WordPress Plugins & Solutions by W3 EDGE