Las Primarias de agosto enfrentan a referentes de dos modelos en contraste

A menos de un mes de las elecciones primarias de agosto, en Misiones se pone en juego el contraste de dos modelos económicos que dominaron la escena política de los últimos 25 años. Los candidatos a diputados nacionales son representantes de dos épocas bien marcadas: el neoliberalismo de los 90 encabezados por el massista Ramón Puerta y el macrista Humberto Schiavoni y la etapa del Estado fuerte, con Maurice Closs como emblema. En tercer lugar aparece el radicalismo, en los 90 opositor, pero ahora extrañamente aliado del PRO y en negociaciones abiertas con Puerta, con Hernán Damiani como candidato principal.
El contraste es evidente en cualquier punto que se quiera comparar. Pero especialmente se aprecia en las áreas sociales. Sin embargo, hay un hecho histórico que pinta a las claras la diferencia de modelos. Uno de los últimos decretos firmados por el ex gobernador Puerta junto a su entonces ministro de Economía, Humberto Schiavoni, fue la emisión de deuda por cien millones de dólares con los bonos Seniors y Juniors. Fue a pocos días de abandonar el poder, en diciembre de 1999.
Después, Carlos Rovira no tomó más deudas e inició un proceso de negociación para oxigenar las finanzas provinciales que fue coronado con éxito en la segunda etapa de la Renovación, con Closs como gobernador.
Así, la deuda que representaba un presupuesto y medio en los 90, superando los mil millones de dólares, se transformó en un punto manejable del presupuesto, de la que representa solo el diez por ciento del total. Hoy la deuda es de tres mil millones de pesos, contra un presupuesto de más de 30 mil millones.
Según datos oficiales, la deuda pública redujo su peso en 78 por ciento entre 1999 y 2014, mientras que la ejecución presupuestaria creció 2.134 por ciento, con los servicios sociales en 727 por ciento por encima del incremento global.
En 1995 los ingresos tributarios de origen provincial eran apenas del 16 por ciento, mientras que ahora representan el 30 por ciento, con una reducción de la dependencia de los recursos federales
Otros ejemplos son el de los bonos CEMIS, que Puerta emitió para hacer frente a obligaciones del Estado; la emisión de los Bonos Senior y Juniors en 1999 por 100 millones de dólares; y créditos para pagar gastos corrientes como el autorizado por la Ley 3216 del año ’95 donde el objeto del crédito es 40 % para pagar compromisos vencidos en dólares por 16 millones, 30 % para pagar atrasos salariales por 12 millones, y 30% con destino a comedores y hospitales por otros 12 millones más.
El gobernador de Misiones, Maurice Closs, logró una notable reducción del endeudamiento desde que asumió en el cargo, en el 2007. De acuerdo a un trabajo que presentó junto a su vice Hugo Passalacqua y el ministro de Hacienda, Adolfo Safrán, hace ocho años “la deuda representaba el 78 por ciento del presupuesto provincial, en 2011 pasó a ser el 34 por ciento sobre el presupuesto y en 2015 se ubicará en 8,5 por ciento, con la expectativa de bajar aún más hacia 2016”.
“Iniciamos la gestión debiendo el equivalente a un presupuesto. Hoy la deuda es de una décima parte del presupuesto”, aseguró el gobernador.

Últimos en todo
Los datos sociales son más duros. La pobreza a fines de los 90 alcanzaba a 42,3 por ciento de los hogares y el 54,7 por ciento de los misioneros estaba en esa condición, con un pico de 71,1 por ciento después de la devaluación de Eduardo Duhalde. Hoy la pobreza es inferior al diez por ciento en hogares y personas y apenas el 2,5 por ciento está debajo de la línea de indigencia.
La mortalidad infantil en los 90 era de 32,1 por cada mil nacidos vivos. La materna, ese mismo año, fue de 8,6 por cada mil nacimientos. En el 95, la mortalidad materna fue la misma y en 1999 bajó a 6,90. La mortalidad infantil, para 1995 fue de 23,3 y en 1999, de 21,6.
En 2014, tras los diez años de gestión de la Renovación, la mortalidad materna fue de 2,52, y la infantil a 9,38, los indicadores más bajos de la historia.
La salud pública, prácticamente inexistente en los 90, atendió el año pasado 2.436.667 consultas. En los 90 no se alcanzaba a los 100 Centros de Atención Primaria de la Salud. En 2.007 funcionaban 298 CAPS y hoy son 380 en toda la provincia.
En paralelo, desde 2003 se refaccionaron o se crearon nuevos hospitales. El de Nuestra Señora de Fátima, el de Puerto Piray, el emblema misionero en el Hospital Escuela de Agudos Dr. Ramón Madariaga. El Hospital Materno Neonatal está en su etapa final, al igual que la Unidad Central de Emergencias y Traslados.
También se puso en valor el Hospital Samic Oberá, con la refacción del sector de Internación Pediátrica y el nuevo hospital en construcción. Se construye el Instituto Misionero del Cáncer y hospitales en más de una decena de municipios.
A finales de los 90′ había 30 ambulancias en el servicio público. En el 2.007 había 88, y hoy la flota de ambulancias es de 216 unidades de media y alta complejidad.
El Estado está presente además a través de Misiones Te Cuida. De 2010 al 2014 se realizaron 395.400 consultas. En lo que va del 2015, se alcanzaron la 23.493 consultas.
En la educación, en tanto, entre 2001 y 2010, Misiones fue la provincia donde más creció el porcentaje de población de entre seis y once años que asiste a la escuela, lo mismo que la población de doce y catorce.
Mientras que entre los chicos que asisten a la secundaria, hasta 2010 había crecido 6,5 por ciento el número, también entre las primeras provincias del país. También cayó dos puntos el analfabetismo.
La cantidad de hogares con necesidades básicas insatisfechas se redujo a 15,6 por ciento, contra 23,5 en 2001. La cantidad de personas con NBI cayó de 27,1 a 19,1.
Misiones también registra hoy una de las tasas de desocupación más bajas de la Argentina.



Quizás tambien le interese...

Optimization WordPress Plugins & Solutions by W3 EDGE