Todo lo que sucede en los primeros 1000 días de vida tiene un gran impacto en el desarrollo futuro del bebé

Uno viene al mundo con determinada información genética que determina las características físicas,  la salud futura y el potencial intelectual. Sin embargo, no todo quedará en manos exclusivas de nuestros genes: la ciencia ha comprobado que el período desde la concepción hasta los dos años de edad, es decir, los ‘primeros mil días de vida’ del bebé, es aquel en el que se presenta una verdadera ventana de oportunidad para intervenciones concretas que permitirán que un niño sea capaz de desarrollar todo su potencial en términos intelectuales, físicos, emocionales y de salud.

Para ejemplificar todas estas conductas que contribuirán al mejor desarrollo del bebé, fue presentado un video que resume con claridad todos aquellos momentos y acciones que pueden propiciar el crecimiento más saludable para un bebé durante ese período crítico.

El guión se inicia con un joven sano y exitoso,  y luego remite mediante un flashback a todas aquellas intervenciones realizadas durante sus primeros mil días de vida, siempre desde la mirada del niño en primera persona.

Los cuidados desde el primer día del embarazo en lo que respecta a controles médicos, alimentación y ejercicio; luego, el seguimiento del niño con el pediatra, la lactancia materna, la alimentación equilibrada y saludable, el juego, la estimulación cognitiva y todo el cariño de la madre, del padre y de su familia son aspectos claves que influyeron positivamente  para que esa criatura creciera y se desarrollara en su máximo potencial.
A través de esta iniciativa, se intenta concientizar a la comunidad en su conjunto acerca de la relevancia de todos los aspectos, tanto nutricionales como del entorno, que repercuten en la salud futura del bebé. Es una campaña con un mensaje universal y no sólo dirigido a quienes son o serán próximamente padres, ya que todos debemos ser conscientes del impacto que podemos lograr en los primeros mil días de vida, porque todos formamos parte de algún ‘entorno’ que repercute en el desarrollo futuro de una persona.
Nutricia Bagó está comprometida con la causa de los primeros 1000 días y en consecuencia, con seguir concientizando sobre este mensaje para generar cambios en la salud futura de la sociedad. Esta iniciativa se complementa con una campaña en gráfica sobre este mismo tema y cuenta con el acompañamiento de diversas instituciones y asociaciones sin fines de lucro que trabajan también para promover la salud y comparten la misma causa.
La agencia  que estuvo a cargo del proyecto fue Room 23, la producción fue realizada por MU Films y el video es una iniciativa de la empresa Nutricia Bagó.



Optimization WordPress Plugins & Solutions by W3 EDGE