Las ferias francas exponen todo el potencial alimentario de las chacras

El tercer encuentro de Ferias Francas convocó en Oberá a más de tres mil feriantes de 20 provincias, en una megaexposición de productos característicos de la idiosincrasia de cada región del país.
La fiesta de la agricultura familiar culminará hoy en el Parque de las Naciones de Oberá y ayer se hizo el acto de apertura, con la presencia del gobernador Maurice Closs y el ministro de Agricultura de la Nación, Carlos Casamiquela. En la oportunidad de entregaron más de 10 millones de pesos en créditos a diferentes sectores vinculados a la producción de alimentos, cooperativas y productores, marcando una clara política de acompañamiento sostenido por parte del Estado a los productores.
Casamiquela destacó que “estar donde comenzaron las ferias francas en el país es muy significativo, y tal vez algo impensado lo que se logró hoy con más de 750 ferias en todo el territorio nacional”.

2.1

El funcionario detalló que el Estado nacional invirtió en los últimos cuatro años unos “seis mil millones de pesos en la agricultura familiar” que permitió, entre otras derivaciones “la explosión de ferias francas desde el 2012”, especialmente en Misiones, donde se concentra la mayor cantidad.
“Venimos acá a poner en valor las ferias francas porque achican la brecha en el precio que cobra el que produce y lo que paga el que consume y porque los misioneros fueron los primeros que salieron con esta propuesta hace 20 años, en pleno apogeo del neoliberalismo” añadió.
En las ferias que existen en el país circulan por quincena 300.000 consumidores que adquieren productos directamente de los agricultores familiares. Una investigación del Instituto Nacional de Tecnología Agropecuaria (INTA) y el Ministerio de Agricultura determinó que las verduras y hortalizas frescas que son comercializadas por estas vías cuestan entre un 20 y 77 por ciento menos que en los supermercados.
Al romper con el eslabón de concentración que presentan los grandes comercios, la mayor parte de las erogaciones de los consumidores va directamente a quienes producen los alimentos. En total, serían unos 600 millones de pesos por año que circulan por las ferias.

2.2

El Parque de las Naciones de Oberá está totalmente ocupado, con decenas de carpas por producciones y por regiones, viveros de hortalizas, de orquídeas, artesanías (recientemente incorporadas), camiones de organismos nacionales con información para los interesados y una radio abierta.
El gobernador Maurice Closs señaló que “los productores pusieron al servicio de la comunidad lo que el colono siempre hizo para alimentar a su familia. Demostrando que la chacra misionera por más pequeña que sea tiene un potencial enorme”.
En la oportunidad indicó, “se ha hecho mucho por el sector, pero queda por hacer y mejorar, eso será tarea para quien me suceda en el cargo, pero los productores estarán trabajando en la chacra y como siempre acompañados por el Estado como lo hemos hecho desde este Gobierno con el esfuerzo compartido de la Nación, la provincia y los municipios. Eventos como este se deben hacer para mostrar lo que trabajan los productores”.
En ese marco, rescató la política agraria de Misiones, con el respaldo de la Nación para “poner a producir cada centímetro cuadrado de la tierra misionera los 365 días del año”.
Aprovechando la presencia de Casamiquela, Closs reclamó el respaldo de la Nación a los productores de mandioca que luchan contra importaciones a precios bajos especialmente de Asia.
“Si no le ayudamos con estos recursos y algo más que seguramente vamos a tener que poner, van a quedarse feas las raíces en la chacra. Es un tema muy difícil de explicar en la Argentina de hoy. Así que le pedimos que nos ayuden para que el Banco Central de la República Argentina y la Secretaría de Comercio puedan vuelvan a controlar el ingreso de mandioca importada que a nosotros nos perjudica enormemente”, apuntó.

Por su parte, el presidente de las Ferias Francas de Oberá y la zona centro, Eugenio Kasalaba, destacó que el objetivo que tienen los productores que están en las ferias misioneras, es poder abastecer alimentariamente a toda la tierra colorada.
“Una buena alimentación no necesita medicina, por eso hay que trabajar la orientación de una alimentación saludable”, destacó.
Eugenio es uno de los iniciadores de las Ferias Francas en Misiones, que están celebrando sus 20 años de funcionamiento en pleno crecimiento en todo el país a tal punto que el movimiento económico que se genera en el territorio nacional representa el 20 por ciento del Producto Bruto Interno.
Kasalaba reconoce que jamás imaginó a lo que hoy se llegó con los productores, principalmente en Misiones, donde parecía una utopía vender alimentos en una mesa. “Es una felicidad poder llegar íntegros a los 20 años de funcionamiento, pensar que hay más de 700 ferias en Argentina, que podemos ser productores de alimentos para Misiones, veo que somos el futuro de la alimentación saludable”.
Aseguró que es posible poder abastecer al mercado misionero de productos sanos, pero es necesario el trabajo mancomunado de varios sectores. “Podemos lograr la soberanía alimentaria trabajando con los feriantes, seguir salvando al colono que trabaja con la yerba y el té, pero también continuar buscando otras alternativas de plantación aprovechando la fertilidad de la tierra”.
Al ser uno de los padres de las ferias francas en Misiones, conoce y aclara que a muchos trabajadores les cuesta entender que se puede plantar otras cosas, porque “se viene de varias generaciones que se dedicaron solo al té o la yerba y cambiar ese pensamiento es complejo, pero con el tiempo estamos demostrando que ir por otros caminos es posible y funciona. Pensar que comenzamos con siete ferias y hoy estamos cientos en toda la provincia habla por sí solo de lo que podemos lograr”.
Kasalaba sabe que en este tiempo hubo tragos amargos y buenos, por ello destaca que deben continuar trabajando por los que no están. “Tenemos dar batalla para obtener los reconocimientos y continuar ganándonos los espacios. Pasaron 20 años, muy rápido, pasamos muchas amarguras con nuestra gente, comenzamos tímidamente y hoy queremos ofrecer toda la alimentación a la provincia. Fuimos de a poco ganando terreno en la comunidad y vemos que las Ferias no tienen techo, solo en pueblos pequeños, pero en las ciudades tenemos mucho por hacer”.



Optimization WordPress Plugins & Solutions by W3 EDGE