Definen la suerte de la joven acusada de haber matado a su bebé en Aristóbulo del Valle

Llega el día. Este miércoles se conocerá en Oberá el veredicto en el juicio que busca establecer si una madre asesinó o no a su hijo recién nacido al tirarlo a una letrina. El hecho ocurrió en el paraje San Lorenzo de Aristóbulo del Valle y la acusación recae en Nancy Da Rosa.
El Tribunal juzgador está compuesto por Francisco Aguirre, Pablo Rivero y Lilia Avendaño. La fiscalía a cargo de Estela Salguero.
La acusada es asistida por la defensora oficial Graciela Abdolatiff.
En principio, desde las 8.30 se escucharán los alegatos de la fiscal y luego de la defensa. Según se dijo la semana pasada, la intención es dar el veredicto antes del mediodía.
En el segundo día del juicio oral se realizó el miércoles de la semana pasada, se ventiló por parte de una ex pareja y la madre de la joven, que nadie sabía que ella estaba embarazada y cuando su ex novio, Javier Acosta, se enteró, ella le pidió que no contara nada. Al parecer, la gestación del menor habría sido en el marco de un abuso por parte de un patrón de la chica.
En su indagatoria durante la instrucción de la causa, Da Rosa declaró que no sabía que el menor estaba muerto cuando lo dejó. En el juicio, prefirió abstenere.
“Ella me dijo que luego de tener al bebé, iba a vivir conmigo. Me contó que estaba embarazada pero me pidió por favor que no le contara a su mamá ni al hermano. Además me mostró la faja que usaba para tapar la panza”, dijo Acosta.
Por su parte, Analía Quevedo y Luis Schafer, ambos vecinos de Nancy, expresaron que desconocían que ella estaba embarazada y que en la madrugada del hecho no escucharon llantos ni gritos que les llamara la atención, pero sí los dos coincidieron en que la criatura fue hallada en un pozo con agua, al lado del baño tipo letrina.
En tanto que Arturo Fried (62) fue más contundente, ese 20 de agosto fue testigo del momento en que sacaron el cuerpo sin vida del hijo de Nancy del pozo. “La policía sacó el cuerpito del bebé del pozo. No era la letrina, sino que otro que estaba lleno de agua de 1,70 metros aproximadamente. La policía tuvo que desagotar el pozo para sacar al bebé, que era normal”, dijo el hombre.
Además agregó que pudo ver manchas de sangre en el piso, cerca del baño tipo letrina. “Había algodones con manchas de sangre, ropa y restos del parto, seguramente utilizó eso para higiene”, recordó.
Da Rosa está acusada del delito de “homicidio calificado”. Hay expectativa sobre el fallo: ¿absolución? ¿condena con alguna atenuación? ¿perpetua?



Optimization WordPress Plugins & Solutions by W3 EDGE