Emilce Kusiak, una joven productora de alimentos, que quiere seguir en la chacra

Como muchos jóvenes de la chacra, Emilce Kusiak de 16 años divide su tiempo entre la escuela y el trabajo de la tierra. Hace un año el padre enfermó, entonces Emilce, su hermana y la madre de ambas asumieron la responsabilidad de la casa y la unidad productiva. Las tres mujeres carpen, pican la tierra, siembran, riegan, cuidan las hortalizas, cosechan y venden la producción en Posadas y Puerto Rico. Es que la familia Kusiak vive de la producción de verduras, desde hace varios años.
Emilce tenía muchas ganas de estudiar en una Escuela de la Familia Agrícola (EFA), pero sus progenitores no estaban de acuerdo con la idea. Por lo que decidió asistir a una escuela secundaria de Gobernador Roca, donde cursa el cuarto año. Todo su entusiasmo por adquirir conocimiento sobre la actividad agrícola lo vuelca día a día en la chacra de la familia, donde ya aprendió las fechas de siembre y cuidados culturales de las plantas.
La chacra de los Kusiak está ubicada en el paraje El Cazador del municipio de Gobernador Roca, donde producen: repollo, lechuga, albaca, perejil, acelga, rabanito, remolacha, zanahoria, cebollita de verdeo, rúcula, espinaca y berenjena, entre otras cosas. “Hacemos de todo un poco y vendemos en el Mercado Concentrador de Posadas y verdulerías de Puerto Rico”, relató Emilce. Tienen plantaciones a campo y bajo invernáculos, además crían algunos animales de granja.
Tareas compartidas
“Las tres mujeres trabajamos la tierra, porque mi papá tiene una prótesis y no puede hacer fuerza. A veces, cuando tenemos dinero para pagarle viene un muchacho a ayudarnos, él se encarga de levantar los invernaderos. Después, nosotras picamos la tierra, todo a mano porque no tenemos ninguna máquina”, comentó Emilce. Desde hace unos meses, el trabajo pesado está a cargo de Emilce y la madre porque su hermana está embarazada. “Ella no puede hacer trabajos pesados, por eso se encarga de la limpieza de las verduras, armar los mazos y atarlos”, detalló.
También se distribuyeron las tareas de la venta, los días jueves concurre la madre al Mercado Concentrador, mientras que los días sábado asiste Emilce. Además, realizan reparto los martes y miércoles en verdulerías y casa particulares de Puerto Rico. De esta manera, se hicieron de una clientela fija a la que visitan todas las semanas. “Nosotros vivimos solo de la producción de la verdura, estamos bien organizados”, afirmó.

OLYMPUS DIGITAL CAMERA

El día de Emilce comienza muy temprano, antes de que salga el sol, porque a las 7:30 entra a la escuela. Sale a las 12:00 y regresa a su casa. Después de almorzar y limpiar la casa, se dirige a los invernáculos a trabajar. Allí las tareas no paran hasta el anochecer. La joven relató que la familia tiene planes de ampliar la producción e incorporar nuevos cultivos. Ese proyecto podrán concretarlo con asistencia del Instituto de Fomento Agropecuario e Industrial (IFAI). La semana pasado recibieron semillas y lonas para invernáculos.
La idea es producir tomate, acelga, pepino, zapallito y morrón bajo invernadero. “Si tenemos las cortinas protectoras, la acelga puede crecer bien bajo invernáculo en invierno. Los días que hace mucho frío hacemos fuego a la noche, entonces no se mueren las plantitas. También podemos hacer morrón y tomate. Las mujeres nos animamos a todo”, aseguró Emilce entusiasmada.

 

OLYMPUS DIGITAL CAMERA

Para el presidente del IFAI, Ricardo Maciel, la historia de Emilce es un ejemplo a seguir. “No ha dejado de estudiar más allá del trabajo que hace todos los días, ayuda a su familia y se nota su alegría al contar lo que producen”, agregó. Apuntó que al recorrer la provincia se encuentra con varios jóvenes agricultores, como Emilce, con muchos deseos de seguir en la chacra.



Quizás tambien le interese...

Optimization WordPress Plugins & Solutions by W3 EDGE