“El desafío es la industrialización para generar empleo”

En cadena nacional, la presidenta Cristina Fernández mostró unos gráficos que instantes antes le había acercado el gobernador Maurice Closs. Las barras mostraban claramente el proceso de reducción de la deuda de Misiones, lo que la Jefa de Estado tomó como ejemplo para hablar del desendeudamiento y la sana administración de los recursos públicos.
El gráfico fue realizado por el secretario de Hacienda, Adolfo Safrán, para quien fue “un orgullo” que la Presidenta exhiba los datos de Misiones, logrados con “el esfuerzo de todos los misioneros” en los últimos doce años. Para el titular de la cartera económica, esos resultados permiten ahora al Gobierno tomar decisiones de largo plazo y planificar el desarrollo económico sin la atadura de la deuda.
“El desafío para el próximo tiempo es la industrialización y atraer inversiones para generar puestos de trabajo”, adelantó.

“Me llenó de orgullo, de satisfacción ver que la Presidenta estaba tomando el cuadro que había mostrado el gobernador en su conferencia de prensa donde se mostraba como se había dado el proceso de desendeudamiento de la provincia en los último 10 y 12 años. Donde existía una deuda muy abultada para todos los misioneros y como poco a poco a través de tiempo la provincia logró desendeudarse”, indicó Safrán en un reportaje concedido a este diario.
En ese sentido, detalló que en el año 2003 la deuda era de 3.600 millones y el presupuesto era la mitad. “La deuda era el doble de lo que ejecutaba la provincia su presupuesto. En el año 2007 era similar, el presupuesto era de 3.600 millones de pesos y la deuda era 3.602 millones. La deuda ya equivalía a un presupuesto, se había reducido a la mitad en términos reales y para el 2015 estamos estimando que la deuda va a ser el equivalente al 11 por ciento del presupuesto ejecutado, o sea, 33 mil millones del presupuesto contra 3 mil seiscientos millones de deuda. La deuda en términos nominales se mantuvo igual en todo este tiempo, pero lo que fue creciendo fue el presupuesto a nivel provincia e hizo que la deuda se torne más liviana”, explicó.


Safrán indicó que Misiones «en el 2008 tuvo que pagar en concepto de servicio de deuda el equivalente a 180 millones de pesos por mes, es una suma importante, prácticamente el 70 por ciento de lo que hoy se destina para obra pública”.
“Hoy no se paga ni 5 millones de pesos por mes, porque la Nación viene refinanciando las deuda. Pero si el próximo Presidente no continúa con la refinanciación habría que pagar 28 millones por mes», aseguró.
“Hoy el gobernador puede pagar las deuda todos los meses y sin comprometer el presupuesto de la provincia”.

¿Cómo se compone el crecimiento del presupuesto?
Fundamentalmente la principal razón del crecimiento del presupuesto obedece al crecimiento económico de Misiones. Hemos crecido por encima de la media nacional, en materia de radicación de empresas, creación de puestos de salud, de escuelas, obras publicas y del sector privado. Se ha ido jerarquizando y fortaleciendo en este proceso de crecimiento y desarrollo. Sin duda, lo que más ha crecido es el recurso provincial, la recaudación a través de Rentas con una política fiscal muy seria.
¿Se espera un rumbo económico más tranquilo de lo que fue 2014?
Todo indica que la Provincia va a tener un año muy tranquilo en materia económica, una inflación controlada, donde no va superar el 24 por ciento anual, una paz cambiaria, el Banco Central se está fortaleciendo con reservas para sostener cualquier corrida cambiaria, con cual eso da tranquilidad al tipo de cambio. Hay algunos indicadores como ser el rubro de la construcción, que está mostrando un indicador positivo. Estimamos un incremento en la actividad económica de un 8 por ciento en el mes de abril que no es un dato menor, las ventas minoristas están creciendo. Los indicadores de los registros de transferencia de inmuebles se están movilizando nuevamente. La actividad económica de hoy se está normalizando y esto indicaría que tendremos un año con un crecimiento muy moderado que pueda estar cercano al 2 o 3 por ciento, pero esto ya es numero positivo dentro del contexto mundial.

La Argentina emitió bonos de deuda buscaba conseguir 500 millones de dólares y consiguió 1500 millones ¿Esto no va en contra de la política de desendeudamiento?
«No, porque esta emisión de bonos se hizo para hacer frente al vencimiento de la deuda que va a haber en octubre de este año, es una reprogramación de la deuda que tiene la Argentina, no es tomar deuda, se trata de una refinanciación de la deuda, que es una política muy normal en estos tiempos.

¿Se le está ganando la batalla cultural a los fondos buitres?
Creo que se está dando a nivel mundial un fenómeno muy interesante que es que los países están tomando conciencia de la importancia de empezar a regular y limitar el poder de los fondos Buitre. El mejor ejemplo es lo que pasó con Bélgica, con el proyecto de ley para limitar las acciones de los fondos. También lo decía el ministro de económica, Axel Kicillof, que desde la ONU se está trabajando seriamente en un marco regulatorio para limitar las acciones de estos grupos jurídicos. Creo que hay una buena señal de los países que han visto con preocupación de estos temas.

Solvencia. Safrán indicó que el próximo gobernador tendrá cuentas ordenadas.

Solvencia. Safrán indicó que el próximo gobernador tendrá cuentas ordenadas.

Después de las palabras elogiosas de la Presidenta hubo críticas por parte de la oposición, diciendo que el desendeudamiento no era tal ¿Qué les responde? 

En primer lugar, hay que destacar que el diputado Luis Pastori haya reconocido que la provincia se haya desendeudado, después las otras consideraciones de que hay una deuda oculta, por ejemplo, la deuda de los juicios que tiene la provincia, en ese caso voy a hacer un par de observaciones: en primer lugar esto no es así, yo lo invito al diputado Pastori a que venga, que me pida una audiencia, lo voy a recibir con mucha amabilidad. En el caso de los juicios por ejemplo, con el Instituto Provincial del Seguro residual, son deuda de la época de Ramón Puerta, de 15 o 20 años atrás, no superan los 50 millones de pesos y en litigio puede estar rondando una suma cercana a los 100 millones. No es una suma significativa, contra los 3.600 millones de pesos en concepto de deuda total con la Nación y con los bonos.
Pastori hace una observación de que nosotros comparamos la deuda con el presupuesto ejecutado y con el presupuesto presentado en la Cámara. Lo quisimos hacer así porque el más real que el presupuesto aprobado en Diputado porque nos muestra cuanto es el tamaño de recaudación del Estado en concepto de coparticipación y de impuestos provinciales, es una estimación de gastos y de recursos. En la década del 90, el presupuesto siempre estaba inflado, si yo comparo deuda contra presupuesto, queda que en la década del 90 la deuda era menor y ahora es mayor y eso no es así, por eso hay que tomarlo por el presupuesto ejecutado.
La otra aclaración es que siempre el presupuesto ejecutado es mayor y eso da lugar a los superpoderes o mal manejo y esto no es así. Por Constitución nosotros tenemos que mandar el presupuesto antes de 31 de julio, Misiones es la primera provincia que manda su presupuesto a la Legislatura porque los dice la Carta Magna, lo hacemos antes que Nación y desconocemos oficialmente cuales son las proyecciones macroeconómicas que tiene la Nación respecto a la inflación, crecimiento, recaudación. Seguramente tendremos errores, porque estamos haciendo un presupuesto sin conocer los datos de la Nación.
Tercera aclaración: Prefiero que el presupuesto se sobreejecute y no se subejecute porque si digo que mi presupuesto es 100 y termino recaudando 80, quiere decir que la economía no creció lo que esperaba, lo cual no es bueno. Si recaudé 110 o 120, hay que celebrarlo porque quiere decir que la economía creció.
El diputado Gustavo González también comete un error al desvalorizar la comparación Deuda/Presupuesto al aferrarse al estereotipo de decir que debe compararse con el Producto Bruto de Misiones, un dato que de haberlo hecho, habría sido impugnado por la oposición habida cuenta del permanente manto de sospecha que se intenta brindar sobre los datos de las cuentas nacionales, no así los datos del presupuesto ejecutado que son claramente objetivos y verificables, pues si así lo hiciéramos en 2003 la relación Deuda/Producto Bruto arrojaba cerca del 13 por ciento, en el año 2007 8,6 por ciento y para el año 2015 estimaremos que esa relación terminará siendo del 1,7 por ciento”.

Algunos candidatos de la oposición advierten que hay que achicar el gasto del Estado, que hay que hacerlo más eficiente ¿Se pueden recortar gastos?
El control del gasto es un trabajo día a día, es una sintonía fina que se viene haciendo. Es eficiencia del gasto público, que significa que genere el mejor impacto en la economía, un efecto derrame. Si el gasto es ineficiente, nadie recibe ese gasto y el esfuerzo del Estado no impacta en la economía. Si se logra un buen gasto, se potencia la economía. En los últimos doce años hubo un eficiente gasto público, porque hubo crecimiento económico que no fue casualidad. Misiones creció a más de dos dígitos por encima de la media nacional, creció la obra pública. Si uno brinda buenos recursos a comedores, comen bien los chicos y el comercio recibe el pago. Es un ejemplo sencillo de cómo impacta el gasto. Esto no se soluciona ajustando el gasto público. Cuando retirás el Estado de la economía, como sugieren corrientes económicas cercanas a la derecha como la alianza UCR y Macri, para nada va a ayudar al crecimiento económico de Misiones.

¿Cuáles son los próximos pasos del Gobierno en materia económica en lo que resta del año?
Vamos a sostener los programas anunciados de obras públicas y distintas líneas de incentivos a la producción. Planes como el asfalto sobre empedrado, recuperación de caminos terrados para favorecer a la producción, hay muchas líneas de acción.
¿Cuál es el desafío del próximo gobierno?
Depende del perfil del próximo gobernador y la impronta que le ponga. Pero hay que fortalecer la industrialización de la economía misionera, generando cuencas industriales. Con políticas para algunos sectores como la cuenca lechera u otras productivas. Hay que pensar en la radicación de industrias, para adelante, con una mirada quizás más audaz. Hay que generar industrias de software o genética, para que Misiones se consolide como un polo de nuevas tecnologías. Son actividades que generan mucho trabajo. Se puede hacer con incentivos como líneas de crédito o algunas políticas impositivas temporarias, para que den la base.



Quizás tambien le interese...