Una orangutana tiene abogado en una causa por malos tratos contra el zoológico de Buenos Aires

En un hecho inédito para la Justicia argentina, el animal tendrá un representante legal en la causa penal en la que se investiga si fue víctima de maltratos o actos de crueldad, a pesar de que la fiscal recomendó archivar la investigación.

El animal, de 29 años de edad que desde hace 21 vive en cautiverio en el zoológico porteño, será representando por la Asociación de Funcionarios y Abogados por los Derechos del Animal (Afada) que actuará como querellante, informó el titular de esa entidad Pablo Buompadre.

“Sandra es el primer gran simio que tiene representación legal en la Argentina en una causa penal, porque nunca se representó en juicio a un animal silvestre: estamos luchando contra todo un sistema judicial”, explicó a Télam Buompadre, titular de AFADA.

“Antes lo que se representaba (en los procesos) era el sentimiemto de compasión de la comunidad para los animales”, en virtud de “una posición antropocéntrica”, mientras que “la tendencia actual es entender los derechos de los animales desde el punto de vista sensocéntrico o biocéntrico, que lo que se prioriza es la vida de los animales y su condición de seres sintientes: ya no son cosas o propiedades”.

Además, la misma resolución del juez en lo Penal, Contravencional y de Faltas Gustavo Letner reconoce por primera vez la legitimación activa de una organización de la sociedad civil para querellar en resguardo y protección de los intereses y derechos de un animal silvestre en cautiverio.

La fiscal Cecilia Amil Martin, titular de la Fiscalía N°8 había pedido el rechazo como querellante a la asociación al entender que “AFADA no es directamente damnificada por un delito”, y pidió archivar las actuaciones por atipicidad.

En diciembre del año ya se había producido un fallo histórico en la misma causa, cuando la Sala II de la Cámara de Casación Penal interpretó, en su parte argumentativa, que “es menester reconocer” a Sandra “el carácter de sujeto de derecho pues los sujetos no humanos (animales) son titulares de derecho”.

En su parte resolutiva, el fallo de Casación remitió las actuaciones por maltrato animal a la Justicia Penal Contravencional y de Faltas de la Ciudad, que es la que ahora aceptó a AFADA -que también había presentado, un habeas corpus por privación ilegal de la libertad- como querellante.

“Al ser un tribunal de una alta jerarquía, (Casación) lo que dice es que no tiene competencia para resolver, pero también que no hay duda que los grandes simios son sujetos no humanos”, sostuvo Buompadre.

Indicó además que lo que tendría que haber hecho esa sala “era confirmar el rechazo o conceder el habeas corpus, pero en lugar de eso tomó una tercera posibilidad que es remitir para que un juez competente decida, pero no sobre el habeas corpus, sino sobre maltrato animal”.

Tras el fallo de Casación, la asociación también presentó un recurso de amparo en el fuero civil que recayó en el Juzgado Contencioso, Administrativo y Tributario número 4 de la ciudad de Buenos Aires a cargo de Elena Libertatori.

“El amparo, que fue receptado el 16 de marzo, lo interpusimos para que se tornen efectivos esos derechos que le había concedido Casación. Lo que queremos es, a través de cualqueira de las vías, lograr la liberación de Sandra en un santuario, para que se respete su derecho a la libertad ambulatoria y a una vida digna”, dijo.

(Telam)



Quizás tambien le interese...

Optimization WordPress Plugins & Solutions by W3 EDGE