Digitalización. Santiago lleva adelante el proceso de digitalización de la Justicia.

Las facultades de superintendencia del Poder Judicial de Misiones

Digitalización. Santiago lleva adelante el proceso de digitalización de la Justicia.

Digitalización. Santiago lleva adelante el proceso de digitalización de la Justicia.

Por Sergio César Santiago, ministro del Superior Tribunal de Justicia de Misiones

Introducción

Para el conjunto de la sociedad, la labor del Poder Judicial se circunscribe y  limita a  la  rutina diaria de  resolver conflictos, aplicar normas punitivas y sancionar a quienes  incumplen el orden  jurídico. Esta visión del común de los ciudadanos debe ser aclarada y llevada a su real dimensión, porque no todo  lo que  se hace en el Poder Judicial es dictar sentencias; así,  la Constitución de Misiones también pone en manos del  Superior Tribunal de Justicia facultades de superintendencia.[1]

En uso de tales facultades el Máximo Tribunal de la provincia tiene a su cargo la administración de su organización,  toda  vez  que  el  aparato  jurisdiccional  y  administrativo  del Poder Judicial plantean muy delicadas cuestiones de orden y aplicación de los  recursos  humanos,  tecnológicos  y  financieros  afectados  a  la  consecución básica y esencial a su cargo.

Forman parte del atributo que como cabeza de Poder  tiene asignado el Superior  Tribunal de  Justicia de  la Provincia:  las pautas de organización  y distribución del  trabajo  interno,  los desarrollos  informáticos[2],  tecnológicos y comunicacionales  aplicables  a  la  gestión  judicial  y   Administrativa,  los lineamientos  generales  en  materia  de  política  edilicia  judicial,  los mecanismos de selección de personal, de promoción y carrera  judicial,  la capacitación  y  actualización  de Magistrados,  Funcionarios  y  Empleados, los medios de difusión de la  información judicial. La política en materia de indicadores,  estadísticas  y  control de  la  labor  jurisdiccional,  el  control  de personal,  la  contratación  de  bienes  y  servicios,  la  recaudación  y fiscalización de  la tasa de  justicia,  la ejecución presupuestaria y  toda otra medida  vinculada  con  el  correcto  funcionamiento  de  este  Poder  del Estado.

Cabe destacar que se conjugan perfectamente las facultades de superintendencia que posee el Superior Tribunal de Justicia con la independencia de los jueces en el ejercicio de sus funciones jurisdiccionales y de como la implementación de un sistema informático para la gestión de las causas judiciales con el objeto de dar mayor celeridad a los trámites, es una cuestión que es susceptible de despertar temores y rechazos ante el cambio de paradigma, lo que no debería ser así, cuando dicha implementación es llevada a cabo dentro del marco normativo dictado por el Alto Cuerpo en uso de sus facultades de superintendencia.

 

Superintendencia:

Las medidas de contralor y directivas internas, de carácter administrativo que dispone  el  Superior Tribunal  de  Justicia  a  fin  de  lograr  mayor  celeridad,  eficacia  y eficiencia en el ejercicio de  la función  jurisdiccional, responden al deber-atribución de superintendencia  dispuesto  por  la  Constitución  Provincial  en  correspondencia  con  la Ley Orgánica  y el Reglamento para el Poder Judicial.

La  expresión  superintendencia  significa  suprema  administración  de  un ramo y  constituye  una  atribución  inherente  a  los Tribunales Superiores  o Cortes  de Justicia a fin de ejercer  el  gobierno  del Poder Judicial.

 

1) Art. 146 inc 1 C.P.Mnes.: El Superior Tribunal de Justicia. En materia administrativa y sin perjuicio de las demás que la ley otorgue, tiene las siguientes atribuciones:  1. Dicta su reglamento interno y ejerce la superintendencia de toda la  administración de justicia.

2) Art. 24 de la Ley IV Nº 55 dispone: “Facúltase al Superior Tribunal de Justicia de la Provincia de Misiones a implementar, reglamentar el uso y disponer la gradual implementación del expediente electrónico, del documento electrónico, de la firma electrónica, de la firma digital, de las comunicaciones electrónicas y del domicilio electrónico constituido, en todos los procesos judiciales y administrativos que se tramitan ante el Poder Judicial de la Provincia de Misiones, con idéntica eficacia jurídica y valor probatorio que sus equivalentes convencionales.”

 

En  este  marco,  el  máximo  Tribunal  tiene  a  su  cargo  la  administración  de  la organización,  la formulación de políticas,  la dirección y el control, a fin de procurar el correcto  funcionamiento  administrativo  de  los  magistrados,  funcionarios  y empleados.[3]

 

Independencia del Juez:

Esto  significa  que  con  relación  al  ejercicio  de  la  función  jurisdiccional,  se  le garantiza al Juez la  independencia  para que pueda resolver con absoluta libertad, sin ingerencia ni  instrucciones de órganos  superiores del Poder  Judicial ni de otras  ramas del  gobierno,  pero  administrativamente  se  encuentran  sujetos  al Tribunal  Superior  de Justicia.

Si el Superior Tribunal de Justicia es el órgano de gobierno, responsable máximo de  la  administración  del Poder  Judicial,  es  también  el  primer  custodio  de  su  correcto accionar. Esta  subordinación  administrativa  de  los magistrados  a  la  cabeza  del  Poder Judicial, es indispensable para asegurar la unidad de acción.

 

Los Sistemas de Información como Herramientas de Apoyo a la Superintendencia:

El  salto  cualitativo  que  el  hombre  ha  dado  en  las  últimas  décadas  del  siglo,  marcado principalmente  por  el  desarrollo  de modernas  tecnologías  puestas  a  su  servicio  en  las mas variadas aplicaciones, ha colaborado hasta ahora en acentuar el distanciamiento del justiciable de  un  servicio  que  por  mantenerse  fiel  a  sus  tradiciones  ha  perdido  la  legitimación  y  la confianza  que  necesita  para  cumplir  exitosamente  sus  objetivos.    Es  necesario  entonces, focalizar  la  atención  sobre  la  tarea  de  administración  del  servicio  de  justicia  para  lograr  una utilización mas  eficiente  de  sus  recursos.    En  la  práctica  ello  implica,  entre  otras  cosas,  el desarrollo de un completo programa de información sobre el funcionamiento del Poder Judicial y la utilización generalizada de indicadores de desempeño.

El  grado  de  rigidez  y  especialización  que  caracteriza  a  los  procedimientos  judiciales,  ha contribuido a delinear un perfil conservador a la judicatura, que amparada adicionalmente en el criterio de  independencia,  la hace altamente  impermeable a  la  introducción de cambios en  los métodos de trabajo y a la aplicación de controles de gestión encarados desde una perspectiva sistémica[4].

Dicha perspectiva ha sido plasmada en la Acordada  Nº 144/2014 dictada por el Alto Cuerpo a través de la cual no solamente se ha dispuesto el uso obligatorio del SIGED, en aras al mejoramiento del servicio de justicia, sino que también se ha previsto en la normativa todo lo necesario para la puesta en funcionamiento del sistema, a través de la Secretaría de Informática dependiente del Superior Tribunal de Justicia, destacándose que la herramienta informática no sólo servirá para gestionar las causas judiciales con mayor eficiencia y eficacia sino que también la misma valdrá para que el Máximo Tribunal provincial pueda llevar adelante su tarea de superintendencia en cuanto a las inspecciones del funcionamiento en relación con  el correcto accionar respecto de  todas las dependencias judiciales, resaltando que dicha tarea se circunscribe al contralor de  la adecuada gestión administrativa de las causas, lo que reglamentariamente está facultado a hacerlo, personalmente o comisionando a los funcionarios que releven datos que servirán para la toma de decisiones.

 

3) Reglamento para el Poder Judicial art. 75): Además de las inspecciones que realicen las Cámaras o el Superior tribunal, el Presidente los Ministros y el Procurador general del Alto Cuerpo, podrán constituirse en el momento que lo consideren oportuno en cualquiera de los organismos judiciales o administrativos del Poder Judicial, para verificar el cumplimiento de los horarios, observar la marcha de la labor que se realiza en los mismos o tomar las medidas que estimen convenientes, debiendo informar oportunamente al Superior Tribunal.

4) Indicadores de Desempeño Judicial – Germán Garavano (Director Fores) – Natalia Calcagno, Milena Ricci, Liliana Raminger – (Investigadores Fores)



Quizás tambien le interese...

Optimization WordPress Plugins & Solutions by W3 EDGE