Alexa

Apareció un corazón para Stefanía Vier y es intervenida en la fundación Favaloro

La joven oriunda de Montecarlo que hace 101 días estaba internada en la fundación Favaloro de Buenos Aires a la espera de un corazón está siendo intervenida desde esta madrugada en búsqueda de un milagro. “La primera frase que me dijo Stefi cuando los supo fue: “Mamá voy a seguir viviendo””, contó su madre Claudia. Se espera que en horas del mediodía se emita el primer parte médico.

Claudia, mamá de Stefanía Vier. (LT4 – Red Ciudadana)

 

Según contó la madre de la joven, la noticia de un posible corazón les llegó a las 19:50 de este martes 5 mayo, tras 101 días internada en espera de un milagro. “A las 23:15 de la noche se presentó el médico ablacionista y confirmó que el órgano estaba dentro de la provincia de Buenos Aires y se iba a realizar la operación. A las 1:40 la vinieron a buscar para la intervención”, detalló.

La intervención, de gran complejidad, es llevada a cabo por un equipo de 30 profesionales y se espera que cerca del mediodía emitan el primer parte médico.

Claudia, mamá de Stefi, señaló que se trata de un segundo operativo ya que el 21 de marzo hubo un primer intento que fue fallido porque el órgano no estaba en condiciones para un trasplante, y reveló que cuando supieron de esta posibilidad la primera frase que Stefi le dijo fue: “Mamá voy a seguir viviendo”. “Después, en un momento más íntimo, cuando estábamos tomadas de la mano en silencio, soltó mi mano, se puso en posición de oración y me dijo que necesitaba agradecer y pedir por la familia que perdió a un ser querido… Ella siempre le sonrió a la vida y eso la hizo fuerte”, manifestó.

Asimismo indicó que la intervención a la que está siendo sometida su hija es una cirugía de muy alto riesgo debido a que ya tiene tres cirugías anteriores. “Intervenir un cuerpo virgen es mucho más fácil que uno que ya sufrió cirugías, los médicos tienen que estar muy atentos, lleva muchas más horas de trabajo y mucho riesgo”, explicó y agregó: “El médico ablacionista le advirtió todo eso a Stefi, ella aceptó, entendió y él le dijo “pero yo estoy acá para ayudarte a vivir”. Y ahí sí ella desbordó en lágrimas”, relató.

Finalmente pidió a modo de oración por las manos de los médicos a cargo de la cirugía y también para que “pensemos que hoy hay un nuevo ángel que se fue y dejó un corazón para Stefi”.

 

Antes de la operación Stefi dio su consentimiento para que Telefé siga la intervención

Según  relató su madre, cuando a las 23:15 de la noche se presentó el médico ablacionista confirmando la viabilidad del órgano también le contó que hacía poco la fundación había firmado un convenio con Telefé para hacer una campaña de concientización y le preguntó si estaba de acuerdo y aprobaba que Telefé siguiera la situación, desde la ablación hasta el trasplante. “Ella preguntó: “¿Es para seguir concientizando? ¿Dónde firmo?””, dijo.

En ese sentido destacó la gran necesidad de que se difunda la importancia de la donación de órganos “porque hay muchas Stefi en lista de espera”.

Consideró que a pesar de todos los esfuerzos y campañas que se realizan, no hay suficiente información y recordó que su hija desde pequeña hizo campañas para concientizar de que “al donar órganos, estamos regalando vidas”. “Esto es un milagro y necesitamos que se hable del tema”, insistió.

Manifestó que conseguir órganos sería más simple si la discusión de la donación se hace antes dentro de la familia y no en el momento más difícil. “Porque también me pongo en el lugar de alguien cuando abren la puerta de terapia intensiva y le preguntan si quiere donar los órganos. Eso se tiene que charlar antes”, dijo.

Por último advirtió que no todas las personas pueden ser donantes porque muchas veces sus órganos no son viables. “La gente del Incucai me contaba que muchas veces las personas que son donantes se van sin saber que tenían un soplo o una enfermedad terminal”, agregó.

 

M.O. (LT4 – Red Ciudadana)

LA REGION

NACIONALES

INTERNACIONALES

ULTIMAS NOTICIAS

Newsletter

Columnas