Polaroid: “Cuba le ganó la batalla al imperialismo, ahora resta ganar la batalla cultural”

Conformada por Juan Carlos Suárez Peña (guitarras, voces, textos, arreglos), Miguel Díaz-Canel Villanueva (guitarras, voces, textos) y Ramsés Arencibia Broch (guitarra líder), Polaroid es una agrupación eminentemente alternativa que, tomando como base la canción de autor, profundiza en la experimentación y la búsqueda de caminos sonoros y estéticos particulares y comunes a lo que en los últimos años se ha denominado world-music. “Canción de Amor Contemporánea”  es la definición que engloba a la producción musical de Polaroid, en un país marcado desde el punto de vista cultural por la trova y la nueva canción de la segunda mitad de siglo pasado.

 

“Polaroid es la avanzada de la ultimísima generación de la nueva canción cubana”, expresa  Enrique Carballea, mánager del grupo. “Miguel Díaz tiene 21 años, y el guitarrista Robertico, que fue guitarrista de Santiago Feliu, tiene 28. Y si bien trabajan a partir de legado de las viejas glorias de la trova cubana,  intentan no encasillar las estructuras ni hacer historia todo el tiempo, sino generar un nuevo concepto poético”.

De futbolistas, músicos y un poco de reggetón

En dialogo radial con el programa “Otras voces”, de LT17, Carballea se refirió al presente de la música de la isla caribeña. “En Cuba se dan los músicos como en Argentina los futbolistas. Claro que en Argentina también hay grandes músicos, pero en Cuba eso es muy natural, producto de una gran política de cultura que ha posibilitado el surgimiento de grandes instrumentistas, muchos de ellos desconocidos para el gran público pero que están constantemente de gira por Europa y Estados Unidos. Pero eso se ha deteriorado en los últimos años, a pesar de que Fidel ha dicho que lo primero que hay que salvar es la cultura, hoy hay muchos que no lo han entendido así y se ha generado un daño tremendo”.

 

Respecto a qué opinan del reggetón, un ritmo que ha invadido todo Latinoamérica pero que en el Caribe tiene rasgos de epidemia, comentó que “No tenemos nada en contra del buen reggetón, porque hay del bueno pero también hay del muy malo. Lo que pasa es que en Cuba hay un reggeton y un merengue electrónico insoportable, especialmente en la radio de la mañana, con unos DJs que están matando  a la música cubana.

 

Así, estos neo trovadores regalarán al público posadeño sus canciones de amor contemporáneo, contando algo de lo que sucede en La Habana, desde su particular manera  de repensar la canción cubana, “que de alguna manera implica repensar la nación”,según Carballea, que culminó con un contundente “Cuba le ganó la batalla al imperialismo, ahora resta ganar la batalla cultural, y Polaroid tiene la responsabilidad de cantarle a una Cuba diferente”.



Quizás tambien le interese...