Era tarefero, fue a la universidad y creó dos inventos para el área de la salud

La de Paulo Sergio Fernández es una historia de superación digna de conocerse. Él es oriundo de Campo Grande Misiones. Su niñez y parte de la juventud se dedicó trabajar vendiendo chipas, a la cosecha de té, a la carpintería y luego a la tarefa. A los 25 se decidió terminar sus estudios secundarios, y con ahorros decidió ingresar a la Universidad.

En la Universidad Nacional de Misiones, se recibió de Enfermero Universitario  y en la Universidad de La Plata hizo la licenciatura. Paralelamente, trabajaba. La sensibilidad al tratar con pacientes críticos lo incentivó a inventar elementos para asistir a los pacientes. Dos son sus creaciones más importantes: un Fijador de tubo endotraqueal descartable para pacientes con ARM (Asistencia Respiratoria Mecánica) y un cuantificador de orina que proporciona más comodidad, y evita lesiones y dermatitis.

Los inventos ya están terminados y en el INPI (Instituto Nacional de la Propiedad Intelectual) pasando por las pruebas necesarias para que quede patentado como exclusivamente argentino.

 fernanditoo

Más detalles:

* Cuantificador de Orina:

Es un pañal para niños y adultos que es para uso exclusivo en sanatorios, hospitales y asilos (por ejemplo). Contiene un absorbente que evita que la materia fecal se esparza, de la misma manera, una especie de tubo adelante que envía la orina directamente a una bolsa cuantificadora. De esta manera, evita la dermatitis producida por la orina o la materia fecal. Además, mientras que los pañales comunes requieren varios cambios diarios, este podrá permanecer por mucho más tiempo sin necesidad de cambiarlo ya que no se moja.

Para su fabricación  se usa materiales locales y tiene un bajo costo de producción. “Implica practicidad, ahorro, evita  la dermatitis en el paciente y facilita la toma de muestra al profesional para cuando se requieran ciertos análisis”, señaló Fernández.

En Neonatología  -citó como ejemplo-  el pañal se pesa para calcular los mililitros de orina, con este sistema, directamente la orina estará en la bolsa con la medida exacta y apartada de la materia fecal.

 

* Fijador de tubo endotraqueal descartable

“Es para pacientes con asistencia mecánica respiratoria. La invención permite  la fijación del tubo  en forma práctica, segura y rápida, considerando  también la sujeción de la sonda nasogástrica en el mismo accesorio, facilitando al profesional la aspiración e higiene bucal del paciente. (A los pacientes de esta área se le hace aspiraciones)”, detalló el licenciado.

En comparación con la gasa, precisó, que es lo que se suele usar en pacientes ARM y bebés que pasan por incubadoras, este invento inhibe la proliferación de microorganismos, facilita el trabajo de los profesionales, como así también evita lesiones de la comisura de la boca, que generalmente suele ocasionar la gasa fijada con cinta.

Explicó que la idea del  modelo y diseño surgió debido a la observación y comprobación de las lesiones que se producen al momento de fijar un tubo endotraqueal al paciente con asistencia mecánica respiratoria.

Se realiza con material flexible, y adhesivos  testeados dermatológicamente, permitiendo una óptima fijación del tubo en tiempo y accesibilidad. Tiene un costo muy económico, aseguró.

Sobre este invento explicó, además, que existen algunos, pero vienen de otro país y son de mayor costo y diseño diferente. La novedad es el nuevo diseño producido con materiales más económicos, son descartables y pensados para la practicidad del profesional y fundamentalmente para evitar lesiones y proliferación de microorganismos.


fernanditos 

Probados en pacientes

Todos los inventos pasaron por las pruebas necesarias, con pacientes de sanatorios de La Plata donde se desempeñó Paulo.

El profesional comenzó  sus inventos en un pequeño laboratorio que se armó en su casa. Y realizó las experiencias en pacientes del Hospital San Juan de La Plata, donde trabajó hasta fines del 2014.

Paulo aclaró que una abogada lleva los trámites legales ante el INPI y el asesoramiento de todos los pasos que debió pasar para patentar el invento. El trabajo, con todo lo que implica (máquinas, pruebas, muestras, etc), lo viene realizando desde hace unos 5 años.

 

Más sueños

El sueño de Paulo es aplicar y desarrollar la idea, mejor si en su provincia, pero también, surgió la idea de vender el producto a otro país. Así que recientemente trasladado a Misiones, está viendo qué camino seguir.

Contó que aún no presentó a nadie en particular el proyecto, pero aseguró que si  encuentra la posibilidad concreta le gustaría desarrollarlo y producirlo en Misiones e ir haciendo mejoras  tanto en la máquina que preparó para producirlo, como en los inventos.

Detalló que en varias oportunidades lo usó con sus pacientes, ya que además de trabajar en las áreas de terapia intensiva tenía varios particulares con los que pudo experimentar sus inventos.

Ahora está en su pueblo natal, donde pretende desempeñarse en su profesión y trasladar todo lo aprendido durante estos 14 años de experiencia en sanatorios privados y hospital público platenses.



Quizás tambien le interese...