Gremio foráneo da los últimos pasos para iniciar juicios ejecutivos que condenarían a la desaparición a escuelas privadas de Misiones

Desde la asociación que nuclea a los institutos privados de Misiones advirtieron que siguen llegando a sus entidades asociadas, notificaciones con determinaciones de deuda, el último paso previo para iniciar juicios ejecutivos. La situación alcanza a los 212 institutos de gestión privada de la provincia que desde fines del año pasado son hostigadas por un sindicato de personal no docente sin representación ni afiliados en la tierra colorada. Reclama supuestas deudas por aportes sindicales impagos correspondientes a empleados que el gremio presume que trabajan en dichas escuelas, pero cuya existencia es negada por las entidades educativas.

“Están haciendo todos los pasos administrativos  previos para iniciar un juicio ejecutivo. La determinación de deuda es el último paso para solicitar a un juez de Buenos Aires que se cobre esta supuesta deuda que reclaman. Si esto ocurriera muchos de las escuelas de gestión privada de Misiones tendrían que suspender el servicio, especialmente las más pequeñas, las que brindan educación en zonas rurales, a comunidades aborígenes o a discapacitados”. La declaración corresponde a Luis Bogado, presidente de la asociación de Institutos Privados de Educación de Misiones (Aipem) y se refiere al avance sistemático de los reclamos que impulsa el Sindicato de Obreros y Empleados de la Educación y la Minoridad (Soeme) sobre las 212 escuelas de gestión privada de Misiones.

Para Bogado, el Soeme lleva adelante un “accionar delictivo” que incluye la burda falsificación de documentos, así como excesos y abusos de todo tipo en las atribuciones que le corresponden como sindicato. Explicó que este gremio que no tiene representación ni afiliados en Misiones inició a fines del año pasado una catarata de notificaciones y cartas documento dirigidas a las escuelas privadas, con el inocultable propósito de reclamar judicialmente deudas ilegítimas.

Remarcó que todas las cartas son exactamente iguales, sin importar el tamaño de la escuela ni el lugar en el que funcionan, a todas les reclaman una supuesta deuda por el mismo monto y por el mismo motivo: aportes sindicales impagos correspondientes a trabajadores no docentes que el gremio presume que trabajan en las mencionadas escuelas, pero que, según el director del Aipem, en realidad no existen.

Remarcó además que todo el proceso iniciado por el Soeme se basa en actas apócrifas que dan cuenta de inspecciones que en realidad nunca se realizaron. Explicó que el sindicato aduce que sus inspectores no fueron recibidos en ninguna de las escuelas que visitaron, porque eso los habilita a presumir que en esos lugares hay trabajadores no registrados y reclamar el aporte sindical correspondiente.

Aseguró que en las pocas escuelas que efectivamente visitaron los inspectores del Soeme se les brindó toda la información solicitada y que a todas las demás directamente no fueron. Remarcó que todas las actas están firmadas por el mismo inspector, que en igual fecha afirma haber estado en instituciones de localidades tan distantes como Posadas, Leandro N. Alem, Andresito y Eldorado.

“En la escuela Stella Maris, como en otras, estuvieron un mes atrás pidiendo información. Se les dio todo lo que pidieron, pero igual mandaron una nota diciendo que no se les dejó entrar. Esto constituye actos delictivos, están falseando instrumentos públicos”, afirmó.

JRC EP



Optimization WordPress Plugins & Solutions by W3 EDGE