Nación giró 10 millones para saldar deudas con productores de té

El director de Yerba y Té de la Provincia, José Semeguén, indicó que ya está disponible la segunda remesa enviada por el Gobierno nacional para paliar las dificultades que enfrentó el sector tealero durante la cosecha que finaliza esta semana. Explicó que el dinero no se destinará a levantar más materia prima de los teales, sino a pagar deudas que tienen las cooperativas con productores, la mayoría de los cuales solo cobraron anticipos al momento de la entrega de sus brotes de té.

Desde el ministerio del Agro de la Provincia confirmaron que ya está disponible la segunda de las tres remesas de diez millones de pesos que comprometió la Nación para asistir a productores y pequeños secaderos de té, sector que atraviesa una situación complicada por la baja de los precios internacionales y la suba de los costos internos. El dinero llega a pocos días de la finalización de la cosecha, que según determinó la Coproté se extenderá hasta el viernes, y según indicó José Semeguén, director de Yerba y Té de Misiones, no se utilizará para seguir cosechando, sino para pagar deudas que mantienen cooperativas y pequeños secaderos de té en rama con productores.

Ocurre que ante las dificultades de la industria por vender el té misionero en los mercados externos, los productores no cobraron al contado sino que recibieron una parte del valor de su producto al momento de la entrega y se quedaron con un saldo a favor con fecha de pago màs bien incierta.

Semeguen explicó además que el dinero entregado a las cooperativas y secaderos “es un crédito súper blando, con una tasa del 6% de interés anual. El vencimiento opera a los 180 días,  pero si alguno se atrasa se les dará un plazo para que puedan cumplir”. Con estos fondos, los colonos cobrarían todo lo correspondiente a la materia prima entregada.

La Provincia había solicitado, a la Nación, el apoyo económico con un aporte destinado a financiar la adquisición de materia prima por parte de pequeños y medianos secaderos. A comienzos de año, como no contaban con capital de trabajo, estos establecimientos no recibían la hoja por parte de los productores.

“El gobernador debe definir en qué fecha se va a disponer el reparto del dinero recibido. En este caso va a ser a los secaderos para que abonen sus deudas a los productores, ese el fin del dinero. Nosotros vamos a tener que hacer el recorrido para ver si realmente se cumple con este fin”, explicó el funcionario.

En cuanto al volumen de brote obtenido tras la cosecha, Semeguén estimó que se alcanzará una cantidad similar a la del año pasado y comentó que sobre el final de la zafra se observó una mejoría en la calidad. “A raíz del  paro de algunos secaderos, nos comentaron que ha aumentado la calidad, porque no hay una aglomeración de entrega de brotes de té a los secaderos y con ese motivo están cosechando lo que debe ser siempre el brote con tres o cuatro hojas”, dijo Semeguén. En esa misma línea, afirmó: “estamos insistiendo que tenemos que lograr calidad para poder competir en el mundo”.

Respecto al precio, el funcionario detalló “estuvieron pagando los 90 centavos pero algunos dieron los 50 centavos a cuenta con el compromiso de pagar los noventa apenas pudieran. El problema está en los productores chicos no tienen respaldo financiero propio entonces entregan lo que pueden.”

JRC EP



Quizás tambien le interese...

Optimization WordPress Plugins & Solutions by W3 EDGE