La Celo desoyó objeciones del Gobierno y confirmó la expulsión de su expresidente

El Consejo de Administración de la Cooperativa Eléctrica de Oberá (CELO) acató lo resuelto en la asamblea del miércoles pasado, acto que fue declarado “irregular e ineficaz” por el ministerio de Acción Cooperativa de la Provincia. El punto más importante en dicha asamblea, fue la expulsión del expresidente de la entidad obereña, Carlos Miguez.  Advierten que la eléctrica se expone a sanciones por ignorar lo dispuesto por el organismo de contralor.

El actual Consejo de Administración de la Cooperativa Eléctrica Limitada de Oberá (CELO) volvió a tomar una decisión polémica al acatar el mandato de la asamblea extraordinaria realizada el miércoles pasado, que había sido declarada “irregular e ineficaz” por el ministerio de Acción Cooperativa, debido a que no se había presentado toda la documentación necesaria y en la cual se resolvió la expulsión del expresidente Carlos Miguez.

De la asamblea en cuestión participaron solamente consejeros de la Lista Blanca, que responden a la actual conducción de la CELO, en tanto que los consejeros de la lista verde, se opusieron a su realización.

En este sentido, el consejero Gustavo Mattos, opositor, manifestó que “el Ministerio fue claro, no dijo que la asamblea no se podía hacer, sino que no estaban cumpliendo con requisitos formales, si ellos subsanaban esa cuestión, podían haber realizado la misma sin inconvenientes”.

Además agregó que como no quieren ser sancionados por una desobediencia por el hecho de ser consejeros, los de la Lista Verde, se retiraron de la reunión del consejo, “nosotros nos presentamos a la reunión del Consejo de Administración como siempre, pero al inicio de la misma los miembros de la lista Verde dejamos en claro nuestra postura, señalando una vez más que considerábamos que la asamblea extraordinaria realizada la semana pasada no era valedera porque el propio ministerio de Acción Cooperativa la había declarado irregular e ineficaz”.

Asimismo consideró que lo actuado por el Consejo de Administración expone a la cooperativa al riesgo de sufrir sanciones, porque se incumplió una orden del organismo de contralor, que ahora tiene todas las facultades para sancionar.

“Estamos en posturas encontradas desde la asamblea de diciembre pasado y jamás pudimos tener acuerdos, salvo en la decisión que tomamos en conjunto de mantener el consejo de administración con ocho y no nueve consejeros hasta que se resuelva la situación de Carlos Miguez”, expresó Mattos.

El consejero también explicó que “los miembros de la lista Blanca apelaron la resolución del Ministerio que señalaba que Miguez estuvo mal destituido, por eso hoy, para que se resuelva esta situación resta la definición del Gobernador Maurice Closs”.

FA – JRC



Quizás tambien le interese...

Optimization WordPress Plugins & Solutions by W3 EDGE