Salieron alcoholizados de una fiesta, atropellaron y mataron a un ciclista

La víctima, de 67 años, que volvía a su casa del trabajo, murió anoche a raíz de las heridas. El conductor y 3 amigos, detenidos. Ocurrió en el límite entre San Isidro y Vicente López (Provincia de Buenos Aires).

Otra vez el alcohol al volante terminó en un accidente fatal. Porque un hombre de 67 años, que volvía de trabajar en bicicleta, fue atropellado ayer por la mañana por un auto en el cual iban cuatro jóvenes alcoholizados, en el límite entre San Isidro y Vicente López. El hombre, que había quedado internado con fracturas y politraumatismos varios, murió anoche, según confirmó uno de sus familiares.

Cerca de las 7.30, Manuel Marcelo Maciel volvía en bicicleta a su casa luego de trabajar toda la madrugada como vigilador privado en una garita, cuando fue embestido en Paraná y Castro Barros por un Fiat Uno blanco, que lo arrastró casi media cuadra.

Isaura, hija de Maciel, confirmó que la muerte de su padre fue anoche, minutos después de las 23 y a raíz de las graves heridas que sufrió.

El auto era manejado por un joven de 20 años cuyo test de alcoholemia dio 0,78 (el límite permitido es 0,50), según confirmó el canal TN. Según la versión de varios testigos que estaban en el lugar, en el vehículo iban otros tres jóvenes que también bajaron del vehículo en evidente estado de ebriedad.

El vigilador fue arrastrado cerca de 40 metros con medio cuerpo abajo del auto y, tras ser asistido, primero fue internado en el Hospital Central de San Isidro y más tarde fue derivado por su obra social al Hospital Municipal de Traumatología Dr. Abete, ubicado en el municipio de Islas Malvinas, donde murió.

El conductor declaró ante la Policía que su Fiat Uno fue “tocado por un Peugeot 206 gris que escapó”, lo cual le hizo perder el control del auto y chocar contra una columna de alumbrado. Según su versión, por este golpe se rompió la dirección y terminó atropellando al ciclista. Tanto él como sus tres acompañantes quedaron detenidos en la Comisaría 2° de Martínez.

Los investigadores intentan reconstruir lo que pasó a partir de las filmaciones de las cámaras de seguridad. Por la misma vía buscan determinar si los cuatro jóvenes volvían de una fiesta privada realizada en la zona, de la cual varios autos habrían salido a alta velocidad.

El 22 de marzo, Edgardo Arrigo murió tras ser atropellado mientras circulaba con su bicicleta por la autopista del Oeste -algo que también está prohibido por la ley-, en el partido de Moreno. Fue embestido por una camioneta Ford EcoSport, cuyo conductor tenía 1,28 gramos en sangre y además, manejaba con el registro vencido.



Optimization WordPress Plugins & Solutions by W3 EDGE