Brasileños impulsan la habilitación formal de cruce internacional San Pedro – Paraíso

Consejeros de las 19 prefeituras (municipios) de Santa Catarina solicitan al gobierno central de Brasil que se habilite el centro de frontera en el cruce internacional sobre el río Pepirí Guazú, conocido como Paso Rosales en la frontera entre de Brasil y Argentina.

El Consejo Regional de Desarrollo Social y Económico de Santa Catarina aprobó una moción para solicitar al gobierno central brasileño que intensifique las acciones para la instalación de una aduana para la inspección y la acreditación de vehículos, personas y mercancías a lo largo del Puente Internacional Pepiri-Guaçu, conocido como Paso Rosales en la frontera entre Brasil y Argentina.

El pedido de los consejeros estaduales se aprobó en la reunión mensual del 9 de abril pasado. Allí los consejeros de la zona central del estado de Santa Catarina plantearon su postura de habilitar la aduana para poder facilitar la circulación de personas, vehículos y mercancías. El pedido se dio luego de que el presidente del Estadual del Consejo, Valnir Camilo Scharnoski, hablara con Misiones Online sobre esta realidad que afecta tanto a argentinos, como a brasileños y chilenos que usan esa ruta y deben movilizarse en Brasil de forma ilegal.

Como era de esperar, todos los Consejeros aprobaron el Recurso de Apelación propuesto por el concejal José Cláudio Barp y el presidente Estadual del COnsejo Valnir Camilo Scharnoski en el Parlamento la noche del jueves.

La moción será enviada al Ministro de Hacienda de Brasil, Joaquim Levy, el Superintendente Regional de la Policía Federal Santa Catarina, Eustace Clyton Xavier, el Gobernador del Estado de Santa Catarina, Raimundo Colombo, el Jefe de la Recita Federal, a senadores y diputados del Estado Federal de Santa Catarina.

El texto de la moción responde al siguiente fundamento dado por los Consejeros: “Para que seja agilizado o proceso de CONSTRUÇÃO e INSTALAÇÃO da aduana na BR 282, próximo á ponte internacional, na divisa entre os países do BRASIL e da REPUBLICA ARGENTINA, localizada no Município de PARAÍSO, SC, para facilita o controle e fluxo de pessoas, veículos e mercadorías pelo local”.

El presidente de la Asociación de Consejeros del estado de Santa Catarina,  Valnir “Nini” Camilo Scharnoski, fue contundente al plantear que la demora en la habilitación del centro de frontera sobre el río Pepirí Guazú impide una integración entre argentinos y brasileños. Tanto él como el jefe de gabinete de la Prefeitura (intendencia) de San Miguel do Oeste, Airton Favero, coinciden que es central para el desarrollo de la región que se habilite el centro de frontera como un nuevo puente apto para la circulación de camiones.

Consejeros

El consejero José Cláudio Barp y el presidente Estadual del Consejo Valnir Camilo Scharnoski

 

Para Valnir Scharnoski es necesario “pasar las trabas burocráticas” que impiden la circulación de personas en el centro de frontera San Pedro – Paraíso. Indicó que la estructura del lugar está completa, se cuentan con las instalaciones edilicias para que las autoridades se instalen a hacer los controles.

El consejero explicó que los vecinos y turistas “están imposibilitados por fuerza de ley de tener sus trámites en regla por no poder hacer los trámites aduaneros” del lado brasileño.

 

 

 

La historia del Puente:

La historia de la integración argentina brasileña tiene muchos hitos. El del puente “Paso Rosales” sobre el río Pepirí construido en la década del 90 es épico. Cuenta con una infraestructura para el cruce vehicular pero la falta de controles migratorios del lado brasileño impide su uso legal. Las autoridades municipales brasileñas de esa zona piden por la habilitación del cruce pero la burocracia demora este sueño de integración.

Para llegar al puente por el Paso Rosales hay que tomar la ruta nacional 14 y al llegar a San Pedro se debe tomar la ruta provincial 16 hasta el paraje “7 Estrellas”. Luego se debe seguir por la ruta provincial 27. El trayecto está totalmente asfaltado, las rutas (nacionales y provinciales) son nuevas y cuentan con toda la señalética necesaria. Además el último tramo tiene el plus de recorrer parte de la biosfera de Yabotí en lo mejor de la selva paranaense.

Del lado brasileño los turistas solo siguen camino por la ruta BR 282 hasta San Miguel do Oeste y de ahí avanzan hasta Florianopolis, recorriendo la región central del estado de Santa Catarina.

Este cruce acorta el viaje a las playas brasileñas en casi 300 kilómetros. Además de habilitarse la circulación de mercaderías sería un beneficio para los transportistas que hasta ahora solo tienen un punto para cruzar que es por Bernardo de Irigoyen, cuyo centro de frontera siempre esta atiborrado de camiones.

MCE 1

EP



Quizás tambien le interese...

Optimization WordPress Plugins & Solutions by W3 EDGE