Caso Lucía Maidana: “Esta no es una causa que esté tan lejos de resolverse como se imaginan”, dijo Rivas

La abogada representante de la familia de Lucía Maidana, Roxana Rivas aseguró que la causa por el femicidio de la estudiante de Comunicación no está tan lejos de ser resuelta como se piensa y que sólo falta que la gente que tiene datos declare. “Este crimen no es un misterio, se sabe quién fue, cómo fue y por qué… Si quebramos el cerco de silencio que hay por temor a una respuesta violenta y que las personas digan lo que escucharon y de quién, esto se puede llegar a aclarar”, dijo.

Roxana Rivas, abogada de la familia Maidana. (LT17)

 

Respecto al desarrollo del caso la abogada consideró que lo llamativo de toda la situación es que hay una gran certeza de quiénes son los culpables pero materialmente en la causa judicial cuesta muchísimo conseguir las pruebas contundentes que se necesitan para llegar a una condena o avanzar más en la causa.

Sin embargo remarcó que la causa ha tenido muchos movimientos ya que desde la aparición de las llaves se siguió avanzando en la primera hipótesis del posible responsable. “A lo largo del año hubo muchas medidas judiciales que no trascendieron pero se está avanzando de a poco, porque los datos que se están obteniendo son muy difíciles de conseguir, es muy difícil lograr que los testigos declaren hay un tema de miedos y temores que no podemos quebrar todavía”, señaló.

Consideró también que no es una causa que esté tan lejos de resolverse como se cree y que hay muchas posibilidades que se esclarezca. “Pero esta actividad no depende solo del juzgado ni del la querella sino también del compromiso que asuman los ciudadanos que tienen información y no la están brindando”, aclaró.

En cuanto al proceso que atraviesa la familia de la víctima señaló que está siendo acompañada por un equipo de la Facultad de Humanidades que realiza la contención. “Ellos están quebrados pero no han perdido la esperanza. En un caso como este el duelo recién puede elaborarse cuando la familia puede decir que se resolvió la causa y hay un culpable, y se puede de alguna manera dar vuelta la página y recordar a la víctima de otro lugar. Ahora la tarea de ellos o la situación es la expectativa constante de que surja algún dato, que aparezca un nuevo sospechoso, con toda la angustia que eso significa”, dijo.

Indicó que la querella mantiene la hipótesis de que el principal sospechoso de la causa estuvo involucrado en el crimen pero creen que no es el único que participó y que probablemente intervinieron dos o más personas en el femicidio de Lucía. “A través de los testimonios que se fueron dando fueron apareciendo otros nombres. Por ejemplo durante marzo se extrajeron muestras de ADN de un posible segundo sospechoso y en estos meses vendría el resultado y se podrá descartarlo o no”, señaló.

En ese sentido resaltó: “Este crimen no es un misterio, se sabe quién fue, cómo fue y por qué. Lo que falta es que esas personas aparezcan donde tienen que aparecer y contarlo. Si quebramos el cerco de silencio que hay por temor a una respuesta violenta y que las personas digan lo que escucharon y de quién, esto se puede llegar a aclarar. Por ahora es más fuerte el silencio y no sabemos bien por qué”.

Por último indicó que como querellantes fueron proponiendo distintas medidas para la investigación fruto de las cuales se logró el hallazgo de la llave, la aparición de nuevos testigos y la obtención del nombre de un nuevo sospechoso, posibilidad que hoy está siendo investigada.

 

M.O. (LT17)



Optimization WordPress Plugins & Solutions by W3 EDGE