Un misionero se luce como concertista en los escenarios porteños


Nació en Posadas un 19 de septiembre y hasta los 18 años fue autodidacta en materia musical. Es el nieto músico de Doña Estela Caballero Larramendia y Don Mario Sanguina, a quienes Joselo Schuap les compuso el tema “Almacén de Barrio” que forma parte del disco “Machete y Chamamé”. Su familia se compone de su padre Gustavo Jorge (veterinario), su madre Estela Ivonne (odontóloga) y sus hermanos Mario Eduardo (Contador) y Yasmine Ivonne (estudiante).

Posee una gran amplitud musical y se nutre de varios estilos. De niño, con tan solo 4 años, Iván recitaba de memoria el Poema “Los Gurises” y durante su infancia se nutrió (a través de una de sus tías) de la música de Ramón Ayala, con quien además sostiene una estrecha relación de amistad unida también por el sentimiento de la música de Misiones, pese a las diferencias generacionales que existen entre los dos. En cuanto a la música clásica admira a Claude Debussy entre otros compositores, amante de Villa Lobos y Agustín Barrios. En el tango admira a Carlos Gardel y Astor Pizzola, aunque también escucha a Pedro Infante (actor y cantante mexicano) y José Monge Cruz, más conocido como Camaron de la Isla (cantor flamenco).

En la adolescencia se juntó con unos amigos en Posadas y fundaron la banda de Rock “Sabandijas” que aún sigue vigente liderada por Luciano Enriquez, formación en la que Iván siempre se destacó en la guitarra eléctrica, lugar que dejó vacante en el grupo cuando decidió radicarse en Buenos Aires para comenzar los estudios en el Conservatorio Astor Piazzola.

Arribó a Capital Federal y vivió los primeros tiempos en una casa en la que convivía con jóvenes en su mayoría extranjeros aunque había unos pocos del interior. Instalado en Buenos Aires mantuvo una etapa ligada al Rock cerca del Japo Fleitas (líder de la Corte del Sr Manga y Mr Manga) con quien compuso el tema “Rock de Lucila” que forma parte del EP producido por Marcelo Sobrino grabado en estudios Melopea para Japo Rock. Compuso además cerca de diez temas con un estilo Rock/Pop, a consecuencia de la experiencia con su banda posadeña. Si bien esos temas no fueron editados en un disco, lo muestran en una faceta más comercial de la cual prefirió tomar distancia.

En el 2008 y con 19 años, se consagró ganador como concertista de guitarra clásica en el XXXI Festival Internacional de Folklore de Takuare’e (caña dulce) en Guarambaré (Paraguay), con la obra “La Catedral” de Agustín Barrios. Certamen en el que participaron más de cuarenta guitarristas de la región.

Actualmente, esta estudiando la Licenciatura en Artes Musicales con Orientación en Composición en el Instituto Universitario Nacional de Artes (IUNA) y la especialidad en Guitarra Folklore y Tango en el Conservatorio Superior de Música Manuel De Falla.

Como músico, Iván se define como guitarrista, aunque también toca el piano y la guitarra eléctrica. Su contacto y trabajo con la música es cotidiano. Estudia, compone pero también da clases. Como cantante interpreta temas folklóricos en su mayoría, sobre todo de Ramón Ayala y empezó a hurgar hace un tiempo en el bolero y el tango. Hasta la actualidad tiene siete obras propias que forman parte de su curriculum como compositor, que incluye cuatro preludios (piano), entre ellos “La Catedral del Agua”, tres canciones (piano y voz) y una suite (piano). Además, compuso obras instrumentales para guitarra como “Saltos del Moconá” y la cortina musical para el Demo Reel “Tierra de Otros” del director misionero Elian Guerin (pre-seleccionado para el PREMICA 2011). También hizo un arreglo coral para tres voces del tema “Bailando el Gualambao” de Ramón Ayala y posee obras grabadas como “Cadenza” de Villa Lobos, “El Cosechero”, “Canto al Río Uruguay” y “Abeja Blanca Zumbas”, un poema de Pablo Neruda musicalizado por el maestro Ramón Ayala.

Respecto a lugares donde se presentó en Buenos Aires desde el 2010, hay que citar, la Alianza Francesa, “Sala Hugo del Carril”, Auditorio UOCRA, Teatro IFT, Museo de Bellas Artes “Benito Quinquela Martin”, Universidad de Quilmes y el Centro Cultural Al Escenario ubicado en el barrio de La Boca. Cabe destacar, que la mayoría de sus actuaciones están vinculadas a Ramón Ayala, que no solo le da un espacio y distinguiéndolo como músico, sino que además, es su padrino artístico y este año tienen planificado comenzar a grabar un disco por iniciativa de Iván, tal como lo anunciara el director cinematográfico y fotógrafo, Marcos López, en el Village Recoleta el pasado 11 de abril cuando estrenó la película Ram´pon Ayala en BAFICI.

Por otra parte, siendo aún muy joven y con un talento reconocido por varios artistas, no solo de Misiones con gran importancia musical, Iván fue convocado a participar junto a María Ofelia, Joselo Schuap, Cecilia Pahl y Tonolec de un “Tributo a la Obra de Ramón Ayala” y hace un mes con Florencia Bobadilla homenajearon al maestro por su cumpleaños en un especial conducido por Pedro Patzer en Radio Nacional, oportunidad en la que tocó en vivo “Portuñol”, una obra para guitarra sola de su autoría, en ritmo de Gualambao.

Ivan Elizaincin definido Ramón Ayala

Conocida es la admiración que el maestro Ramón Ayala tiene hacia el trabajo y la dedicación de Iván con la música. Por tal motivo le pedimos que describa a este joven artista misionero y el maestro expuso lo siguiente, al tiempo que recordaba su primer contacto con Iván: “Posadas mostraba sus estrellas y la Sala del Colegio San Patricio, repleta de gente, estaba en una de sus mejores galas. Ya mi guitarra recibía los últimos toques para comenzar el recital, cuando lo vi llegar tímidamente. Me tendió la mano haciéndome presente su admiración y su conocimiento desde niño de pasajes enteros de algunas de mis obras. Me encantó su frescura y entusiasmo por la música de su tierra. Allí comenzó nuestra amistad y mi alegría de comprobar que parte de nuestra juventud no ha perdido el gusto ni el respeto por las voces de su tierra. Nos encontramos al día siguiente, conocí a su familia y luego nos volvimos a ver en Buenos Aires; ya Iván convertido en un estudiante formal del Conservatorio de Música Astor Piazzola y también del IUNA y Manuel de Falla. Le acerqué a su conocimiento el universo musical de Debussy y de otros grandes creadores. Su maestría va en aumento y siendo un estudiante todavía, ya muestra perfiles del músico concertista. Auguro para su porvenir un brillante futuro en la música popular de Misiones y en el ámbito de la música clásica. Nuestra tierra misionera necesita más que nunca de los músicos que la protejan y se proyecten; y que no se queden prisioneros mentalmente de las sonoridades aledañas léase: Paraguay, Brasil, Corrientes y las modas de Europa y Norteamérica”.

Sin dudas, en Iván Elizaincin, Misiones tiene uno de los enormes potenciales artísticos formándose en Buenos Aires, lejos de su familia. El arte requiere como muchas otras profesiones, sacrificio, esfuerzo y entrenamiento; y si todas ellas van acompañas de la sabiduría y el talento, el éxito está prácticamente asegurado.

Por: Bettina Acosta Forster



Quizás tambien le interese...

Optimization WordPress Plugins & Solutions by W3 EDGE