Tragedia de Rancho Quemado: de no mediar imprevistos, Emilio Casals será juzgado mañana

Después de muchas idas y vueltas, mañana lunes, de no mediar ningún imponderable, será juzgado en el Tribunal Federal de Posadas el transportista Emilio Casals, dueño del micro en el que se accidentó en 2009 el contingente del IPS misionero en Rancho Quemado, Brasil. En ese accidente perdieron la vida ocho personas.
Al empresario se lo acusa de haber truchado papeles para que ese colectivo pudiera salir de la Argentina.
Los abuelos volvían de un encuentro de jubilados desde Camb oriú cuando sucedió el despiste del ómnibus de la firma Emilio Viajes.
Los jueces Norma Lampugnani -quien preside el Tribunal-, Manuel Alberto Jesús Moreira y Mario Hachiro Doi son los que juzgarán a Casals. Hay cuatro testigos citados y el debate comenzará a las 8 en la sala de audiencias de Félix de Azara casi Catamarca.
El acusado será asistido por la defensora oficial Susana Beatriz Criado. La profesional asumió la representación del acusado luego de que renunciara René Casals, el letrado particular que iba a defenderlo en el proceso. Precisamente este cambio hizo que el Tribunal decidiera pasar del 19 al 23 de febrero el inicio del juicio.
La causa por las muertes en el despiste es tramitada por la Justicia brasileña. El único imputado que allí tuvo el hecho, el conductor del micro, se suicidó tiempo después del episodio.
La acusación en su contra sostiene que Casals truchó los papeles para que el micro que llevaba al contingente de jubilados pudiera salir de la Argentina.
El exceso de velocidad en una zona sinuosa y supuestas fallas en el colectivo habrían desencadenado el accidente. El vehículo cayó en un barranco de unos 60 metros en el kilómetro 65 de la ruta BR-282, a la altura del paraje Rancho Quemado, estado de Santa Catarina.



Optimization WordPress Plugins & Solutions by W3 EDGE