La beba guaraní que será operada por una cardiopatía tiene dos hermanitos fallecidos

La beba guaraní que espera una operación cardiológica que podría salvarle la vida, tenía dos hermanitos que ya fallecieron. Uno de ellos era un niño de 2 años mayor que ella y la otra su melliza que nació prematura.
Por estas horas Ramonita recibe una batería de medicamentos para combatir las infecciones de su piel y está recibiendo alimentación por sonda debido a su grave estado de desnutrición, ya que va a cumplir 10 meses y pesa tan solo 4,250 kilos. El padre de la beba dijo en Radio Libertad que accedió a la cirugía “porque quiere que su hija crezca”.
La historia que se conoció a través de Misiones On Line conmovió a todos ante el riesgo que corría la vida de una beba, ante la disyuntiva de sus padres que dudaban entre seguir con sus creencias y tratarlas solamente con el Opiguá o acceder a la atención médica blanca.
Los padres de la beba, tras recibir las explicaciones de la médica de San Ignacio Cecilia Piris y el cardiólogo Lisandro Benmaor ya en Posadas, entendieron que lo mejor para su hija era permitir que los médicos la curaran.
Esteban Ocampo, papá de Ramonita dijo “a mi me hablaron los agentes sanitarios y médicos para salvar a nuestra hija. Yo quiero que crezca mi hija”.
Por su parte la médica de San Ignacio contó que le hermano de Estaban, Víctor es el promotor de salud de la aldea Catupirí y fue él quien acercó a la niña al hospital para tratar su afección.
Así se determinó hace unos meses su falencia cardíaca y la posibilidad de la operación. Ante este cuadro sus padres se negaron en principio lo que motivó a la médica a hacer la correspondiente denunca en la comisaría local para resguardar la vida de la niña.
“Sebastián Ocampo es quien trae a la beba porque sus padres no querían tratarla con los médicos ni con medicina tradicional, decían que la bebé se iba a curar. Fue en marzo de 2014 cuando la vi por primera vez en la comunidad en ocasión de la consulta. Además sabíamos que la melliza había fallecido a días de nacer. Se trataba de bebitas prematuras, con bajo peso y su madre no se había realizado ningún control durante el embarazo”, explicó la doctora.
Además contó que la familia tiene antecedentes de un fallecimiento de un nene de casi dos años.
“Hace casi un mes la internamos en Pediatría. Yo me senté y hablé con el papá y al parecer entendió y me agradeció, pero después se negaban a traerla entonces hice la denuncia en la comisaría. El padre finalmente comprendió la gravedad del estado de la nenita. Ella está desnutrida y corre riesgo su vida”, dijo.
Por su parte, el cardiólogo pediátrico Lisandro Bemnaor explicó en Radio Libertad que la nena tiene diagnosticado ductus arterial, una arteria del corazón que no se cerró y está generando problemas.
Así explicó que las operaciones de ductus tienen un pronóstico favorable extraordinario y que de no ser así, el riesgo de mortalidad aumenta. “Nosotros tenemos otra cuestión que es una niña con un cuadro de desnutrición severo con un déficit de más del 40 por ciento. Va a cumplir 10 meses y tiene 4,250 kilos. Esto puede hasta incluso postergar la cirugía que está prevista realizarse el martes 27 de enero en el Instituto Cardiológico de Corrientes”, añadió el médico.
Asimismo indicó que la beba recibe por estas horas para tratar las infecciones en la piel y los gérmenes una batería de fármacos, más la medicación para el corazón.
Bemnaor dijo además que ante el caso hubo un gran esfuerzo de todo un sistema de salud tanto desde la Pediatra de San Ignacio como de los promotores, la Red de Traslados y los ministerios de Salud y Derechos Humanos.
“Hace 30 días la beba estuvo internada y diagnosticada. Así se retira de alta con medicación cardiológica que posteriormente no la recibió. Ayer nos encontramos con este cuadro preocupante y tuvimos que hacer una intervención para frenar el proceso infeccioso y la desnutrición que tiene. De todas maneras el pronóstico es muy bueno. A los padres les hablé, que si bien existen riesgos como en cualquier cirugía, las posibilidades de éxitos son altas y de no hacerlo va a fallecer”.

Esteban Ocampo, padre de Ramonita en Radio Libertad.

Dra. Cecilia Piris, de San Ignacio en Radio República.

Dr. Lisandor Benmaor, Cardiólogo del Hospital de Pediatría en Radio Libertad.



Quizás tambien le interese...

Optimization WordPress Plugins & Solutions by W3 EDGE