Santiago de Liniers, el pueblo que por fin está comunicado

Santiago de Liniers es una pequeña y pintoresca localidad de 5.500 habitantes, ubicada en el departamento de Eldorado, lindante a 9 de Julio. Parece mentira, pero hace menos de una semana, en pleno siglo XXI, sus habitantes por primera vez tienen señal telefónica y un cajero electrónico.

“Para algunos esto puede parecer una pavada, pero para nosotros es mucho, es un gran avance poder mandar un mensaje o hablar por teléfono desde mi casa o sacar plata del cajero a unas cuadras de mi casa, sin tener que ir hasta el centro de Eldorado”, dice un vecino. La alegría es compartida por todos y cada uno de los habitantes de Liniers.

Miguel Moraes, vecino de Santiago de Liniers, señaló que “es muy bueno para el pueblo tener una antena para el teléfono y el cajero, porque podemos usar nuestro celular desde las casas y hasta en la colonia, antes estábamos incomunicados. Ahora es como una nueva etapa para nosotros”.

“El cajero es un beneficio y una comodidad para los vecinos, porque antes teníamos que ir hasta el centro de Eldorado para sacar plata, así es que me parece muy positivo”, agregó.

Celestino coincidió con Miguel y dijo que le pone muy feliz poder comunicarse sin problemas, “yo más que nada me alegro por la buena señal del celular, porque del cajero no saco plata, pero el celular uso mucho. Y la gente que saca plata del cajero están contenta, es una ayuda y confort sin dudas”.

Luis por su parte, dijo que “es muy positivo sacar la plata acá en el kilómetro 29, en vez de ir hasta Eldorado. Es una comodidad que tenemos ahora. Y los chicos más que contentos porque todos usan el celular”.

Elba contó además que “antes teníamos una antenita improvisada arriba de la casa porque sino no agarrábamos señal en el celular, y a veces así y todo no teníamos señal, pero desde que tenemos la antena podemos comunicarnos desde cualquier parte, la verdad que estamos contentos, es un cambio grande para nosotros, porque ahora ves que todos andan con su celular de lo más bien. Y me parece bueno porque hoy en día es algo esencial poder comunicarse”. Y añadió “el cajero es una ayuda para el pueblo, la gente que saca plata de ahí está contenta que al fin tenemos un cajero propio. Vamos avanzando”, dijo entre risas.

En este marco, Cristian, manifestó que “ahora tenemos señal por todos lados, antes teníamos que salir hasta la ruta en ciertos puntos donde había señal, a veces nos encontrábamos varios en el mismo punto de señal porque estábamos esperando un mensaje o una llamada, era terrible la verdad. Y ahora podemos comunicarnos desde nuestras casas. Es una comodidad enorme”.

 

Ahora estamos comunicados

Arnoldo Schönfisch, intendente de Santiago de Liniers, señaló que “antes estábamos incomunicados completamente y gestionamos una antena para tener señal de teléfono, y hoy ya lo tenemos. Ahora estamos comunicados, es todo un avance para Santiago de Liniers”.

Y agregó “también tenemos el cajero automático en el kilómetro 29. El SUM también es una gran ayuda porque allí realizaremos eventos, capacitaciones, reuniones, era un lugar que no teníamos y nos hacía falta”.

Schönfisch destacó “yo no me puedo quejar del gobernador Maurice Closs, es una persona sencilla que te escucha y entiende las necesidades del pueblo. Y cuando te dice que sí, él cumple, a nosotros siempre nos cumplió”.

Además dijo “la gente está contenta y agradecida acá por los nuevos servicios y por las cosas que se están haciendo con apoyo del gobierno provincial, sobre todo”.

En referencia a las obras que se hicieron y se están realizando, el jefe comunal (que anteriormente era carnicero en el pueblo) detalló que “en el kilómetro 36 se está haciendo un playón deportivo y allí se va a hacer un paseo cultural, y además se puso ahí la trifásica. Eso llevó tiempo y salió caro, pero hay que hacer las cosas bien. También hay otro playón deportivo que se está haciendo en el 48, y en el kilómetro 29 se hizo una plaza saludable”.

El intendente contó además que están gestionando empedrados y un camión de recolección de basura.

Desde su humilde casa de madera y con la mirada esperanzada y a la vez alegre, Arnoldo Schönfisch expresó que “yo estoy contento, estamos siempre trabajando, sé que falta mucho todavía, pero de a poco vamos para adelante y eso es lo que todos queremos, un Santiago de Liniers mejor, con comodidades, con servicios, con escuelas, cajeros y todo lo que encontramos en las grandes ciudades. Creo que si todos ponemos nuestro granito de arena y trabajamos para seguir creciendo, lo vamos a hacer sin problemas, con apoyo del gobierno provincial y nacional. Yo sueño que así será”.

.

 



Quizás tambien le interese...

Optimization WordPress Plugins & Solutions by W3 EDGE