Martorell celebró misa en la cárcel de Eldorado

Eldorado (Misiones) (AICA). El obispo de Puerto Iguazú, monseñor Marcelo Martorell, presidió la misa de Navidad junto a los detenidos en el Complejo Penitenciario III de la ciudad de Eldorado, Misiones, de la que participaron internos, autoridades del servicio penitenciario, policía de la Provincia, familiares, autoridades civiles e integrantes de la Pastoral Carcelaria diocesana. El prelado instó a vivir el tiempo de detención como un tiempo para repensar la vida y aguardar con esperanza su reinserción en la sociedad, pensando en los familiares y seres queridos que los esperan.

 

El obispo de Puerto Iguazú, monseñor Marcelo Martorell, presidió la misa de Navidad junto a los detenidos en el Complejo Penitenciario III de la ciudad de Eldorado, Misiones, de la que participaron internos, autoridades del servicio penitenciario, policía de la Provincia, familiares, autoridades civiles e integrantes de la Pastoral Carcelaria diocesana.

Con posterioridad hubo un almuerzo del que participaron autoridades provinciales, tanto del servicio penitenciario como del gobierno de Misiones.

En su homilía, monseñor Martorell le manifestó su cercanía a los internos y los instó a vivir el tiempo de detención como un tiempo para repensar la vida y aguardar con esperanza su reinserción en la sociedad, pensando en los familiares y seres queridos que los esperan.

Asimismo, les recordó que ellos forman parte del Pueblo de Dios, que son hijos de Dios, parte del rebaño de Jesucristo y destinatarios del mensaje de Cristo.

El prelado los invitó también a considerar que Dios ama a sus hijos, a todos, en todo momento y condición. “Creemos en un Dios que no abandona, que siempre está y que nos ama”, subrayó y agregó que la verdadera libertad es “la libertad del espíritu, la que no queda encerrada, sino que libre puede llegar hasta Dios, en quien se puede encontrar la paz interior y el consuelo, si con sinceridad y arrepentimiento se vuelve hacía él”.

Monseñor Martorell rogó por cada una de las familias de los reclusos y pidió a Jesús, nacido en Belén y en el seno de una familia, que les dé esperanza, consuelo y alegría interior hasta el día en que puedan regresar a sus hogares, y exhortó a recordar a la Virgen en la oración, pues Ella “como madre está cerca y conforta como sólo una madre puede hacerlo”.+



Quizás tambien le interese...

Optimization WordPress Plugins & Solutions by W3 EDGE