La falta de magistrados complica el funcionamiento de la Justicia de Eldorado hacia el Norte

La falta de magistrados complica el normal desenvolvimiento del servicio de Justicia en la zona Norte de la provincia. Las señales de alarma se encendieron aún más hace algunos días cuando trascendió que el único juez de Instrucción, Juan Pablo Fernández Rissi, estaría analizando renunciar al cargo, “por razones familiares”, de acuerdo con lo que explicó el entorno del funcionario. Y también ante las versiones de que el titular del Juzgado Civil, Comercial y de Familia de la ciudad de las cataratas, Ricardo Gerometta, se jubilaría.
De momento, ambos apartamientos son solo rumores. Rissi definiría su situación después de la feria judicial de verano, en tanto que Gerometta tiene previsto reintegrarse el 8 de febrero, según confirmaron fuentes judiciales.
Los informantes también indicaron que la cuestión de fondos es la falta de más juzgados, un viejo reclamo de quienes trabajan en la Justicia desde Eldorado hacia el Norte.
Algunos datos sirven para ilustrar cómo se “parchan” los faltantes. El juzgado de Instrucción Dos de Eldorado quedó sin juez titular cuando quien estaba al frente, la magistrada María Teresa Ramos, fue ascendida a camarista y pasó a integrar el Tribunal Penal de esa ciudad. Durante un tiempo, el subrogante fue el titular del Instrucción Uno, Roberto Saldaña. Luego, la tarea recayó en Fernández Rissi, quien subrogó en el juzgado sin juez durante 18 meses. Parte de la semana, Rissi debió movilizarse hasta la Capital del Trabajo para atender las causas que se tramitaban allí.
Una vez que desafectaron al juez penal de Iguazú de la subrogación en Eldorado, le cayó otro trabajo extra: subrogar en el Juzgado Civil, Comercial y de Familia de Iguazú, porque Gerometta se encontraba con licencia médica. Rissi lleva cinco meses atendiendo las causas de esos fueros que no son los suyos.
“Hay muchos juicios parados, laborales de toda la Zona Norte, comerciales, de familia, adopciones y divorcios. Este año no salió casi nada, porque los grandes juicios estaban parados”, apuntaron las fuentes sobre el juzgado de Gerometta.
Hace unos años, Gerometta, a su vez, subrogó durante largos meses el juzgado de Instrucción Tres de Puerto Iguazú, cuando se marchó el magistrado José Pablo Rivero, quien ocupaba ese cargo, para ser parte del Tribunal Penal de Oberá. Ofició de reemplazo hasta la designación de Fernández Rissi, quien luego haría lo mismo: subrogarlo. Como se ve, es una cadena que no parece tener fin.
¿Y quién quedó al frente del juzgado vacante de Eldorado? Volvió a subrogar Saldaña, que lleva seis meses al frente de los dos juzgados de Instrucción eldoradenses.



Optimization WordPress Plugins & Solutions by W3 EDGE