Brasil: un asesino en serie confesó que mató a 42 personas por placer, casi todas mujeres

Fue detenido en Río por el asesinato de una mujer y confesó que había matado a otras 41, la mayoría mujeres. «Cuando no mataba me ponía nervioso», dijo. Y aseguró que no está arrepentido y que volvería a matar.

Un hombre arrestado después de asesinar a una mujer a puñaladas en Nova Iguaçu, ciudad vecina a Río de Janeiro, confesó a la policía brasileña otros 41 homicidios.

Dijo haber matado en los últimos nueve años a 37 mujeres, tres hombres y un niño de dos años, hijo de una de sus víctimas, al que mató para que no llorara y no alertara a los vecinos. No tiene «el menor arrepentimiento» de los crímenes y advirtió de que si algún día sale de la cárcel, volverá a hacer «lo mismo» porque le gusta hacerlo.

La mayor parte de las víctimas fueron asesinadas en la misma región. «Yo las observaba, las estudiaba. Esperaba un mes, a veces una semana, según el lugar. Trataba de saber dónde vivían, cómo era su familia, espiaba su casa y después de un tiempo, buscaba una brecha y entraba», relató Saílson José das Graças al sitio de noticias G1.

Contó que al principio cometía delitos menores como robo de carteras. «Hace 17 años maté a la primera mujer y sentí tanta adrenalina, que continué y me gustó», dijo el criminal.

«Cuando no mataba me ponía nervioso, empezaba a caminar por todos lados dentro de casa, pero cuando mataba me volvía la tranquilidad. Mataba y me podía quedar dos o tres meses pensando en la víctima. Después salía a la caza de nuevo», relató el asesino de un modo escalofriante. «No estoy arrepentido» y «si me paso diez, 15 o 20 años en prisión, cuando salga volveré a hacerlo», concluyó.