Closs: “El desafío es que lleguemos a ritmos excelentes en la construcción”

“Tomo este último año como un enorme desafío, cómo un desafío de demostrar que se puede culminar un mandato con la misma o más fuerza que la que se empezó. Ustedes son en este año que entra una pieza fundamental, porque tenemos gracias a una buena administración, cómo pocas en el país, y como pocos en la historia de esta provincia, los elementos, los recursos, las condiciones, los proyectos, las ideas para llevar adelante un ritmo de obras públicas ejemplar en 2015”, aseguró el mandatario.

“Lo vamos hacer, porque tenemos desde el Estado esa decisión, porque ustedes son empresarios sumamente experimentados, capaces, eficientes, porque además ustedes tienen un personal trabajador que se merece nuestra atención en esto de la generación de empleo. Y porque en definitiva lo que hicimos en estos años es que la construcción vuelva a ser importante en Misiones. Formamos un equipo que puede mostrar enormes resultados que saltan a la vista en cualquier lugar en la provincia y que nos hace sentirnos orgullosos comparados con cualquier otra provincia del país”, expresó.

Closs indicó que las acciones se traducen en más hospitales, espacios públicos, plazas, centros cívicos, escuelas, viviendas, proyectos de servicios públicos, “emprendimientos insignes como pueden ser esta Cruz, el hospital Madariaga, el barrio Itambé Guazú, las autovías, la conexión vial de los pequeños pueblos, de los pueblos de las rutas 14 con la 12”.

“Hemos generado un proceso de transformación en esta provincia en el que ustedes han sido extremadamente importantes. Y en este año el desafío es que lleguemos a ritmos excelentes, por eso les pido, que cada uno avance en las obras, que busque obras. Nosotros tenemos los recursos, la voluntad y por sobre todas las cosas el compromiso de hacer esas obras y culminarlas con los papeles y las deudas en condiciones”, planteó.

“Esto para mi es una enorme preocupación, nos gustaría hacer muchas más obras pero a veces lo que no podemos es avanzar con los tiempos, esos tiempos administrativos que está bien que los tenga el Estado. Por eso le pido a cada uno que avance en sus obras, aquellas que tienen contrato, que tiene la licitación, que las avance con buen ritmo”, pidió.

Closs sostuvo que este tiene que ser un fin de año atípico en términos de la planificación para poder aprovechar el tiempo y a través de la inversión y creación de empleo de la construcción, evitar que Misiones caiga en la recesión en la que entraron varias provincias, con pérdida de empleos y caída del consumo. “Tenemos que llegar a cada una de las soluciones que nos piden los intendentes y los ciudadanos de los 75 municipios”.

“Mi idea, es que en el próximo momento que nos reunamos podamos repasar ocho años de gobierno, podamos decir que han sido exitosos, que ustedes han crecido, que han creado empleo. Me gustaría que en este último año también nos desafiemos a que la construcción como madre de industrias desarrolle un proceso de industrialización en Misiones”, aseguró Closs.

“Podemos seguir haciendo mucho más. Días pasados cuando el presidente de una de las cámaras del país decía que aspiraba al 9 por ciento del PBI en construcción, tanto que no sé si estaba bien o estar mal pero sonó un poco fuerte. Pero la Presidenta inmediatamente le dijo “¿pero con qué elementos, qué producción?”. Esas preguntas también tenemos que hacernos nosotros en Misiones. Tenemos que producir, que industrializar y la construcción ha sido un factor determinante en estos años. Por eso les vuelvo a desafiar para que este año que termina y el próximo que entra, podamos pensar en inversiones industriales vinculadas a la construcción”.
Antes de la conclusión de la cena, Closs indicó que cree que su último año de gestión tendrá un buen ritmo de obra. “Tenemos muchos planes, mucha planificación y tenemos obras que nunca se hubieran pensado. Los números que uno ve en Itaembé Guazú asustan, asustan a los funcionarios nacionales. Pero nos están mandando y tenemos que demostrar capacidad de reacción, tenemos que tener además la capacidad de adaptarnos a las pequeñas obras, a las medianas obras aquellas que nos piden los intendentes”, explicó.

“Nosotros como gobierno y yo como Gobernador, como equipo del primero al último en el rol que le haya tocado estar seguramente pudimos tener muchos aciertos y quizás también muchos errores, cosas hechas y muchas, pero si algo nosotros no entregamos es la sustentabilidad de la Provincia. El hecho de que uno pueda tener un Estado fuerte y podamos tomar decisiones, es básico. De algún lado pueden criticar, agraviar, decir barbaridades, proponer cosas fáciles. Es fácil decir “no, no hay que pagar impuestos, suban los sueldos” pero hay que ver cómo hacen. Si yo les dijera a ustedes en la empresa, por ejemplo, “no, facturen tanto y paguen más”, ustedes me dirían no puedo. Yo tengo la misma situación”, afirmó.

“Durante todos estos años con enorme responsabilidad, desde la salida de la convertibilidad, primero Carlos Rovira, después yo, cuidamos la sustentabilidad del Estado misionero. Un Estado fuerte, un Estado que va a invertir en obras, a valores actualizados, recursos provinciales por cerca de 15.000 millones de pesos. Hubo que juntarlos, hubo que administrarlos, hubo que cuidarlos, hubo que priorizarlos y hubo que aguantar incluso espacios de debate y de discusión donde parecía que detrás de la obra pública estaba el mismísimo demonio”, recordó.

“Pero estábamos convencidos que era fundamental y tuvimos que tomar decisiones financieras y tributarias. Distintas decisiones que no fueron simpáticas y tuvimos que bancarnos presiones y hoy podemos decir que tenemos los recursos mes a mes y tenemos recursos también como para poder desarrollar un último año de gestión, que no solamente tiene que ver con la obra pública, sino con el aparato productivo”, enumeró.

“Acá hay cambios de ciclos que son inexorables, la Presidenta se va, yo me voy a ir de la Gobernación y está bien que así sea porque termina un ciclo constitucional que no permite dos reelecciones. Pero hay modelos que hay que cuidar, visiones que hay que cuidar, estilos de gestión, hay criterios que hay que cuidar”, planteó.

“En estos años funcionaron las instituciones, la división de los poderes, generamos empleo, mejoramos salarios, implementamos políticas sociales, mejoramos la inclusión en las escuelas secundarias, en escuelas primarias, en los jardines de infantes. Ya el año pasado tuvimos mortalidad infantil de un dígito y este año la volvimos a bajar. Todas estas cosas hicimos. Algunas veces no hemos sido simpáticos, algunas veces habremos tomado decisiones que le habrán parecido no muy populares pero eran las necesarias”, indicó.

“Al momento de gobernar uno tiene que tener la capacidad de decir que sí, que no y de hay veces que hay que tener la capacidad de no decir nada. El problema son aquellos que siempre dicen lo que quiere escuchar el que está en frente. Y esos son los tipos que se estancan.
Este proyecto de la Renovación, ha demostrado mucha coherencia en estos años de gobierno. Nadie puede dudar que Misiones es una provincia distinta. Es una provincia ordenada, entre las ocho que no están pasando fin de año viendo como levantan la deuda que hicieron el año pasado. Nadie puede dudar que aquel que viene a nuestra provincia la ve cambiada.
Y esas cosas necesitan estabilidad. Se lo dije en momentos electorales, se lo dije en momentos no electorales y les digo en este momento donde claramente yo entro en el final de un ciclo”, analizó el mandatario.

“Pero les hablo con la misma responsabilidad, la misma dedicación, el mismo compromiso como lo hice el primer día. Y les digo en serio que confío en ustedes porque desde el primer día entendí que ustedes eran aliados fundamentales para hacer que esta provincia crezca más y crezca en paz”, culminó.



Quizás tambien le interese...

Optimization WordPress Plugins & Solutions by W3 EDGE