Alto Paraná reconoció el derecho de Misiones de cobrar por el uso del agua.

Alto Paraná reconoció la potestad de Misiones sobre el uso del agua

Después de intensos siete meses de tironeos jurídicos, Alto Paraná, la empresa chilena del grupo Arauco admitió pagar por el agua que consume en sus plantas de fabricación de pasta celulósica y se convirtió así en la segunda gran empresa del rubro que reconoce la potestad de la Provincia sobre el uso de los recursos naturales.
El acuerdo fue firmado en las últimas horas con Aguas Misioneras Sociedad del Estado e involucra al uso y captación de agua de APSA en las zonas de explotación de las plantas industriales.
El contrato es similar al firmado con Papel Misionero y tiene vigencia desde el 1 de septiembre de este año. El monto final del pago será, sin embargo, más alto que la otra celulósica, ya que el consumo también es mayor. En total, el grupo chileno terminará pagando 6.300.000 pesos al año en un plan de cuotas progresivo.
Papel Misionero, en cambio, abonará tres millones de pesos al año, aunque en la misma línea que Alto Paraná, la tarifa será actualizada cada seis meses.
El contrato establece ajustes semestrales de acuerdo a una polinómica que incorpora datos del ritmo económico con los datos del Indec y el valor dólar de forma tal de mantener en el tiempo los valores convenidos. Se trata de acuerdos especiales fundados en los grandes volúmenes de captación.
Los pagos se harán de manera progresiva para que la empresa ajuste su presupuesto incluyendo, como lo hace en Chile, al agua como un insumo necesario para su producción.
Desde 2012 incorpora al recurso natural como un activo “intangible” (un recurso controlado por la entidad del que pudo y puede obtener beneficios tangibles) valuado en 5.114.000 dólares (5.4 millones a valores actuales).
Concretamente, se comienza pagando cuotas que implican un 30 por ciento del valor final hasta llegar en el quinto año a la cifra indicada, pero actualizada. Por lo que la cifra final será superior a los 6,3 millones pactados.
“El trabajoso acuerdo alcanzado con Alto Paraná es un espaldarazo a la decisión de la Provincia a cobrar por el uso del agua a empresas e industrias que la tienen como un insumo habitual”, explicó Jorge Galeano, presidente de Amse, quien encabezó las negociaciones con los estudios jurídicos de Alto Paraná.
El hecho de que dos de las principales firmas reconozcan el derecho sobre las aguas superficiales, como el río Paraná, es un paso trascendente que ratifica el rumbo adoptado por la Provincia.
Incluso, abre la puerta para nuevas negociaciones como los derechos sobre el uso del agua en el río Iguazú, actualmente en disputa en la Corte Suprema de Justicia por un amparo presentado por la Administración Nacional de Parques Nacionales.

Liderazgo en la defensa del agua

Jorge Galeano, presidente de Aguas Misioneras Sociedad de Estado, indicó que las negociaciones seguirán con otras firmas que utilicen el agua como insumo.
“El camino elegido es largo pero provechoso y pienso que en pocos años habremos terminado de incorporar a todas las actividades industriales y comerciales. Cuando todas las actividades económicas que usan nuestra agua la paguen, el beneficio para Misiones será muy grande”, indicó.
Misiones marca un liderazgo en la defensa de los recursos naturales que son explotados por las industrias.
Hasta ahora, el concepto era aplicado casi en soledad por las provincias que tienen petróleo bajo su territorio, pero no por el uso del agua. Vencida la resistencia de las empresas más grandes, la lógica es que todas reconozcan el valor del recurso agua.



Quizás tambien le interese...

Optimization WordPress Plugins & Solutions by W3 EDGE