Golpeador preso: Simón será indagado mañana en Posadas

La trascendencia pública que tomó la difusión del video en el que Carlos Simón golpea a su ex esposa Nancy Chamula, disparó todas las alarmas y obligó a la Justicia a tomar medidas inmediatas: la Policía lo detuvo anoche en una estación de servicio de San Ignacio cuando pretendía refugiarse en la casa de unos familiares. Ante la evidencia de los golpes propinados, que fueron sacados a la luz por este diario y replicados por canales de televisión de todo el país, el juez Carlos Giménez ordenó la inmediata detención del empresario quien fue denunciado por haber propinado otra golpiza a la mujer el último domingo, en un episodio que habría incluido amenazas con un arma de fuego.
El hombre será indagado mañana en Posadas. La diligencia se concretará una vez que la Policía remita al juzgado de Instrucción Siete las actuaciones del caso, que por ahora están caratuladas como “lesiones y amenazas”. Luego el magistrado decidirá si lo mantiene entre rejas.

Nancy Chamula se animó a denunciar públicamente las agresiones.

Nancy Chamula se animó a denunciar públicamente las agresiones.

La agresión fue constatada por la misma Policía, que confirmó en un parte que Chamula presentaba “traumatismo de cráneo y facial con excoriaciones varias y un tiempo de curación estimado en 21 días” después de la agresión sufrida en inmediaciones del club del Río en San Ignacio.
Después de amenazar a través de su abogado con un feroz contraataque, Simón se vio cercado por la Policía que comenzó a buscarlo en la tarde de ayer y fue capturado anoche por una patrulla que lo identificó en una estación de servicio de San Ignacio, donde pasó la noche en una celda para ser trasladado a Posadas para prestar declaración.
Martín Moreira, abogado de Carlos Simon dijo a los medios que su defendido se presentó espontáneamente en la comisaría de San Ignacio al conocer que el juez Gimenez libró una orden de detención en su contra. Sin embargo, la Policía desmintió su versión y confirmó que fue detenido a las 22.30 cuando pretendía refugiarse en casa de familiares. Circulaba en una camioneta Toyota acompañado por su hermano.
El letrado expresó que hoy por la mañana se presentará en las oficinas del Juez que instruye en esta nueva causa para conocer el estado de la misma y adelantó a Misiones On Line que presentará un pedido de excarcelación para su defendido quien pasó la noche detenido en San Ignacio.
En paralelo, el Superior Tribunal de Justicia ordenó una serie de medidas que incluye la revisión de toda la actuación judicial por la presunta mora en ponerle punto final a las agresiones, ya que Simón tiene acumuladas tres causas por agresiones y amenazas y nunca y el juez Horacio Alarcón no habría actuado con la celeridad necesaria. El magistrado podría recibir sanciones si se comprueba que no actuó como debía para preservar la seguridad de la mujer.
El calvario de la mujer se inició, según contó, apenas se casaron, hace 18 años. Hace tres años que están divorciados, pero las agresiones fueron constantes. Por eso, cansada de tantas agresiones, incluida la del domingo, hizo público el video de una de las agresiones a través de su cuenta de Youtube. La repercusión del caso fue tanta que todos los medios del país lo reprodujeron.
“Yo ahora tengo miedo, pero lo hice para que la gente vea cómo es él porque sino nadie lo cree”, señaló la mujer. “Yo no sé si quiero que esté preso, lo que sí sé es que no quiero morirme”, fue su dramático testimonio entrevistada por Radio Libertad.

Por una palabra

Según relató, el último hecho violento del que fue víctima ocurrió el fin de semana en San Ignacio donde fue a pasar el día con sus hijos y unos amigos. “Después de lo que me hizo fui a la comisaría de San Ignacio a hacer la denuncia por amenazas y lesiones pero la oficial que estaba a cargo me dijo que era mejor que yo hiciera la denuncia en Oberá por las causas que ya tenía Simon allá. Yo insistí y me tomó una denuncia por amenazas de muerte y no por lesiones, en el momento no me di cuenta por los nervios. Incluso no quería decir que me había apuntado con un arma porque yo no le sabía decir qué arma era pero lo tuvo que incluir porque insistí. No me constataron las lesiones y les dije que tenía miedo de volver en la ruta por si él me estaba esperando y me dijeron: ‘y bueno señora’…”, contó.

Carlos Simón, el empresario acusado de la feroz agresión.

Carlos Simón, el empresario acusado de la feroz agresión.

Por otra parte aclaró que el divorcio ya está hecho y que lo único que “está dando vueltas” es la cuota de alimentos fijada por el juez en dos mil pesos que el hombre nunca pagó.
En cuanto a qué fue lo que la hizo salir de la situación en la que vivía explicó: “Uno siempre sabe que eso está mal, pero a veces es difícil tomar la decisión. Yo comencé a hacer terapia, eso me ayudó mucho. Y uno va tomando conciencia, viendo que mis hijos están creciendo, en ese momento mi hija tenía 15 y no quería que ella piense que eso era normal. Yo también vengo de una familia donde mi padre era golpeador, y creí que era normal en algún momento, pero no quiero esto para mis hijos, en mi casa no tenía cámaras de seguridad, pero en el video que después publiqué yo me ví en esa situación y me impresionó”.
Finalmente contó que cuando todavía estaba casada era moneda común que todos estén pasando un buen momento y “por una palabra que no le gustaba”, se desataba la ira. “Una vez me pegó delante de la policía, pero nadie hizo nada”.



Quizás tambien le interese...

Optimization WordPress Plugins & Solutions by W3 EDGE