Lesa humanidad: piden la captura del periodista Carlos Carvallo de FM Show, radio vinculada al grupo Clarín

El co-conductor de FM Show, -emisora asociada a Radio Mitre-, Carlos Carvallo, tiene una orden de detención del juez federal de Entre Ríos, Leandro Ríos, por su participación en grupos de tareas que se desempeñaban en Paraná para la detención ilegal y tortura de personas, durante la dictadura cívico-militar. Sorpresivamente el martes dejó su lugar de trabajo en los últimos días para realizar un “viaje”.
Carvallo actualmente se desempeña en FM Show, cuya cara visible es Alfredo Abrazián, quien también está en la mira judicial por sus vínculos con el mexicano Gregorio Sánchez Martínez, investigado por presunto lavado de dinero y narcotráfico, quien alquiló la casa del locutor durante su estadía en Posadas. El mexicano estuvo preso por presuntos vínculos con el narcotráfico.
El juez Ríos, que tiene a su cargo varias causas por delitos de lesa humanidad, investiga el grado de participación que tiene el periodista que actualmente se desempeña en FM Show, la radio de Alfredo Abrazián.
El exhorto FPO 8001-14 que ordena la captura de Carvallo fue recibido en Misiones por la jueza federal de Oberá, María Verónica Skanata y desde entonces se ordenó su búsqueda, sin éxito hasta el momento, aunque fue allanada su vivienda.
Alfredo Hoffman, periodista del diario Uno de Paraná, reveló que en 2012, Carlos Carvallo fue mencionado en la causa por entonces a cargo del juez Gustavo Zonis. Por ese entonces, los fiscales Mario Silva y José Ignacio Candioti habían solicitado una serie de informes respecto de Carvallo, aunque no llegó a formalizarse una imputación en su contra.
A fines de 2012 asumió el juez Ríos que se hizo cargo de la causa Área Paraná. La causa tiene ocho imputados, 52 víctimas y cinco desaparecidos, de los cuales uno fue identificado. Con nuevos datos, el juez ordenó la detención de Carvallo.

Carlos Carvallo es uno de los conductores del Show de los Impactos, junto a Alfredo Abrazián.

En desgracia. Carlos Carvallo es buscado por delitos de lesa humanidad y a Alfredo Abrazián fue vinculado con un narco mexicano.

El juez federal de Entre Ríos Leandro Ríos, instruye en la causa de lesa humanidad Área Paraná, en la que se investigan los secuestros de 52 personas y la desaparición de otras cinco.  carvallo1.jpg

Los nuevos testimonios complicaron la situación del locutor. Una víctima, Manuel Ramat, lo identificó no solo como “espía”, como estaba registrado en el Batallón 601, sino directamente como torturador.
“A él lo denuncié muchas veces porque me torturó y me dijo que desde el ‘75 estaban recibiendo instrucción sobre cómo torturar. Creo que Carvallo debería estar entre los imputados”, declaró Ramat en el juicio.
Ramat contó que en junio de 1976, fue asesinado su hermano Raúl en Campana. A los dos o tres días allanaron su casa en Paraná, en presencia de su familia, incluida su hija de 4 meses.
Uno de los miembros de la patota era Carvallo, identificado como oficial de la Policía de Entre Ríos, quien luego lo torturaría y que ahora –dijo– “vive en Formosa o Misiones y trabaja de locutor”.
El juez sumó el testimonio de Ramat a las sospechas ya expresadas por la fiscalía en la causa madre y por eso ordenó su detención.
Fuentes de la Fiscalía indicaron que en 2012 se encontraron varios elementos que vinculaban a Carvallo con los tormentos infligidos en la comisaría El Brete, por lo que se solicitaron medidas para corroborar su participación. En ese momento, el juez entendió que no eran suficientes, por lo no fue incluido en la causa.
“Pero ahora con los nuevos elementos aportados por Ramat, que lo sindica directamente, el juez Ríos entendió que la hipótesis se reforzaba, para pedir su detención por la supuesta participación en secuestros y tormentos”, precisó una fuente judicial de Entre Ríos.

Ausencia sin aviso

Además de abandonar el programa de radio, a Carvallo, en el barrio de Garupá, donde reside y tiene una librería, dejaron de verlo en los últimos días.
Carvallo aparece mencionado en el listado de informantes del Batallón 601 durante la última dictadura cívico militar.
La causa iniciada por la secretaría de Derechos Humanos de la Nación, pretende establecer el vínculo de Carvallo con algunos delitos que se investigan.
El juez federal de Entre Ríos Leandro Ríos, instruye en la causa de lesa humanidad Área Paraná, en la que se investigan los secuestros de 52 personas y la desaparición de otras cinco.
Carvallo aparece en un listado del Batallón 601 como “Agente de Reunión” y “personal de civil de Inteligencia que prestó servicios entre 1976 y 1983”. Un agente de reunión es alguien que se infiltraba en sindicatos, universidades y organizaciones políticas y sociales para recabar información que luego transmitía a los militares.
En el documento del Archivo Nacional de la Memoria figura con el nombre de Carlos Luis Gómez Carvallo y se indica que dependía de Santa Fe.
Además habría sido policía en Entre Ríos desde antes de 1976. Sin embargo, en el ministerio de Derechos Humanos de Misiones, recibieron información de que también habría “trabajado” en la provincia, ya que llegó a Oberá en 1979.
Cuando se conocieron los primeros datos, en 2012, Misiones On Line se comunicó con Carvallo para conocer su versión.
“No tengo nada que ocultar ni responder”, había dicho el locutor del Show de los Impactos, radio del cuñado de Domingo Cavallo, el ex ministro de Economía que también fue funcionario en la última dictadura. Pero otras fuentes consultadas señalaron que el propio Carvallo les admitió su participación en la represión ilegal, aunque por “obligación”, argumento que fue desestimado por la propia Corte Suprema de Justicia, cuando declaró inconstitucionales a las leyes de Obediencia Debida y Punto Final.
En la nómina de personal civil del Batallón de Inteligencia, Carvallo figura en el orden 2034 de la Foja N° 38, correspondiente al Área 212, Destacamento de Inteligencia 122, con jurisdicción en la provincia de Santa Fe.



Quizás tambien le interese...

Optimization WordPress Plugins & Solutions by W3 EDGE